Connect with us

Nacionales

El Gobierno le pidió la renuncia al titular de la Anses, Alejandro Vanoli

Publicado

on

El Presidente venía viendo que al funcionamiento de la Anses le “faltaba la acción y el dinamismo” que necesita tener el organismo en la situación de emergencia que traviesa el país. El papel del frustrado nombramiento de un nuevo director estatal en Telecom.

El jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, le solicitó anoche la renuncia al titular de la Anses, Alejandro Vanoli, en lo que representa el primer cambio político de relevancia en el gobierno desde que asumió el pasado 10 de diciembre. El cambio se da en medio de la crisis por la pandemia de coronavirus.

Las primeras razones esgrimidas por fuentes oficiales mencionaron que la decisión de Cafiero se debe a la necesidad imperiosa de con tar con una gestión en el organismo “más dinámica y cercana a las necesidades de la gente”. “La pandemia llegó para quedarse y hacen falta mecanismos de implentación de las medidas más ágiles”, aseguraron.

Desde Presidencia, aceptaban que Alberto Fernández “venía viendo que al funcionamiento de la Anses le faltaban la acción y el dinamismo” que necesita tener el organismo en la situación de emergencia que atraviesa el país.

Directores del Estado

En Jefatura también hicieron referencia a la reunión de la Asamblea de accionistas de la empresa Telecom, que se realizó el martes, donde la Anses dispone de directores por las acciones en poder del Estado. El Gobierno había tomado la decisión de cambiar al director nombrado por el macrismo por uno nuevo que “iba a dejar su sello”.

Cerca del jefe de Gabinete aseguran que el propósito era designar en el cargo a “una persona con peso político”. Algunos mencionan que el nombre seleccionado era el del ministro del Interior, Wado de Pedro.

La conducción de la Anses dejó pasar la oportunidad, lo que generó molestias en el área de Presidencia. Hay que recordar que a fines de junio de 2018, fue aprobada la fusión entre la empresa Telecom y Cablevisión, del Grupo Clarín.

Aunque para el Estado estos errores no significan haber perdido la posibilidad de cambiar los directores heredados del macrismo en las empresas con participaciones de la Anses, lo cierto es que esta demora en la resolución provocó disgusto porque se considera que Vanoli no le asignó la importancia política que tenía.

De cualquier modo, en las próximas semanas se revisarían las designaciones en distintos directorios para hacerlas efectivas. Podrían cambiar los nombres, pero se mantendría el criterio de que sean figuras “con peso político”.

Viernes fatídico

Fuentes oficiales indicaron que la decisión de sustituir a Vanoli se tomó en la tarde del miércoles y fue por cuenta de Santiago Cafiero, luego de consultarlo con Alberto Fernández. Cerca del jefe de Gabinete, señalan que “Vanoli había acumulado muchas fallas, cometió errores que quizás tuviera que ver con insuficiente experiencia en el manejo del área, pero en ningún caso por diferencias políticas o de criterios en la gestión”.

De hecho, subrayaron que en el Gobierno no le han perdido la confianza política y será convocado para otras funciones.

“Es probable que tenga un perfil muy centrado en lo financiero, y haya sido un error ponerlo al frente de la Anses”, apuntan desde la Casa de Gobierno. Pero hubo problemas de organización y gestión que fueron alimentando la decisión de buscarle un eeemplazo. “La organización de los pagos previsionales del 3 de abril fue un punto clave, porque Alberto se enojó mucho esa vez”, recuerda la fuente, muy cercana a las autoridades, en referencia a ese viernes en el que se habilitó el pago de jubilaciones y pensiones en los bancos, cuando aún el sistema financiero no había abierto las puertas para atención a clientes.

Las colas que se formaron en la calle de jubilados, que permanecieron allí durante horas, irritaron no sólo al presidente de la Nación. Fue el tema dominante en esa jornada, porque muchos se anticiparon a evaluar que “se tiró por la borda todo el esfuerzo hecho” hasta ahí con el aislamiento obligatorio, suponiendo que ese error iba a desatar contagios masivos a jubilados con consecuencias impensables. No sucedió así, al menos las estadísticas no lo demuestran, pero quedó marcado que se había cometido un error evitable al no disponer de un cronograma preciso sobre qué personas debían concurrir a cobrar ese día y cuáles serían las fechas para el resto, como finalmente se hizo.

De hecho, en horas de la tarde de ese viernes 3 se informó que los bancos abrirían el sábado y domingo, lo cual alivió las colas. Pero el daño estaba hecho y la jornada quedó señalada como el día negro en una cuarentena sumamente prolija.

También se le adjudicó a Alejandro Vanoli un error de cálculo bastante grosero en cuanto al alcance del Ingreso Familiar de Emergencia. Una suma de 10 mil pesos de asignación para una franja de la población sin otros ingresos ante el aislamiento obligatorio, que el titular de la Anses estimó que resultaría en un beneficio para 3,8 millones de personas.

Los inscriptos resultaron más de once millones, entre los cuales se les adjudicó el derecho a recibirlo a 7,8 millones de personas, más del doble de aquel cálculo inicial. Posteriormente, quizás por la cantidad de beneficiarios superior a lo previsto, o por problemas de implementación, el cronograma de pago del IFE resultó excesivamente prolongado y despertó críticas y quejas, incluso reflejadas por las organizaciones sociales. En este punto, el Gobierno consideró que un enorme esfuerzo económico como el que se realizó para garantizarles ingresos a todos los hogares durante la emergencia había perdido parte de su impacto por fallas en su ejecución.

La gestión de Alejandro al frente de la Anses resultó distante de la gente, poco atenta a lo territorial, incluso tuvimos muchas quejas de gobernadores por demoras en la llegada de beneficios que se habían prometido desde el organismo y comprometido ante la gente”, señalaron en Casa de Gobierno.

Cafiero le informó la decisión a Vanoli en una reunión mantenida en las oficinas de la Jefatura de Gabinete de la Casa Rosada. Vanoli, que se había desempeñado en 2014 como presidente del BCRA, seguirá formando parte de la coalición gobernante del Frente de Todos. Desde la Jefatura de Gabinete se encargaron de remarcar que los cambios están absolutamente centrados en un problema de estilos de gestión y que no obedecen de ninguna manera a diferencias políticas.

Total Page Visits: 97 - Today Page Visits: 1

Nacionales

El Gobierno extendió hasta el 30 de noviembre la prohibición de los despidos y las suspensiones

Publicado

on

Por

Mediante la publicación en el Boletín Oficial, se oficializó la medida que impide a las empresas finalizar la relación laboral sin justa causa, por motivos de fuerza mayor o por disminución en la demanda de trabajo

El Gobierno extendió la prohibición para que las empresas despidan o suspendan al personal por otros 60 días, por lo que la medida, que se oficializó mediante la publicación del Decreto 761/2020 en el Boletín Oficial, estará vigente hasta el próximo 30 de noviembre.

Se trata de la tercera prórroga que se aplica sobre esta medida, sancionada por primera vez el 1° de abril, también por 60 días. Luego se dictaron dos extensiones, siempre por el mismo plazo, a fines de mayo y de julio.

De esta forma, el artículo 2 del Decreto estableció “la prohibición de efectuar despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de SESENTA (60) días contados a partir del vencimiento del plazo establecido por el Decreto N° 624/20”. Asimismo, el artículo 3 determinó “la prohibición de efectuar suspensiones por las causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo por el plazo de SESENTA (60) días, contados a partir del vencimiento del plazo establecido por el Decreto N° 624/20”.

Además, la normativa publicada en el Boletín Oficial de este jueves aclaró que “quedan exceptuadas de esta prohibición las suspensiones efectuadas en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo” y que la medida “no será aplicable a las contrataciones celebradas con posterioridad a su entrada en vigencia”.

A pesar de estos indicadores, el artículo 4 de la normativa insistió en que “los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto en el artículo 2° y en el primer párrafo del artículo 3º del presente decreto no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”.

Entre los considerandos del Decreto se fundamentó “que a pesar de los distintos estatus sanitarios existentes en las regiones geográficas del país, la pandemia de COVID-19 ha producido una merma considerable en la actividad económica a nivel mundial de la que nuestro país no se encuentra exento, por lo cual se entiende necesario y conveniente -más allá de las particularidades de cada región-, prorrogar la normativa existente respecto de la prohibición de despidos”. A su vez, se destacó que “esta crisis excepcional exige prorrogar la oportuna adopción de medidas de idéntica índole asegurando a los trabajadores y a las trabajadoras que esta emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo”.

La oposición empresarial

Desde que se sancionó el decreto original, el 1° de abril, las empresas siempre se han manifestado en contra de este tipo de medidas por considerar que no cumplen con su objetivo, ya que los despidos se producen de todas maneras. “La realidad es que por más que por ley o por decreto digan que el sol no puede salir, el sol va a salir todos los días. Aquel que cierra el comercio y no puede abrir, va a despedir igual. Al que no puede pagar los sueldos le importa tres belines lo que dice la ley. Nadie despide porque se levantó una mañana y se le ocurrió”, señaló días pasados a Infobae el secretario de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman.

“Esta norma no ayuda para nada porque el Gobierno sabe que no funciona y además conspira contra aquel que quiera generar una nueva fuente de trabajo” apuntó Grinman, quien destacó que según las estimaciones de la CAC durante la cuarentena se cerraron en forma definitiva entre 25.000 y 30.000 comercios.

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Martín Rappallini, apuntó que las empresas “están reorganizándose” y enfrentando el problema de “digerir la cuarentena”. “Tenemos que pagar las deudas viejas, las nuevas, y la mayoría de las empresas tiene que recuperar capital de trabajo. Todo ese proceso va a llevar entre 6 y 18 meses”, agregó el directivo. La industria perdió en estos meses unos 40.000 trabajadores (4% de 1 millón), una cifra similar a los del período 2015-2019.

Total Page Visits: 97 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Nacionales

Sorpresa en Ezeiza: llegó en avión un Lamborghini Huracan Evo Spyder

Publicado

on

Por

El vehículo generó asombro en la Terminal de Cargas de Ezeiza ya que los importados de este calibre suelen arribar en barco. Proveniente de Italia, con previo paso por EEUU, el Lamborghini Huracán Evo Spyder aguarda a su dueño en una concesionaria de zona norte.

Días atrás aterrizó en el país uno de los autos más caros del mundo. Se trata del Lamborghini Huracán Evo Spyder, el cual llegó a la Terminal de Cargas de Ezeiza, a nombre de un conocido empresario del sector automotor para ser vendido a un ciudadano argentino.

El automóvil de lujo llegó por vía aérea, lo cual sorprendió a propios y ajenos debido a que los importados de este tipo suelen llegar por barco. La información la dio a conocer el sitio especializado Autoblog, desde donde explicaron que este tipo de entregas suelen tratarse de envíos especiales ya que suele ser más caro pero al mismo tiempo más veloz que por vía marítima.

El Lamborghini partió vía Italia hacia Estados Unidos en un primer tramo que fue realizado por barco, tal como detalló la empresa XM Logística al mencionado sitio. Asimismo, allí fue cargado a un avión con destino a Buenos Aires.

El Lamborghini Huracan Evo Spyder en la Terminal de Cargas de Ezeiza.

El “Huracán Evo Spyder” cuenta con tracción en las cuatro ruedas y una caja automática con doble embrague y siete velocidades. Su motor V10 5.2 atmosférico (639 cv y 600 Nm) le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3.1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 325 km/h. El precio ronda los 300.000 euros.

El vehículo 0km fue traído por el empresario Guillermo Enzo Chetta, dueño del concesionario Honda en el municipio de San Isidro. Fue el propio Chetta quien realizó el trámite de importación pero se desconoce la identidad del propietario final del Lamborghini.

En las últimas horas, el arribo del vehículo causó revuelo en redes sociales debido a la publicación de mensajes en distintas cuentas de Twitter afines a la oposición que vinculaban a Máximo Kirchner con el Lamborghini. Desde sectores vinculados al oficialismo señalaron que se trata de una nueva operación de desprestigio contra el presidente del bloque de Diputados del Frente de Todos.

El propio Chetta se encargó de bromear al respecto en un video en el cual fue consultado si el auto le pertenecía al hijo de la vicepresidenta Cristina de Kirchner: “Yo soy Máximo Kirchner”, dijo el empresario, a bordo del auto en plena calle de Buenos Aires.

Guillermo Enzo Chetta a bordo del Lamborghini Huracan Evo Spyder.

Por el momento, el automóvil se encuentra en la concesionaria de zona norte esperando a ser retirado.

Total Page Visits: 97 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Nacionales

Después de dos años, el Gobierno ya definió que volverán a subir las tarifas de los servicios públicos

Publicado

on

Por

El ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó que ajustarán por inflación, pero que no habrá cambios hasta diciembre. En el sector se preguntan qué pasará con el atraso y advierten que la situación es crítica

“Es necesario tener niveles de tarifas de servicios públicos justos en términos distributivos y productivos, sostenibles y equitativos en materia fiscal, alineados con un uso eficiente de los recursos no renovables que alienten un proceso de inversión alineado con las necesidades de crecimiento de la economía”, dice el mensaje del proyecto de Presupuesto 2021.

La iniciativa que fue enviada esta semana al Congreso y que defenderá Martín Guzmán la semana próxima, no hace especial alusión a cómo será el reacomodamiento tarifario en 2021, pero cuando presentó los principales lineamientos del proyecto a los medios, el ministro dijo que “las tarifas deben actualizarse de una manera que acompañe el crecimiento de los precios”. Y la inflación proyectada para el año próximo asciende al 29 por ciento.

“Las decisiones tarifarias se tomarán en el resto del año, pero creemos que deben ajustarse de acuerdo a la inflación. Apuntamos a que los subsidios en relación al PBI no crezcan. En 2020, hubo un congelamiento nominal; lo que esperamos para 2021 es un congelamiento real”, dijo Guzmán el martes, cuando recibió a los periodistas para hablar del Presupuesto.

Hoy la demanda está pagando un 40% de lo que sale generar la electricidad; el resto lo afronta el Estado.
En esa oportunidad, el ministro también dijo que se redefinirá el esquema de tarifas “buscando una transición ordenada, en la cual haya incentivos a la inversión y sustentabilidad fiscal”. Además, dijo Guzmán, lo que pagan los hogares debe estar alineado con la situación económica y social. “Ese esquema para 2021 se va a estar informando más adelante. Hasta el 31 de diciembre no va a haber cambios”, remarcó.

De acuerdo con el informe de julio de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), la ejecución acumulada en los fondos presupuestados para transferencias corrientes dirigidas al sector energético, que reúne la mayor parte del presupuesto vigente anual destinado a subsidios económicos, alcanzó $218.522 millones (84,9% del crédito anual), que se destinaron principalmente a las empresas CAMMESA ($152.061,2 millones) y, en menor medida, a Integración Energética Argentina S.A. ($33.526,3 millones), al Plan de Gas No Convencional ($15.611,8 millones), al Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de GLP de Sectores de Bajos Recursos y para la Expansión de Redes de Gas Natural ($5.219 millones), a Yacimientos Carboníferos de Río Turbio ($3.450 millones) y a Yacyretá ($3.368 millones).

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó que las tarifas se ajustarían por inflación en 2021
El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó que las tarifas se ajustarían por inflación en 2021
El congelamiento tarifario ya lleva 18 meses y en las empresas ya tenían asumido que no habría cambios por lo menos hasta fin de año, menos aún en el actual contexto de pandemia. Por otra parte, la Secretaría de Energía pasó a depender de Economía y todavía el nuevo titular del área, Darío Martínez, ni siquiera tiene oficializado el nombramiento. Por ende, la discusión se demorará. “Da la sensación de que otra vez se lo vuelve a postergar al sector respecto del valor estratégico que tiene. Estamos muy cerca de colapsar y si no ingresa dinero, la calidad del servicio empeorará en el mediano plazo”, dijeron en una de las distribuidoras eléctricas.

“Tuvimos el último aumento en abril del año pasado y luego se fue postergando la recomposición. Tenemos reuniones con el Enargas y hay una comprensión de la situación y de los números del sector, que necesita un ajuste urgente, pero no tenemos ningún indicio de nada”, dijeron en otra compañía.

En las empresas aseguran que los costos suben, que acumulan la inflación de un año y medio, y tienen la expectativa de poder iniciar una renegociación del esquema tarifario con el Gobierno. El gran interrogante es que se habilitará a las empresas a aumentar lo que no pudieron hacer en estos meses, lo cual pareciera difícil en el actual contexto, en el que se están pisando fuertemente todos los aumentos y aspiran a una desaceleración de la inflación para el año próximo.

El secretario de Energía, Darío Martínez, junto al presidente Alberto Fernández.
El secretario de Energía, Darío Martínez, junto al presidente Alberto Fernández.
En una de las empresas de servicios públicos afirmaron que el sector está muy complicado y que es un rubro en el que todos los años hay que invertir para mantener el servicio. Y si no ingresa dinero, la inversión baja, y se sentirá en el mediano y largo plazo, como ya ocurrió en el pasado. En el caso de las distribuidoras, no sólo no tuvieron actualización de tarifas, sino que sufrieron un crecimiento en la mora. Al principio de la cuarentena, se frenó el cobro porque las oficinas estaban cerradas y si bien luego se normalizó y los usuarios comenzaron a abonar vía Internet o en los locales de pago, “también hubo que darles planes de pago a distintos clientes que estaban con inconvenientes, y lo mismo pasó con los comercios, lo cual agravó la situación”, dijo la fuente.

Si bien en las compañías no quieren hacer especulaciones y prefieren mantener el bajo perfil para evitar futuras complicaciones en la etapa de negociación que se avecina, en una de las firmas consultadas se animaron a afirmar que sólo el segmento de la distribución requiere de un aumento del 60%, lo que implicaría un aumento del 20% para el usuario. Pero también debería agregarse el costo de la generación, ya que un tercio de la factura de luz es el costo de la compra de la energía a CAMMESA; otro tercio es el valor agregado de la distribución y el otro, los impuestos. Hoy la demanda está pagando un 40% de lo que sale generar la electricidad; el resto lo afronta el Estado.

Total Page Visits: 97 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

ADT

Tendencias

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados