Connect with us

Coronavirus

Contrabando y cruces sin control: los riesgos de que un pueblo de Misiones sea la puerta de entrada del coronavirus desde Brasil

Publicado

on

La localidad de El Soberbio, al este de la provincia, cuenta con 130 kilómetros de área limítrofe con el segundo país con mayor cantidad de contagiados del mundo. Familias a los dos lados del río Uruguay y la dificultad de controlar y evitar la actividad ilegal entre dos zonas que conviven hace décadas

Si uno entrara a cualquier local de las avenidas San Martín o Rivadavia, las dos principales calles comerciales de la localidad de El Soberbio, en la provincia de Misiones, sería tan común que el vendedor atienda con un “Buen día”, como con un “bom dia”. De hecho, también sería algo corriente encontrarse al dueño del negocio charlando con el cliente directamente en portugués.

La relación entre esa pequeña ciudad fronteriza de Misiones y el país vecino se forjó a lo largo de varias décadas y se terminó de consolidar como una tradición.

Hoy, en tiempos de pandemia de coronavirus, ese lazo tan fortalecido se convirtió en una amenaza y en un peligro cada vez más grande: el riesgo de que se importe el Covid-19 desde los estados vecinos brasileños radica en el contrabando, en el consumo de sus productos y hasta en los lazos familiares de personas de un lado y del otro del Río Uruguay.

Misiones tiene cerca de 700 kilómetros de frontera limítrofe con Brasil, el segundo país con más contagios de coronavirus en todo el mundo. Sólo los tres estados brasileños limítrofes con esa provincia argentina, Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul, acumulaban hasta los registros del martes por la noche un total de 55.961 casos positivos de Covid-19, nada menos que 6 mil contagios más que el acumulado en toda la Argentina hasta el momento.

El Soberbio, por su lado, cuenta con 130 kilómetros de frontera con el gigante del continente, desde la colonia Pepirí Miní hasta Puerto Alicia. Linda con el estado brasileño de Río Grande do Sul. Los ciudadanos de la localidad misionera se encuentran cada vez más preocupados. No sólo le temen al hecho de importar la enfermedad, sino que consideran directamente una utopía el control de cientos de pasos clandestinos desde una costa a otra.

El problema, por lo visto, va de los dos lados del río.

Desde hace décadas, la relación entre los ciudadanos de El Soberbio y Brasil es tan fuerte que es habitual que en los locales comerciales, sus dueños atiendan en idioma portugués

Desde hace décadas, la relación entre los ciudadanos de El Soberbio y Brasil es tan fuerte que es habitual que en los locales comerciales, sus dueños atiendan en idioma portugués

“La situación es crítica y se profundiza aún más porque detrás de todo este problema hay una tradición cultural que lleva 60 o 70 años. Y por más que uno haga todo el esfuerzo, no se pueden cambiar de un día para el otro las tradiciones de generaciones”, le explicó a Infobae el intendente de El Soberbio, Roque Soboczinski.

“Entre los 40 o 50 mil habitantes que tenemos, es algo casi natural que las familias estén compuestas por integrantes a un lado y al otro del Rio Uruguay. Mis padres son ambos brasileños. Son hijos de polacos que se instalaron en el Sur de Brasil poco antes de la Primera Guerra Mundial. Después, mis papás cruzaron el río para asentarse en una zona que era selvática y casi inhabitada”, afirmó el funcionario. Efectivamente, la mayoría de los habitantes de esa localidad misionera son descendientes de brasileños, polacos y alemanes.

Imagen tomada a finales de 2019, durante el proceso de limpieza del Río Uruguay.

Imagen tomada a finales de 2019, durante el proceso de limpieza del Río Uruguay.

El gran problema al que se enfrentan las autoridades es que los cruces clandestinos, ya sea para visitar a un familiar o a un amigo o para ir en busca de la compra al supermercado semanal, como ocurrió durante décadas en el lugar, son prácticamente imposibles de controlar.

“Ya no hablamos de las grandes transportaciones de mercadería. Aquí en muchos barrios periféricos del centro de la ciudad, hay gente muy humilde. Y esa gente durante toda su vida se las arregló para poder conseguir sus comestibles o productos de limpieza más baratos, sea aquí o cruzando los 300 metros del río y comprarlos en la parte brasileña. Ni hablar los que tienen que visitar a un familiar que se encuentra solo. Nuestra relación con Brasil es así de fuerte desde que nacemos: en la escuela te enseñan a hablar en español y fuera de ella aprendés a hablar en portugués ”, explicó el periodista local Martín Morinigo.

“Hay muchísima gente de ingresos muy modestos, generaciones familiares, que desarrollaron su vida incluso gracias a este tipo de contrabando ilegal de poca magnitud. Se van a Brasil, consiguen algo de mercadería para el día, vuelven y la venden en algunas de las colonias por un precio un poco más caro. Así, se hacían un sueldo mensual que les permitía vivir”, completó.

En algunos puntos de la frontera, el Río Uruguay se encuentra tan bajo en ciertos momentos del año que se lo puede llegar a cruzar a pie (Aldito Pérez)

En algunos puntos de la frontera, el Río Uruguay se encuentra tan bajo en ciertos momentos del año que se lo puede llegar a cruzar a pie (Aldito Pérez)

La mercadería del otro lado está a simple vista. En numerosos almacenes y supermercados pequeños de las diferentes colonias de El Soberbio todavía se venden embutidos y lácteos frescos fabricados en Brasil durante el período de la cuarentena. Además, a lo largo de los 130 kilómetros de fronteras hay cientos de chacras que poseen una salida propia al río Uruguay. Muchos de sus dueños permiten también el traslado de botes y canoas al sector brasileño para el ingreso de productos domésticos.

“Es que resulta algo casi imposible de controlar”, describió el intendente Soboczinski.

Sigue: “Imaginemos que el Comité de Emergencia del que forman parte todas las esferas del sistema público de la ciudad, recibe una denuncia por un cruce ilegal de una lancha en una colonia ubicada a 40 kilómetros del centro de El Soberbio. Se tiene que designar una comisión para ir a atender el problema. Y el viaje debe hacerse en una camioneta 4×4 porque el terreno es de muy difícil acceso. Entre que recibimos el llamado y hacemos esos 40 km puede llevarnos una hora. En ese período, esa lancha hizo entre tres o cuatro viajes de un lado al otro”.

Hasta el momento, El Soberbio no registró ningún caso positivo de coronavirus

Hasta el momento, El Soberbio no registró ningún caso positivo de coronavirus

Así y todo, gran parte de la actividad del contrabando ilegal de menudeo, también representa una pata de presuntas organizaciones de traspaso ilegal de mercadería a alta escala, denunciada por algunos pobladores locales.

Pablo (es un nombre ficticio, eligió reservar su identidad por temor a represalias) es uno de los referentes de un grupo de vecinos de El Soberbio que en los próximos días elevará una nota al gobernador Oscar Herrera Ahuad,en la que solicitará una mayor presencia policial en los puntos calientes de la ciudad y pedirá que se frene el contrabando a gran escala.

“Acá se se sabe todo y muchos tenemos miedo de darnos a conocer porque tememos por nuestra integridad y la de nuestra familia. Hay gente que gana mucho dinero con esto”, aseguró en una conversación telefónica.

“Nosotros sabemos que la mayoría de la gente de acá vive del ‘chiveo’, como se lo llama al contrabando. Te diría que el 99% son personas como nosotros, que ganan apenas 1.000 pesos por día, pero ese 1% restante es el que maneja todo y gana millones y millones. Aún con la cuarentena y la provincia cerrada, hemos visto varias veces a camiones procedentes de Chaco con cargas de soja, que circulaban por nuestras rutas nacionales y se acercan a los puntos calientes para transportarla en embarcaciones”, agregó.

“Nosotros no producimos soja y ya es algo normal ver a esos camiones trayéndola para llevarla a Brasil. Con esos viajes también se agranda la posibilidad de que todos nos contagiemos. En Brasil no hay medidas tan estrictas”.

El vecino aseguró que en algunas ocasiones, también llegan vía embarcaciones grandes cantidades de productos alimenticios y de electrónica, “que en Brasil son mucho más baratos y acá los venden a nuestro precio normal”.

“Nosotros no queremos arruinarle la vida a la persona que necesita esos $1.000 por día, pero sabemos que si el virus entra acá podrá hacer un desastre. Nosotros no somos como la gente de las grandes ciudades. Estamos todo el tiempo compartiendo asados, mates, abrazándonos. En las colonias, la vida de campo es muy cercana. Y si llega el virus va a haber muchos contagios juntos al mismo tiempo”, analizó Pablo.

La frontera de El Soberbio y Brasil está separada por apenas entre 200 y 300 metros

La frontera de El Soberbio y Brasil está separada por apenas entre 200 y 300 metros

Fuentes cercanas al Ministerio de Seguridad nacional informaron que en las últimas semanas hubo un refuerzo de controles en la frontera de Misiones con Brasil, específicamente debido a denuncias por contrabando de granos.

A inicios de junio, un operativo de la Prefectura realizado precisamente en El Soberbio permitió el secuestro de un cargamento de 17 toneladas de soja que iban a ser trasladadas a Brasil. La mercadería estaba dividida en 351 bolsas de arpillera y tenía un valor de $263.000.

Aún así, las fuentes cercanas a la cartera de seguridad nacional advirtieron que por el momento no tienen registrados “ningún colapso o situación crítica al respecto”.

Si bien el intendente reconoció que en el transcurso de la semana anterior, el Gobierno de Misiones reforzó la presencia policial en los pasos fronterizos de la ciudad, la apuesta de la gobernación de la localidad misionera apunta a la concientización de sus ciudadanos.

Hasta el momento, El Soberbio no cuenta con ningún caso positivo de coronavirus. Hubo una mujer que debió someterse a un análisis, después de que se trasladara de manera clandestina a la ciudad brasileña de Tres Passos, ubicada a unos 35 kilómetros, para visitar y atender a su madre, quien reside allí y se había contagiado de Covid-19.

Al regresar, la mujer fue puesta en aislamiento y se la sometió a un hisopado: el resultado fue negativo

Sin embargo, la amenaza respecto al país vecino es cada vez mayor.“En la misma ciudad de Tres Passos fueron confirmados ya 240 casos positivos de coronavirus. De ese total, 115 pertenecen al frigorífico Seara Alimentos, que tiene 1.000 empleados y es básicamente la empresa que mueve el mercado laboral de toda la ciudad”, explicó el intendente.

Esa compañía alimenticia es la que provee la mayor parte de los embutidos y la carne tanto para Tres Passos como para la localidad misionera. Por lo tanto, se instó a la población a tratar de dejar de consumir sus productos. Pero, por otro lado, el cierre de la empresa para controlar el brote, también provocaría consecuencias económicas muy duras para los ciudadanos de ambos lados del charco.

“Nosotros intentamos concientizar a nuestros ciudadanos sobre lo que está pasando en Tres Passos y pudimos comprobar que en los locales se ven menos productos de esa empresa. Pero es un trabajo que no se detiene, porque todavía existen los que piensan como Bolsonaro, que el virus es una gripe más, y que hay que llevar una vida normal como lo era antes. Es agotador tener que renovar el pedido de cuidado a toda la gente”, completó el funcionario.

El Soberbio es simplemente un ejemplo de lo que sucede en diferentes ciudades de Misiones, respecto a los cruces en la frontera con Brasil. Hay otras localidades misioneras que atraviesan el mismo problema, como Panambí, Alba Posse, Colonia Aurora, Puerto Iguazú, Bernardo de Irigoyen o San Antonio.

Y mientras los dueños de los negocios atienden con su barbijo en el rostro y su “portuñol” tan característico, el Comité de Emergencia de la Ciudad agradece cada día que termina sin un vecino con síntomas de pérdida de olfato, fiebre o dificultad para respirar.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

COVIPREP: cómo será el primer estudio preventivo contra el coronavirus hecho en Argentina para proteger al personal de salud

Publicado

on

Por

Es la primera vez en este tiempo de pandemia global por el nuevo coronavirus que la Sociedad Argentina de Infectología con el apoyo de Laboratorios Richmond toma el desafío de patrocinar un gran estudio de investigación, a nivel nacional, sobre prevención de COVID- 19 para el personal sanitario sano. Buscará 1500 voluntarios de 18 a 70 años entre personal médico, enfermeros, kinesiólogos, técnicos de laboratorio y personal de limpieza que trabajen en áreas COVID. Infobae habló con los protagonistas

Para la ciencia, el primer impacto más nítido y contundente de una pandemia global es la aceleración del tiempo. Y entre los pocos consensos que reunió el nuevo coronavirus SARS-COV- 2 -en los más de cinco meses que lleva en este planeta- hay uno excluyente: la vulnerabilidad y el riesgo del personal de salud en esa imaginaria, pero muy real a la vez, primera línea de fuego.

En paralelo, y para llegar al mismo razonamiento, las “nuevas” terapéuticas para frenar a la actual pandemia por COVID-19 de alguna manera deben inspirarse en los mejores hallazgos frente a otros males. Sobre todo aquellos que hayan permitido tildar dos casilleros fundamentales en todo tratamiento para que sea exitoso: la seguridad y la eficacia. Allí los antivirales ocupan un lugar destacado por la buena historia que lograron con otra brutal y letal epidemia contemporánea, la del VIH/Sida. Primero, habiendo logrado frenar el virus y luego la cronicidad del mal.

En el caso argentino y el avance del coronavirus, el impacto de la cifra del personal de la salud cobra relevancia por sí sola: el 8% entre los más de 80.000 enfermos por COVID -19, hasta hoy, corresponden a toda la amplia gama de trabajadores del sistema sanitario que, sin perder de vista la imperiosa necesidad de la utilización de equipos de protección personal (EPP), están más expuestos que el resto de los mortales a la posibilidad de contagios.

Consultado por Infobae, el médico infectólogo Waldo Belloso, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y uno de los organizadores del estudio COVIPREP, junto a un prestigioso equipo de científicos y médicos especialistas transdisciplinar explicó:“ faltaba un gran estudio de investigación nacional y de profilaxis -que llamamos COVIPREP- que no sólo se ocupará del grupo vulnerable y más expuesto como es el personal de salud, sino también que tendrá un enfoque preventivo frente al COVID-19. Para esta investigación clinica nos basaremos en la misma lógica terapéutica aplicada con éxito con el VIH: la estrategia de Profilaxis Pre-exposición (PrEP), entendiendo que el VIH y el COVID son dos virus y enfermedades muy diferentes”.

Participarán 1500 voluntarios – personal de distintos estamentos del sector de la salud, que estén en contacto con la atención con pacientes con COVID-19 pero que sean sanos. El estudio ya cuenta con aprobaciones éticas de las instituciones participantes y falta la certificación final de la autoridad regularoria local, ANMAT .

(Shutterstock)(Shutterstock)

La medicación (una sola pastilla) que se evaluará en COVIPREP será la combinación de las drogas TAF/FTC (Tenofovir alafenamida y emtricitabina) en comparación con placebo por un período de 12 semanas. La combinación TAF/FTC es capaz de inhibir in vitro la enzima replicasa de coronavirus, presenta un nivel de seguridad ya conocido, cuenta con aprobación sanitaria y ya es utilizada como profilaxis de la infección por VIH en personas sanas. Estos aspectos facilitan la posibilidad de ser evaluada para la prevención de COVID-19.

Agregó Belloso a Infobae, “al cabo de 3 meses sabremos si los pacientes que recibieron la medicación real lograron desarrollar o no los anticuerpos. Y nos interesa mucho aplicarlo en el contexto de alta circulación del virus”. La coordinación y conducción del ensayo está a cargo de la SADI y cuenta con el apoyo de Laboratorios Richmond quien proveerá todo el insumo de la medicación de estudio incluyendo TAF/FTC y el placebo.

En diálogo con Infobae, Marcelo Figueiras empresario argentino y presidente de Laboratorios Richmond expresó , “estamos muy orgullosos como compañía de poder apoyar y colaborar a estas prestigiosas entidades científicas que trabajan incansablemente en este contexto de la pandemia por COVID -19 . Sentimos que también es una contribución desde nuestro lugar al enorme y estimulante trabajo que está haciendo la ciencia argentina en este tiempo pandémico, tan difícil para los argentinos y la sociedad mundial. Estos médicos y científicos argentinos han demostrado que no se detienen en la búsqueda de datos y de evidencia científica en el camino hacia el hallazgo de una cura o freno para el nuevo coronavirus”.

Es la primera vez que la SADI patrocina un estudio randomizado doble ciego para evaluar una intervención que involucra a 1.500 voluntarios y a un gran grupo de médicos que tendrán que reclutarlos, El principal objetivo es seguir aportando a la generación de evidencia científica de calidad en nuestro país.  EFE/Hilda Ríos
Es la primera vez que la SADI patrocina un estudio randomizado doble ciego para evaluar una intervención que involucra a 1.500 voluntarios y a un gran grupo de médicos que tendrán que reclutarlos, El principal objetivo es seguir aportando a la generación de evidencia científica de calidad en nuestro país. EFE/Hilda Ríos

Efecto mancomunado

“Todo lo que sea protección de los trabajadores, cuidarnos y favorecer estrategias preventivas, cuenta desde ya con nuestro apoyo”, señaló el propio Ministro de Salud de la Nación Ginés González García, en la apertura del webinar de la presentación del estudio COVIPREP. Junto al ministro, participaron la doctora Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, el doctor Omar Sued, presidente de SADI y los expertos Waldo Belloso y Gustavo Lopardo, miembros del Comité Ejecutivo que llevará adelante el proyecto.

El infectólogo Sued, quien integra además junto a Lopardo la mesa de asesores del presidente Alberto Fernández precisó: “es la primera vez que la SADI patrocina un estudio randomizado doble ciego para evaluar una intervención que involucra a 1.500 voluntarios y a un gran grupo de médicos que tendrán que reclutarlos, será una empresa muy grande pero estamos orgullosos de encararla”. Y el doctor Lopardo, puntualizó que “esto ocurre en el contexto de una pandemia para potencialmente beneficiar al personal de la salud, representa una situación única y relevante, todos deseamos comprobar la eficacia de este proyecto”.

Orgullo nacional

Sobre el alcance del estudio COVIPREP se refirió a Infobae la doctora Elvira Zini, directora de asuntos técnicos y científicos de Laboratorios Richmond: “para nosotros como entidad científica es un honor colaborar con este estudio tan importante; y ratifica el compromiso que tenemos desde el labotatorio con la ciencia, la salud , y sobre todo con el acceso a los medicamentos”. Particularmente este estudio nos conmueve porque está dirigido a la protección del personal de la salud, que a lo largo de esta pandemia global está dando lo mejor de sí . Siempre destacamos el trabajo de la SADI que es una sociedad científica de nivel internacional”

Los aproximadamente 1500 participantes de 18 a 70 años estará integrado por personal médico, de enfermería, kinesiólogos, técnicos de laboratorio y personal de limpieza que trabajen en áreas COVID, y en la asistencia directa de personas con coronavirus.

Las condiciones del estudio COVIPREP para los voluntarios es que no deben haber tenido infección previa por el nuevo coronavirus SARS-COV-2, lo que se constatará a través de un estudio de PCR y un test serológico para detectar anticuerpos IgG ; también se les realizará un test de VIH y uno de antígeno para hepatitis B, mientras que a las mujeres en edad fértil se les requerirá también test de embarazo. Sólo deberán asistir a una visita al comienzo y otra al final, y una vez por mes tendrán que retirar la medicación, que suministrará Laboratorios Richmond.

La investigación de alcance nacional cuenta con el apoyo del Instituto Leloir, el departamento de Investigación del Hospital Italiano de Buenos Aires, la Fundación Huésped, la Coordinación de Salud Sexual, Sida e Infecciones de Transmisión Sexual de la Ciudad de Buenos Aires y el aval del Ministerio de Salud de la Nación. Los organizadores están en plena etapa de cierre de la cartera de hospitales, según las zonas geográficas del país donde haya circulación del virus. La SADI adelantó a Infobae que hasta ahora serán de la partida hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, Mar del Plata, La Plata, Tucumán, entre otros.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Coronavirus

La OMS dice que el coronavirus podría transmitirse por el aire en sitios cerrados, abarrotados y con poca ventilación

Publicado

on

Por

“Son campos de estudio que están creciendo y donde está surgiendo evidencia”, dijeron expertos de la entidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS)​ reconoció que, aunque no hay evidencia científica sólida, es posible que el nuevo coronavirus se pueda transmitir por el aire en lugares cerrados, abarrotados y con poca ventilación.

Expertos del organismo de Naciones Unidas se pronunciaron así en una rueda de prensa, después de que 239 expertos de 32 países hayan alertado de que el coronavirus podría transmitirse por el aire, y lamentado que se haya subestimado la transmisión del coronavirus en el aire en interiores.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Coronavirus

Demandarán a Bolsonaro por poner en riesgo a periodistas al anunciar su positivo por coronavirus

Publicado

on

Por

Cuando el mandatario anunciaba que era positivo, no respetó la distancia de seguridad y se quitó el barbijo al terminar la conferencia de prensa.

La Asociación Brasileña de Prensa (ABI, por sus siglas en portugués) anunció este martes que presentará una demanda a la Corte Suprema contra el presidente Jair Bolsonaro, a quien acusan de “poner en riesgo” la vida de los periodistas que acompañaron el anuncio de su su positivo por coronavirus.

A pesar de saber que estaba infectado con la COVID-19, el presidente Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en riesgo la vida de otras personas”, señaló el presidente de la ABI, Paulo Jerónimo de Sousa, en un comunicado.

De Sousa criticó que el mandatario “rompió el aislamiento recomendado por los médicos” y “recibió periodistas de medios de comunicación que considera afines” a sus políticas para “informarles personalmente” de que está infectado con el patógeno.

El jefe de Estado, de 65 años y uno de los líderes más escépticos sobre la gravedad de la enfermedad, compareció con una mascarilla blanca simple y sin respetar la distancia de seguridad con los informadores, quienes durante la conferencia de prensa sostuvieron sus micrófonos cerca de la boca tapada del gobernante.

Casi al final de su intervención, Bolsonaro dio unos pasos para atrás para alejarse unos pocos metros de los periodistas y se quitó el barbijo a fin de pronunciar unas últimas palabras.

Para la ABI, la actitud del presidente infringió el artículo 131 del Código Penal brasileño que castiga “practicar, con el fin de transmitir a otros una enfermedad grave de la que se está infectado” o “un acto capaz de producir el contagio“, bajo pena de uno a cuatro años de cárcel y multa.

La asociación consideró que el gobernante también violó el artículo 132 al “exponer la vida o la salud de otros a un peligro directo e inminente”.

“No es posible que el país asista sin reacción a sucesivos comportamientos que van más allá de la irresponsabilidad y configuran claros delitos contra la salud pública”, añadió De Sousa.

El líder ultraderechista, que minusvalora la gravedad de la pandemia desde el inicio de la crisis sanitaria y ha contrariado en multitud de ocasiones las recomendaciones sanitarias, confirmó este martes que está contagiado con el patógeno tras presentar algunos síntomas, como 38ºC de fiebre y dolores musculares.

No obstante, señaló que se encuentra “perfectamente bien” e informó que se está tratando con cloroquina, un antipalúdico cuyo eficacia contra la COVID-19 no está demostrada científicamente, pero que él defiende como un remedio seguro contra la enfermedad.

Durante la crisis, el presidente calificó a la COVID-19 de “gripecita, acudió a manifestaciones a su favor y paseó varias veces por Brasilia, provocando aglomeraciones, porque, según dice, su deber es “estar con el pueblo”.

Brasil es el epicentro latinoamericano de la pandemia y el segundo país más golpeado por el coronavirus, después de Estados Unidos, al registrar 1,66 millones de contagios y cerca de 67.000 muertes, con 1.254 fallecidos en el último día.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Tendencias