Connect with us

Internacional

El papa Francisco pidió que se priorice la vida y no el dinero

Publicado

on

El Sumo Pontífice solicitó a los gobernantes y científicos que siempre estén “a favor del pueblo” en el marco de la pandemia por coronavirus.

El papa Francisco pidió que científicos y gobernantes estén “siempre en favor del pueblo” con las decisiones que toman en el marco de la búsqueda de una solución a la pandemia de coronavirus y, en ese marco, exhortó a priorizar la vida y no “el dios dinero”

“Oremos hoy por los gobernantes, los científicos, los políticos, que han comenzado a estudiar el camino de salida, la post-pandemia, este después que ya ha comenzado”, dijo el pontífice durante la misa que encabezó en su residencia de Casa Santa Marta del Vaticano.

“Para que encuentren el camino correcto, siempre en favor de la gente, siempre en favor del pueblo”, agregó Jorge Bergoglio.

Durante la homilía, el Papa planteó que “incluso hoy, ante el próximo, esperemos que pronto, próximo fin de esta pandemia, hay la misma opción: o nuestra apuesta será por la vida, por la resurrección del pueblo o será por el dios dinero”.

Así, pidió que no se deba “volver a la tumba del hambre, la esclavitud, las guerras, las fábricas de armas, los niños sin educación… ahí está la tumba”.

Total Page Visits: 43 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

Coronavirus en el Reino Unido: sube la curva y podría haber botón rojo

Publicado

on

Por

El país llegaría a 50 mil casos diarios a mediados de octubre

El gobierno británico tiene el botón rojo del confinamiento total a mano. En un sombrío mensaje televisado a la nación esta mañana, las dos máximas autoridades sanitarias advirtieron que si seguían con la actual curva de contagios el país tendría 50 mil nuevos casos diarios a mediados de octubre y unas 200 muertes por día en noviembre. “El número de muertes por Covid puede aumentar en una curva exponencial que nos lleve de pequeños números a números muy grandes. En los próximos seis meses tenemos que estar preparados para enfrentar significativas restricciones”, alertó Chris Witty, el jefe de asesores médicos del gobierno.

El cambio de tono de un gobierno siempre inclinado al optimismo fácil suena a un alarmado volantazo frente a una pandemia que no tolera la improvisación. El viernes el primer ministro Boris Johnson dijo que la segunda ola del Covid-19 ya había comenzado. El domingo su ministro de salud, Matt Hancock, habló de una encrucijada y señaló que las restricciones podrían extenderse en los próximos días a la capital, Londres. “Si todos respetamos las reglas podemos evitar un confinamiento nacional. Pero si esto no sucede, tenemos que estar preparados a hacer lo que sea necesario”, dijo Hancock.

Las reglas sociales a las que se refiere Hancock se pusieron en marcha el lunes pasado – prohibición de reuniones de más de seis dentro o fuera de la casa, endurecimiento de las multas – y resultaron rápidamente sobrepasadas por los acontecimientos. El nivel de infección diaria viene duplicándose semanalmente desde principios de mes. En muchas zonas del país la famosa Tasa R (intensidad de contagio) ha superado con creces los umbrales de seguridad.

El gobierno ha comenzado a ajustar las tuercas. Esta medianoche más de 13 millones de personas en el norte de Inglaterra y zonas de Escocia y Gales, una quinta parte de la población, estarán bajo una cuarentena parcial con toques de queda y nuevas reglas para la interacción social.

Nuevas reglas

Las nuevas reglas afectan a las grandes ciudades del norte británico – Liverpool, Manchester, Glasgow, Leicester – y a algunas de las Midlands como Birmingham y Wolvershampton. Cada autoridad local tiene un margen de autonomía sobre las restricciones. En la mayoría de las localidades se prohíbe la socialización con gente ajena a la vivienda, se recomienda limitar el viaje en transporte público a los servicios esenciales y se establece el cierre a las 10 de la noche para lugares de esparcimiento – pubs, restaurantes, cines.

Estas restricciones serán un posible modelo para lo que se anuncie esta semana en Londres.

A principios de la semana pasada el temor era que la capital estuviera a dos semanas de los índices de reproducción del virus que se registran en el norte. El viernes las proyecciones de los epidemiólogos eran mucho más alarmantes: Londres está a solo dos o tres días de alcanzar esos niveles de contagio.

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, tiene una cumbre con líderes de la ciudad en el curso de este lunes. El alcalde está considerando la posibilidad de recomendar que los que puedan trabajar desde casa lo hagan, un virtual regreso a los primeros meses de la pandemia.

Un cambio de este tenor sería un mensaje oficial contundente. Desde que en mayo se decidió avanzar por un camino de continuo relajamiento de la cuarentena, el gobierno conservador, con Boris Johnson a la cabeza, alentó a los británicos a regresar a su lugar de trabajo. En un intento de estimular el consumo el ministerio de finanzas lanzó su “eat out help out” (salga a cenar y ayude), un sistema de almuerzos y cenas subsidiados para apuntalar financieramente a los restaurantes.

El transitorio éxito económico de este sistema ha tenido un correlato sanitario: mayor exposición. Más impactante aún fue la decisión de abrir la escuela primaria y secundaria a principios de septiembre. Según el ente oficial de estadísticas británico, la ONS, ha habido mayores contagios a todas las edades, desde los niños a los padres y los grupos de riesgo.

Opción Nuclear

El primer ministro señaló que el confinamiento total es la “opción nuclear”: última instancia, botón rojo, que Johnson buscará evitar por todos los medios. En el nuevo vocabulario que ha traído la pandemia ahora se habla de un “circuit breaker”, mini confinamientos de dos semanas, que neutralicen transitoriamente el virus “rompiendo o interrumpiendo” el “circuito social” de los contagios.

En las grandes ciudades ven este futuro inmediato con pesimismo. Uno de los negocios más exitosos de Soho – centro del centro de Londres – es una peluquería vanguardista, “Blade Hair Clubbing”, que prosperó antes de la pandemia con el concepto de mezclar el corte de pelo y la actividad de una discoteca. “No sé si podremos sobrevivir otro confinamiento. Si esto sigue así muchos negocios de la zona van a cerrar”, dijo este fin de semana la dueña Julia Despot-Olofsson al matutino “The Guardian”.

Uno de los arquitectos del confinamiento en marzo, el epidemiólogo Neil Ferguson, del Imperial College, señaló que no hay muchas alternativas debido al imprudente relajamiento de los controles en el verano. “Hoy ya tenemos los niveles de infección que había a fines de febrero. Si no hacemos nada, en las próximas dos o cuatro semanas, llegaremos a los niveles de marzo con más muertes y más gente hospitalizada”, dijo Ferguson.

La mayoría de los más de 40 mil muertos oficiales por coronavirus ocurrieron precisamente entre marzo y mayo. Este escenario tan a la vista como el inminente invierno es el infierno más temido por los epidemiólogos y el gobierno.

Total Page Visits: 43 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Internacional

Dos expertos en explosivos murieron al tratar de desminar munición de la Segunda Guerra Mundial en las Islas Salomón

Publicado

on

Por

El accidente se produjo el domingo en Honiara, la capital de este archipiélago en el océano Pacífico, y las dos personas fallecieron tras ser trasladadas al hospital

Dos expertos en desminado, un británico y un australiano, murieron en la explosión de munición de la Segunda Guerra Mundial que estaban tratando de neutralizar en las Islas Salomón, anunciaron este lunes las autoridades

El accidente se produjo el domingo en Honiara, la capital de este archipiélago en el océano Pacífico, y las dos personas fallecieron tras ser trasladadas al hospital, según la policía local.

La organización benéfica Norwegian People’s Aid (NPA), que dispone de una base de datos sobre municiones sin detonar en las Islas Salomón, confirmó que dos de sus trabajadores murieron: el británico Stephen “Luke” Atkinson y el australiano Trent Lee.

Soldados japoneses con uniformes blancos y gorras de vestir posan detrás de una ametralladora pesada en una foto sin fecha capturada por los Marines de los Estados Unidos durante la Batalla de Guadalcanal de la Segunda Guerra Mundial en las Islas Salomón en febrero de 1943.  U.S. Navy/Handout via REUTERS/File Photo   Soldados japoneses con uniformes blancos y gorras de vestir posan detrás de una ametralladora pesada en una foto sin fecha capturada por los Marines de los Estados Unidos durante la Batalla de Guadalcanal de la Segunda Guerra Mundial en las Islas Salomón en febrero de 1943. U.S. Navy/Handout via REUTERS/File Photo

La NPA precisó que sus actividades en las Islas Salomón se suspenden temporalmente durante la investigación sobre esta explosión “devastadora”.

El archipiélago fue escenario de intensos combates entre las fuerzas aliadas y japonesas durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando terminó el conflicto, en el territorio quedó una gran cantidad de obuses, minas terrestres y otras municiones.

Marines de los Estados Unidos emplazamientos de armas de campaña capturados en las primeras etapas de la Batalla de Guadalcanal de la Segunda Guerra Mundial, en las Islas Salomón en 1942  U.S. Navy/Handout via REUTERS/File Photo   Marines de los Estados Unidos emplazamientos de armas de campaña capturados en las primeras etapas de la Batalla de Guadalcanal de la Segunda Guerra Mundial, en las Islas Salomón en 1942 U.S. Navy/Handout via REUTERS/File Photo

“Las municiones del conflicto siguen matando o hiriendo gravemente a la población local y se usan para prácticas de pesca destructivas”, asegura la NPA.

Las armas explosivas se encuentran a menudo en las obras de construcción de la ciudad, los arrecifes de coral, las granjas, los bosques y los jardines del extrarradio donde los niños las encuentran y, a veces, juegan con ellas”, agrega.

Total Page Visits: 43 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Internacional

Se quema el Brasil de Bolsonaro y de sus socios del agronegocio

Publicado

on

Por

El gobierno congeló el Fondo del Clima, recortó el presupuesto para equipo de brigadistas y suprimió casi por completo el cobro de multas a los responsables de los delitos ambientales.

Arde el Brasil de Bolsonaro. Los incendios seguramente intencionales que están devastando a la Amazonia y al Pantanal alcanzaron proporciones extremas en los últimos días extendiendo sus consecuencias a las grandes capitales del país. Este fin de semana el cielo de San Pablo, en el sudeste, quedó ennegrecido por la humareda originada a miles de kilómetros de allí. Los metereólogos de la empresa Climatempo no descartan que una lluvia negra se abata sobre San Pablo y Río de Janeiro este lunes.

El frío y el cielo plomizo de este domingo dejaron desiertas a las playas del litoral paulista contrastando con el gentío observado en el caluroso fin de semana anterior. En el Pantanal las llamas alcanzaron alturas equivalentes a un edificio de 4 o 5 pisos avanzando a una velocidad considerable frente a brigadistas mal equipados – apoyados por los lugareños con baldes y palas – debido al recorte presupuestario dispuesto por el gobierno como parte de una política de Estado que también se suprimió casi por completo el cobro de multas a los responsables de los delitos ambientales.

El Partido de los Trabajadores y otras fuerzas políticas denunciaron ante la justicia el congelamiento del Fondo del Clima, creado en 2009 por el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, destinado a combatir la deforestación y a dotar de instrumentos a los organismos de control y punición.

Jair Bolsonaro cumplió a pie juntillas su promesa de campaña electoral cuando insistió en que “vamos a acabar con la industria de la multa contra los productores”.

Vale decir, anunció que habría de aplicar – y lo hizo- un plan de impunidad para los agricultores, ganaderos, madereros y explotadores de minerales que se establecieran en áreas de preservación ecológica y en las reservas de los pueblos originarios los cuales este gobierno desprecia y ataca, al igual que lo hace con el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra y los curas vinculados al Consejo Indigenista Misionario.

“El fuego atravesó el río”

Miembros del pueblo originario Bororó residentes en la reserva Tereza Cristina, en el Pantanal, se encontraban pescando a la vera del río San Lorenzo cuando vieron aproximarse un remolino de humo, ramas y troncos incandescentes que literalmente atravesó las aguas.

“Los ancianos nos habían dicho que el fuego no iba a entrar a nuestra aldea porque el río serviría de barrera, pero de repente el fuego pasó y llegó hasta la comunidad, el fuego acabó con todo”, describe Lucio Kogue, presidente de la Asociación Indígena Bororó Tugo Baigare. Según el relato de los patricarcas de la reserva no se recuerdan incendios de tal magnitud ni de que un torbellino haya pasado por sobre el lecho de un río respetable, como es el San Lorenzo.

Por otra parte,  hombres jóvenes del pueblo Bororó que trabajan como jornaleros en estancias próximas denunciaron haber sido testigos o tenido noticia de que las llamas fueron producto de una acción casi simultánea de varios finqueros para quedarse con esas tierras ancestrales, informó un reportaje publicado en la revista Piauí.

La magnitud nunca vista de las quemas también fue citada por algunos de los integrantes del Frente Parlamentario Ambientalista que visitaron este domingo las áreas destruidas. Para esos congresistas detrás de estas quemas inéditas está la la “mano del hombre”.

Claro que la propalación del siniestro se vio favorecida por la estación de las secas que ocurre entre los meses de mayo y setiembre. Sin olvidar que este año ese período fue particularmente tórrido con días de 40 grados centígrados en Cuiabá, la capital Mato Grosso.

El Pantanal es la más extensa planicie anegada del mundo dotada de una biodiversidad extraordinaria, que incluye desde las casi extintas araras azules a las onzas pintadas, que ocupa parte de los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul. Y se prolonga por Paraguay y Bolivia, donde recientemente hubo incendios.

El caso es que en la primera quincena de setiembre hubo en el Pantanal brasileño más focos de fuego que en todo ese mes del año pasado. Y en los ocho meses y medio de 2020 se registraron un 210 % más incendios que en igual período de 2019, de acuerdo con los datos del Intituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe). Números similares se registraron en la región amazónica, ubicada al norte del Pantanal.

Frente a semejante cuadro de destrucción Bolsonaro eludió el tema durante meses y recién este domingo determinó el envío de tropas de la Fuerza Nacional de Seguridad a Mato Grosso, sin precisar el número de efectivos ni el día que estos embarcarán.

En lo que va del año no sobrevoló las áreas quemadas y el viernes visitó el interior matogrossense donde fue ovacionado por representantes del agronegocio, esto es por el sector sospechado de encender las chispas del desastre.

Ante productores de soja, caña de azúcar y maíz -en fincas que posiblemente se hayan establecido en tierras invadidas – el presidente faltó a la verdad al decir que en 2020 hubo “algunos focos” de fuego, tal como ocurre todos los años y que esto no tuvo nada de excepcional.

Sin embargo, ni entusiasmo ruidoso del público ni los gritos proferidos por el mandatario desde el escenario pudieron ocultar la realidad mostrada por el cielo totalmente tomado por el humo en la ciudad matogrossense de Sinop. Debido a la falta de visibilidad el avión presidencial tuvo que hacer una serie de maniobras arriesgadas hasta poder aterrizar.

En paralelo el titular del Frente Parlamentario Agropecuario, Alceu Moreira, reivindicó el discurso de Bolsonaro y repudió a las “ONGs nacionales y extranjeras” que se valen de las quemas para “faltar a la verdad con un discurso ideológico”.

El discurso virtual ante la ONU

Fuentes de ese grupo legislativo estiman que el capitán-presidente va realizar una defensa de su política en la Amazonia y el Pantanal en el discurso que va a pronunciar, por teleconferencia, en la apertura de Asamblea de las Naciones Unidas el próximo martes.

Se conjetura, además, que podría retomar el hilo argumental de su primera intervención en la ONU, en 2019, cuando aseguró que nadie protege al medioambiente mejor que Brasil y negó los incendios, lo que le valió duros cuestionamientos del presidente francés, Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel. Y más tarde del actor Leonardo DiCaprio. A propósito, DiCaprio acaba de embestir nuevamente contra Bolsonaro y apoyó el boicot internacional a los productos brasileños.

Total Page Visits: 43 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

ADT

Tendencias

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados