Connect with us

Economia

Fernanda Raverta no descarta el IFE 4 y analiza que la Anses tenga su banco social: “El Estado va a seguir estando presente”

Publicado

on

La titular de la Anses analizó el rol del Estado en la cuarentena y adelantó lo que vendrá en la post pandemia. “El objetivo es mejorar las jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares y la AUH”.

Llegó a la Anses hace casi tres meses en reemplazo de Alejandro Vanoli. Tomó el organismo en medio de la cuarentena y con la necesidad de seguir volcando recursos a los sectores más postergados. Hoy nueve millones de personas reciben el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que continuará en agosto y que podría seguir si el confinamiento se extiende. La post pandemia necesitará un Estado presente. Sin esta ayuda será difícil imaginar una salida real para los más afectados por el coronavirus. ¿Vuelve la tarjeta Argenta? ¿Habrá nuevos créditos desde la Anses para reactivar el consumo? ¿Será posible crear un banco social desde el organismo para asistir a quienes la banca privada excluye? “El Presidente ya definió extender un tercer pago del IFE y nosotros ya estamos pensando cómo vamos a seguir después de eso. Buscamos el mejor instrumento para aplicar en un contexto económico difícil”, anticipa.

La directora de la Administación Nacional de Seguridad Social, Fernada Raverta, recibió a minutouno.com para dilucidar cómo podría ser el camino cuando la pandemia pase. Además, tiene en sus manos el proyecto de ley de la nueva fórmula jubilatoria que debatirá el Congreso para dejar definitivamente atrás la que se aprobó bajo corridas, detenciones, balas de goma y gases en 2017: “El Presidente extendió el decreto para los aumentos hasta fin de año. Eso nos da tiempo para debatir bien la nueva ley que sin duda deberá tener consenso para generar la mejor fórmula posible. El objetivo es mejorar el ingreso de las jubilaciones y pensiones, asignaciones familiares y la AUH. Nunca se me ocurriría presentar una fórmula regresiva o con ajustes”, definió.

¿Crees que va a ser necesario seguir manteniendo el IFE más allá de agosto por el contexto que estamos viviendo, con una pandemia que sigue afectando al país?

Ya estamos pensando como sigue aunque hoy no tenemos precisiones. El IFE arrancó como una medida excepcional por única vez para las familias que no tuvieron ingresos estables. Con el tiempo de la pandemia se pensó un segundo pago donde decidimos bancarizar a todos los que no tenían un CBU. Ahora vendrá el tercer pago por decisión de Alberto. EL estado va a seguir estando presente con la mejor herramienta que podamos aplicar. Cuál será, hoy no lo sabemos. Puede ser un IFE cuatro o de otra forma. Estamos analizando el impacto. Este ingreso no sólo llega a la persona que lo cobra, sino que además impacta en la economía con 90 mil millones de pesos que se gastan en negocios de proximidad. De alguna forma seguiremos presentes.

Hubo personas que recibieron el IFE y que invirtieron ese dinero en algún emprendimiento personal. ¿Esta nueva etapa puede apuntar en ese sentido?

Vamos a necesitar una mirada más institucional y más integral. La pandemia puso en relieve la desigualdad de Argentina. La post pandemia requiere un esfuerzo y una inteligencia común de los distintos organismos. Pensar en pequeña obra pública para lograr por un lado terminar con la precariedad habitacional de no tener agua potable, invertir en infraestructura urbana para además generar puestos de trabajo y poner en marcha la economía. Además resolver un tema habitacional de la Argentina. Entonces ahí tenés el Ministerio de la Vivienda y el de Desarrollo Productivo. Debemos ser inteligentes con políticas públicas que abarquen varios factores. Ese es el desafío.

Y en la post pandemia desde la ANSES ¿qué plan diagramás?¿ La vuelta de algunos programas como la tarjeta Argenta o de viviendas?

Uno de los ejes será la creación de puestos de trabajo. Ahí tenemos que poner sobre la mesa el Plan Procrear que además de lograr el sueño de la casa propia genera trabajo a partir de la construcción. Por otro lado, generar líneas de crédito para el consumo. Durante el gobierno de Macri las familias se endeudaban para pagar comidas o servicios. Antes de eso la tarjeta Argenta se usaba para ir a conocer las Cataratas o comprar una computadora para los nietos. Debemos pensar el consumo en base a eso, para poner la idea del crédito al consumo de bienes para desarrollar la economía nacional. En estos tiempos todos necesitaron de alguna forma del Estado. Estamos de acuerdo de que el Estado tiene que intervenir para que nos desarrollemos y podamos crecer.

Hablas de créditos y de la intervención del Estado. La banca privada no aportó mucho en estos meses. ¿Imaginas un banco de Anses?

Hay un proyecto histórico del organismo de hacer un banco social, pero la verdad es que en este contexto todavía no estamos analizando esa posibilidad. Sí con nuestra política de inclusión tuvimos un trabajo para que todos y todas tuvieran acceso a un CBU que es una cuestión de derecho básica. Nuestro enorme desafío es ampliar la inclusión pero con qué proyecto vamos en el día a día.

¿Cómo viene el proyecto de la nueva fórmula jubilatoria?

El decreto está vigente hasta fin de año. Nos da tiempo para discutir una nueva fórmula hasta fin de año en el Congreso donde están representadas todas las fuerzas políticas. Nosotros somos parte de esa discusión como integrantes del Poder Ejecutivo. Estamos discutiendo y generando las bases y las condiciones para pensar en la mejor fórmula posible. La propuesta la tenemos que trabajar con el Ministerio de Economía y de Trabajo. Cuando tengamos una síntesis correcta que creamos sea la mejor la presentaremos en el Congreso para que haya consenso y podamos implementarla. La meta no es otra que mejorar el ingreso de las jubilaciones y pensiones. Tener previsibilidad de lo que vamos a pagar.

El Ministro Guzmán mencionó que algunos bonistas presionan con el recorte de las jubilaciones…

Nosotros queremos mejorar la calidad de vida de los jubilados y jubiladas. Es nuestro objetivo. Nunca seríamos regresivos. Esa población debe ser abrazada y contenida por una política de Estado. Nuestro desafío es mejorar su capacidad de compra y su calidad de vida.

Desde la oposición critican el actual decreto de aumento jubilatorio, ¿cómo lo toman?

Gobernaron cuatro años y los jubilados perdieron con la inflación veinticuatro puntos de capacidad de compra en los últimos seis meses del gobierno de Macri. Los que critican demostraron no hace tanto tiempo que sus decisiones no fueron a favor de los jubilados y jubiladas. Deberían ser prolijos para opinar porque sus medidas hicieron que la economía en la argentina no creciera, que a las familias argentinas les alcanzará cada vez menos el salario, que el sistema productivo se detuviera. Estamos en democracia y pueden opinar, desde ya, ahora las críticas vienen de un sector que gobernó hasta diciembre y generó retroceso en términos de haberes jubilatorios.

En los últimos días se habló mucho del fuego amigo dentro del Gobierno. Venís de un sector más ligado a la Campora que está dentro de una coalición de gobierno…

Tenemos el enorme desafío de poner a la Argentina de pie atravesando un tiempo de complejidad que no nos hubiésemos imaginado nunca. Podemos recordar crisis institucionales, económicas, crisis sociales, políticas, ahora crisis sanitarias no tenemos memoria. Por eso el esfuerzo que tenemos que hacer es atravesar este tiempo. Esto requiere de la mirada de cada uno de los integrantes de esta coalición. Se construyó una expresión electoral que nos permitió ganar las elecciones y que ahora es una coalición de gobierno en donde todas las miradas tienen que ser tenidas en cuenta. Y ser tenidas en cuenta es integrarlas en una síntesis común. No hay manera de sobrevivir a la pandemia si no ponemos lo mejor de cada uno. Eso marca que lo que pongo yo es distinto a lo que pone el de al lado. Pero en esa diversidad de aportes y miradas vamos a construir la mejor síntesis posible para atravesar este tiempo y poner al país de pie después de la pandemia. Todas las opiniones son necesarias.

Y los sectores que plantean la pelea o imposiciones de Cristina a Alberto…

No sé si son sectores. Para mí son medios masivos de comunicación y es bien distinto.

Total Page Visits: 40 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

“Argentina necesita obras y China alimentos, son socios naturales”

Publicado

on

Por

La compañía asiática participa como contratista en las principales megaobras del país, como los parques solares Cauhachi y Cafayate o los proyectos hidroeléctricos de Tambolar y Portezuelo.

PowerChina es el contratista más grande de energía renovable del país, con una cartera de proyectos valuados por más de 1.500 millones de dólares. Entre ellos se encuentran el Parque Fotovoltaico de Cauchari de Jujuy, parques eólicos en Chubut y La Rioja, proyectos solares en Salta y Córdoba, así como dos megaobras hidroeléctricas: el dique El Tambolar de San Juan y recientemente obtuvo la licitación de Portezuelo del Viento en Mendoza, una obra que está en tironeo con La Pampa y sobre la que el presidente debe laudar sobre la realización de nuevos estudios de impacto ambiental.

El presidente de la firma en el país, Tu Shuiping, explicó a Ámbito Financiero por qué razones tienen interés en la Argentina. El directivo es optimista con la situación económica tras el acuerdo con los bonistas y sostiene que “Argentina y China se necesitan”. La empresa mantiene su estrategia de operar con socios locales y cuestiona que en el país los procesos son “más trabados” que en otras partes del mundo, con demasiadas negociaciones. Expectativas a futuro por las obras de infraestructura que defina el Gobierno para mejorar la competitividad.

Periodista: ¿Cuándo surge el interés por Argentina?

Tu Shuiping: Viene de año 2011, cuando en PowerChina estábamos mirando proyectos de energías renovables. Luego, buscamos tener participación con los parques eólicos Loma Blanca 1 y 3, en Chubut. También participamos en la licitación de la represa Chihuido en Neuquén y en 2015 se firmó un acuerdo por el parque eólico Arauco en La Rioja. Después nos involucramos en el dique Tambolar en San Juan y con Jujuy en el parque solar Cauchari, el más grande de la región y el que está a mayor altura en todo el mundo. Participamos en proyectos locales. En abril se firmó un contrato con Córdoba por parques solares y hace poco nos presentamos en la licitación de Portezuelo, en Mendoza.

P: ¿Cómo ve la situación del país?

T.S.: Es muy positivo el acuerdo con los bonistas.Lo peor ya pasó, Argentina está en proceso de mejora. En el corto plazo puede haber un problema de dólares, pero la visión de largo plazo es que va a mejorar. Los funcionarios tienen intención de alcanzar un crecimiento..

P: Por distintas razones, Argentina no suele atraer a empresas, ¿qué atrae del país a PowerChina?

T.S.: El mundo no entiende cómo funciona argentina. China tiene una estrategia de mercado muy grande. Y el mundo está integrado. Para armar un celular, hay partes que llegan de Estados Unidas, de Corea, de China, de Europa. Todo es integral. Argentina no es competitivo en productos industriales, es muy caro lo laboral y la logística, también hay un efecto de los sindicatos. No es competitivo ni en la región ni en el mundo. Pero tiene mucha tierra, y en China se necesita carne, soja, pescado. Argentina también tiene litio. Y necesita obras de infraestructura. Le conviene a Argentina gestionar más exportaciones para tener dólares y mejorar la economía. Por eso veo como socios naturales a China y Argentina. Se necesitan. PowerChina viene de forma independiente, por oportunidades concretas. Nosotros, como contratistas, trabajamos en 110 países. En energía renovable falta financiamiento, pero hay proyectos muy buenos. El viento y el sol de Argentina son de los mejores del mundo. Falta infraestructura. Por ejemplo, en comunicaciones: Argentina tiene 8.000 estaciones y en China una sola ciudad tiene por lo menos 20.000. Hay una oportunidad.

P: ¿Qué significó para la empresa el cambio de gobierno?

T.S.: En Brasil o Perú el 50% de las obras son privadas o PPP. En Argentina la mayor parte es obra pública. La estrategia del gobierno es tener liderazgo en esa industria. Siempre trabajamos con gobiernos provinciales o nacionales, y hay interés de todas las partes. Para un gobierno, algunos proyectos son prioritarios, pero luego cambian de idea. Y lo mismo en cada provincia. Esto hace que un proyecto pueda estar demorado, y después se puede levantar otra vez en otro gobierno. Si la economía mejora, esto va a funcionar.

P: Uno de los casos cambiantes fue la represa de Portezuelo, ¿qué opinan del proyecto y de los estudios que se piden?

T.S.: En 2011 participamos en la precalificación. Estamos mirando a largo plazo, somos muchos especialistas visitando sitios. Trabajamos durante casi 10 años. Somos una contratista principal en ese sector, tenemos el 50% de market share en centrales hidroeléctricas. Es el que más nos interesa. Siempre tuvimos intención de acompañar. Para nosotros, con los estudios eran suficientes para el proceso licitatorio. Acompañamos el pliego, hay que hacer detalles de geología porque los proyectos hídricos son complejos. Se puede avanzar.

P: ¿Cuál es el estado de Tambolar en San Juan?

T.S.: En 2015 firmamos un contrato con Panedile y el gobierno de San Juan. Durante el gobierno de Macri no se pudo avanzar. El proyecto técnicamente está bien, igual que Portezuelo, y ahora se empieza a cumplir en tiempo y forma con la idea de tener la obra en 2023. Estamos coordinados con los socios locales. Que en San Juan prácticamente no haya covid también ayuda.

P: Mencionaba a socios locales, parece ser una estrategia común.

T.S.: En los últimos 10 años siempre trabajamos con socios locales o subcontratistas locales. Históricamente contratamos empleados locales. Con 14 proyectos, sólo había en el país 65 chinos, incluidos los de Casa Matriz, con 87 empleos directos locales. En el pico, pueden trabajar hasta 5.500 empleados locales. En Jujuy, por ejemplo, hubo 1.500 trabajadores, de los cuales solo 20 eran chinos y algunos especialistas europeos.

P: ¿Qué particularidades observa de la forma de trabajo en Argentina?

T.S.: Argentina tiene un sistema nacional, provincial, municipal. Hay que registrarse como contratista provincial, negociar con los sindicatos. Es un sistema mucho más trabado, con más pasos. Todo es negociación. Son algunas de las cosas que se pueden mejorar: hacer un balance entre el beneficio a los trabajadores y la eficiencia. En China hay más cultura del trabajo. El que no trabaja no tiene comida. Acá las diferencias son chiquitas. Así, las empresas no son fuertes, ni los trabajadores. En cualquier negociación pierde el grupo empresario. Nosotros evaluamos proyectos con inversión propia, pero nos cuesta avanzar porque es compleja esa situación. Lo más positivo: la seguridad y el foco en el impacto ambiental.

P: ¿Qué proyectos analizan a futuro?

T.S.: Argentina necesita reforzar su capacidad de exportación para ganar dólares. Y en ese sentido tiene que mejorar su eficiencia. Como país, tiene su fuerza natural pero necesita rutas, ferrocarriles, hidrovías, puertos. Siempre acompañamos a la estrategia de país. Los proyectos del ferrocarril Roca y Urquiza son muy interesantes. El Gobierno está analizando qué proyectos se pueden hacer y cuáles son los prioritarios. Todavía no hay nada concreto. El gabinete y las provincias están definiendo.

Total Page Visits: 40 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Economia

IFE ANSES: el 24% del pago del bono se cubre con el impuesto a la compra de dólares

Publicado

on

Por

Por el recargo del 30% a la adquisición de divisas se recaudaron $ 67.723 millones en lo que va del año. El bono de $ 10.000 ya demandó $ 270.000 millones.

En lo que va del año el impuesto PAIS -que recarga con un 30% la compra de dólares- recaudó $ 67.723 millones. Y las tres rondas del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) suman un gasto público de $ 270.000 millones. De este modo, este tributo aporta 1 de cada 4 pesos que se gastan en el pago del bono de $ 10.000. Con la cuarentena y la expansión de la brecha cambiaria, la cantidad de personas que compran dólares para atesoramiento pasó de 500.000 por mes en el verano a más de 4 millones en julio.

A partir del próximo lunes, ANSES empezará a pagar la tercera ronda del IFE. Será un nuevo desembolso de $ 10.000 para cada una de las 9 millones de personas incluidas en este programa. Con esta ronda, el Estado habrá destinado a este subsidio para asistir a las familias más vulnerables en medio de la pandemia $ 270.000 millones. Este monto implica que lo recaudado por el impuesto PAIS cubre el 24% de ese gasto.

El IFE arrancó como una medida excepcional y se fue consolidando con la extensión de la cuarentena. Mes a mes, el Gobierno analiza si continua o no en función de cómo se mueve la actividad económica y el humor social. Ahora el eje está en definir si habrá una cuarta entrega del IFE o se pasará a otro esquema de ayuda social, más acotado, como una renta básica para los desempleados y las familias más vulnerable.

Por otra parte, el impuesto PAIS llegó con la asunción de Alberto Fernández como un complemento del cepo cambiario que permite comprar solo US$ 200 por mes y por persona. El nombre completo es impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS), con lo que ya lleva implícito en su título que la recaudación de este tributo se usaría para instrumentar políticas sociales.

Con la extensión de la cuarentena, este tributo se fue transformando en un pilar de la recaudación, que este año viene sofocada por la caída de la actividad.

En julio, los ingresos tributarios cayeron 13,1% en términos reales, es decir, descontando el impacto de la inflación en ese período. Este resultado negativo se repitió en todos los impuestos, excepto en dos. Uno fue Bienes Personales, que concentró en el mes que recién terminó los pagos de vencimientos de tenencias accionarias y participaciones societarias y así subió 338% contra el año anterior, hasta recaudar $ 9.240 millones.

El otro fue el impuesto PAIS, que aportó a la recaudación general en ese mes más del doble que Bienes Personales. Un informe de la consultora LCG apunta que  Impuesto País sumó $ 20.000 millones en julio, $ 6.000 millones más que en junio y $ 12.000 millones más respecto al promedio del primer semestre de este año. “En el mes aportó el 4% del crecimiento interanual de los recursos totales, una contribución semejante a la que hicieron conjuntamente los derechos de exportación e Importación”, plantea la consultora.

El crecimiento de la recaudación por el impuesto PAIS saltó con la cuarentena. En el verano, el impuesto nuevito y el salto del dólar acotaron las compras, que no pasaban de 500.000 personas por mes. Pero con el aislamiento, cayó el gasto de las familias en entretenimiento y transporte y subió el margen para destinar al dólar/atesoramientro. A la vez, la pandemia potenció la tendencia al ahorro, ante la incertidumbre por lo que viene. Sobre esto se montó la brecha cambiaria, que incentivó a buscar cobertura ante el temor a una devaluación, pero también a estirar el rendimiento de los pesos comprando en el oficial y vendiendo en el blue. Así, hubo meses en los que se podían embolsar hasta $ 7.000 adicionales con este rulo.

Esto hizo que según datos del Banco Central, 3,3 millones de personas compraran dólares en junio. Y según estimaciones del mercado, más de 4 millones lo hicieron en julio. Ese mes, el impuesto PAIS recaudó $ 20.017 millones, 41% más que el mes previo.​

Curiosamente, los beneficiarios del IFE también aprovecharon este rulo para estirar el bono y convertir a través del “puré” en $ 16.000 ó $ 17.000 los $ 10.000 originales del bono. Así terminaron alimentando el mismo impuesto que los financia.

Total Page Visits: 40 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Economia

IFE: ANSES difundió el calendario del tercer pago

Publicado

on

Por

La ANSES informó que a partir del 10 de agosto comenzará el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 junto con el cronograma de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

La ANSES informó que a partir del 10 de agosto comenzará el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 junto con el cronograma de la Asignación Universal por Hijo (AUH):

  • Lunes 10 de agosto: documentos terminados en 0.
  • Martes 11 de agosto: documentos terminados en 1.
  • Miércoles 12 de agosto: documentos terminados en 2.
  • Jueves 13 de agosto: documentos terminados en 3.
  • Viernes 14 de agosto: documentos terminados en 4.
  • Martes 18 de agosto: documentos terminados en 5.
  • Miércoles 19 de agosto: documentos terminados en 6.
  • Jueves 20 de agosto: documentos terminados en 7.
  • Viernes 21 de agosto: documentos terminados en 8.
  • Lunes 24 de agosto: documentos terminados en 9.

Asimismo, desde el 25 de agosto, la ANSES empezará a abonar el IFE a los restantes beneficiarios que validaron su Clave Bancaria Uniforme (CBU) en el aplicativo del sitio web del organismo.

De esta manera, las fechas de pago serán a razón de dos días hábiles por número de terminación de DNI; esto significa que se pagará el IFE a aproximadamente 300.000 personas por día. Así se mantendrá un cronograma de pago espaciado para cuidar la salud de los beneficiarios.

En tanto, quienes perciban este bono deben ingresar a www.anses.gob.ar, sección Ingreso Familiar de Emergencia, para consultar la fecha de cobro.

El IFE está destinado a cuidar en materia económica y social a las familias de los sectores más vulnerables que se ven afectadas por la emergencia sanitaria creada por el coronavirus (Covid-19). El bono volverá a llegar a casi 9 millones de personas.

Total Page Visits: 40 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

ADT

Tendencias