Connect with us

Salud

Celíacos piden al Gobierno más productos en Precios Cuidados

Publicado

on

En el programa oficial hay apenas tres artículos. Además exigen control de precios porque hay mucha distorsión en los valores de un mismo producto según donde se compre.

En plena cuarentena por el coronavirus llenar las alacenas y la heladera del hogar no parece una tarea sencilla. A pesar del programa Precios Máximos que lleva adelante el Gobierno en las grandes cadenas supermercadistas, a una familia tipo le cuesta cada vez más la compra mensual de alimentos. Si en este contexto hay miembros que padecen celiaquia, la realidad se torna aún más compleja. Es que los alimentos sin TACC no solo cuestan el doble que los convencionales sino que cada vez es más complejo conseguirlos.

Desde la asociación tenemos un mini banco de alimentos. Mucha gente durante la pandemia empeoró su condición económica por lo que la ayuda ya no es suficiente y no damos abasto”, contó a Ámbito Financiero Mariana Holgado presidente de la Asociación de Celiaquia de la Argentina. “Necesitamos que se regulen los precios de los productos aptos para celíacos. Es un pedido que venimos batallando hace años con la Secretaría de Comercio, pero que ahora se convierte en vital”, agregó Holgado.

Es que para dar un ejemplo un paquete de harina de trigo cuesta en promedio $60, mientras que una premezcla (que reemplaza a la harina) vale en promedio $400. “Es muy complejo porque se trata de alimentos que no se hacen en escala, que tiene un tratamiento especial y envases también más caros. Entendemos que su valor sea mayor, pero hay mucha distorsión de precio según donde se compre. Esa misma premezcla se puede conseguir a $200 en algunos sitios”, ejemplificó Holgado.

En la Argentina alrededor de 400 mil personas padecen celiaquía, una enfermedad crónica intestinal caracterizada por la intolerancia permanente al gluten, que se encuentra presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACC). “En la cadena de comercialización vemos fuerte abuso en los precios, por eso le pedimos al Gobierno que intervenga”.

“El Gobierno le otorga hoy una tarjeta a las familias sin obra social con miembros celíacos de $400 por mes, la promesa está que esa suma ascienda a $2500”, agregó Holgado. Mientras que las obras sociales y prepagas están obligadas legalmente a brindar una cobertura mensual en concepto de productos libres de gluten, aunque el monto es insignificante “la cobertura fue actualizada hace más de un año a $900”, agregó.

El programa de Precios Cuidados solo cuenta con tres productos específicos para celíacos.“Hay dos paquetes de fideos y unas galletas de arroz, nosotros venimos pidiendo que ese listado se amplié, aunque somos conscientes que no hay tantas empresas grandes para abastecer el canal. Para nosotros es importante porque es una forma de estandarizar los precios a nivel nacional”, concluyó Holgado. Y mientras un paquete de fideos clásicos en Precios Cuidados se consigue a $60, los especiales para celiacos del mismo programa salen $108.

“Hay algunos proyectos que buscan beneficios impositivos para las empresas que fabrican estos productos o reducción de IVA pero nosotros no estamos de acuerdo porque no es garantía que eso se traduzca en una rebaja para los consumidores, sino que aumentará la ganancia de las empresas. Creemos que la solución rápida es el canal de venta directa y buscamos ese camino”, finalizó Mariana Holgado.

Total Page Visits: 35 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portada

Detectan el primer caso sospechoso de infección humana por un virus mortal transmitido por mosquitos

Publicado

on

Por

Se trata de la encefalitis equina del este, una enfermedad con alta tasa de letalidad en caballos y, al parecer, también lo sería en personas.

Las autoridades del Departamento de Salud del estado de Michigan, Estados Unidos, informaron sobre el primer caso humano detectado este año como sospechoso de contraer la encefalitis equina del este (EEE), un virus mortal transmitido por mosquitos.

El hombre infectado dio positivo a las primeras pruebas, aunque se esperan los resultados definitivos, en las próximas horas. La institución a cargo señaló que este caso detectado en humanos se suma a los 22 diagnósticos confirmados en caballos, ubicados en 10 condados, así como a otros nueve confirmados del virus del Nilo Occidental.

“Este supuesto caso de EEE en un residente de Michigan muestra que es una amenaza en curso para la salud y la seguridad de los michiguenses, y pide que se sigan tomando medidas para prevenir la exposición, incluyendo la fumigación aérea”, afirmó Joneigh Khaldun, director ejecutivo médico y jefe adjunto de salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan (MDHHS).

En 2019, el virus enfermó a 38 personas en EE.UU., 10 de ellas en Michigan. Este año, y hasta el 9 de septiembre, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país norteamericano (CDC, por sus siglas en inglés) han confirmado cinco casos humanos de EEE, de los cuales tres en Massachusetts y dos en Wisconsin.

Entre las medidas de prevención, se recomienda a los habitantes que se protejan de las picaduras de mosquitos y cancelen sus actividades al aire libre, al menos después del anochecer, y “en particular las que involucren a niños”, para reducir el riesgo de picaduras.

Además, el MDHHS anunció que esta semana se llevará a cabo un operativo de fumigación aérea contra mosquitos en ciertas áreas de alto riesgo del estado, utilizando aviones especializados que rociarán un producto llamado Merus 3.0.

Características de la enfermedad

Según el comunicado de las autoridades, la EEE “es una de las enfermedades más peligrosas transmitidas por mosquitos en EE.UU., con una tasa de mortalidad del 33 % en personas y del 90 % en caballos”.

El tiempo de incubación es de 7 a 10 días y los síntomas, en el 94 % de los casos, consisten en un cuadro febril de 39 °C a 40 °C que cede en aproximadamente cuatro o cinco días. Sin embargo, los contagiados también pueden presentar dolores de cabeza, malestar general, escalofríos, dolor de huesos, náuseas, vómito y diarrea.

El organismo advierte que “la EEE tiene un alto porcentaje de letalidad” y que en los pacientes que sobreviven hay una elevada frecuencia de “secuelas permanentes de tipo neurológico (especialmente en menores de cinco años), como retardo mental, convulsiones y parálisis, dado el severo daño cerebral”.

Medidas de prevención

El MDHHS recomienda aplicar repelentes de insectos sobre la piel o la ropa expuestas. Asimismo, insta a usar camisas de manga larga y pantalones largos cuando se esté al aire libre.

Adicionalmente, se aconseja colocar mosquiteros en las puertas y ventanas y vaciar o tapar los depósitos de agua donde se pueden reproducir esos insectos, como piscinas para niños cuando no estén en uso, llantas viejas o sitios similares donde los mosquitos pueden poner huevos.

Total Page Visits: 35 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Coronavirus

El COVID-19 no es sólo una enfermedad respiratoria: esto puede causar en el corazón

Publicado

on

Por

Se sabe que la salud cardíaca de algunos pacientes con coronavirus también se pone en riesgo, pero en las últimas semanas, se fortaleció la evidencia acerca del amplio espectro de complicaciones cardiovasculares que pueden ocurrir, que van desde arritmias hasta paro cardíaco

Inicialmente los especialistas se centraron en la característica de “virus respiratorio” que tiene el SARS-CoV-2, dado que es su sello distintivo y las principales manifestaciones clínicas del COVID-19 son respiratorias.

Sin embargo, con el tiempo se supo que el COVID-19 tiene un amplio espectro de complicaciones cardiovasculares, que incluyen falla cardíaca nueva, arritmias, síndrome coronario agudo, inflamación del corazón y hasta paro cardíaco. Además, la presencia de lesión cardíaca ha mostrado tasas de mortalidad desproporcionadas.

La inflamación del corazón, llamada miocarditis, es una complicación potencialmente letal, y se han publicado múltiples reportes de casos. Actualmente se desconoce el mecanismo exacto, pero recientes hallazgos sugieren que parece ser el resultado de la infección directa del virus que ataca el corazón, o posiblemente como consecuencia de la inflamación desencadenada por la respuesta inmune excesivamente agresiva del cuerpo”. La médica cardióloga Lucrecia Maria Burgos (MN 148.752) destacó que “hay reportes de hallazgos directos de partículas del virus en el corazón a partir de estudio de biopsias cardíacas y autopsias”.

Según la especialista del servicio de insuficiencia cardíaca, hipertensión pulmonar y trasplante cardíaco del ICBA Instituto Cardiovascular, “fuera de los reportes de casos publicados, se desconoce la incidencia exacta de afectación del miocardio o miocarditis entre los pacientes hospitalizados con COVID-19. Sin embargo, varios estudios han informado lesiones cardíacas entre pacientes hospitalizados con COVID-19”. De un estudio de pacientes de un hospital de la Universidad de Wuhan, aproximadamente el 20% tenían lesión cardiaca, y en estos pacientes la mortalidad fue significativamente superior (51,2% frente a 4,5%).

"Cualquier secuela cardíaca que persista semanas o meses después de la infección es claramente preocupante, y se está viendo más evidencia de ello" (Shutterstock)“Cualquier secuela cardíaca que persista semanas o meses después de la infección es claramente preocupante, y se está viendo más evidencia de ello” (Shutterstock)

Para la jefa del servicio de insuficiencia cardíaca, hipertensión pulmonar y trasplante cardíaco del ICBA Instituto Cardiovascular, Mirta Diez (MN 68.240) “cualquier secuela cardíaca que persista semanas o meses después de la infección es claramente preocupante, y se está viendo más evidencia de ello”. “Un estudio evaluó con resonancia magnética cardiaca a 100 pacientes recientemente infectados por COVID-19, la mayoría de los pacientes se recuperaron en casa y la gravedad de la enfermedad aguda COVID-19 varió de asintomática a síntomas leves a moderados -señaló la especialista-. Los autores reportaron compromiso cardíaco en 78% de los pacientes e inflamación del corazón activa en el 60%”.

Además, durante la pandemia de COVID-19, se reportó “un aumento muy significativo en la incidencia de Síndrome del corazón roto o Takotsubo, alcanzando el 7,8% en comparación con la incidencia prepandemia del 1,7%”, destacó Diez, ahondó: “Esta enfermedad presenta síntomas similares a los de un ataque cardíaco, como dolor en pecho y dificultad para respirar. Pero habitualmente es transitorio, y no afecta a las arterias coronarias como un infarto, sino al músculo cardíaco. El COVID-19 ha provocado múltiples niveles de estrés en la vida de las personas en todo el mundo, a nivel emocional, exacerbado por el aislamiento prolongado y las historias trágicas que involucran a familiares, sumado en Argentina la situación socioeconómica actual. Todos estos representan posibles desencadenantes de esta enfermedad”.

COVID-19 y corazón, el día después

“Ahora también es momento de empezar a concientizar sobre los chequeos necesarios en aquellos pacientes que superaron esta enfermedad”. Mario Boskis (MN 74002) es investigador clínico y experto en la prevención y tratamiento de las enfermedades cardíacas, y en este sentido resaltó que “desde que comenzó la pandemia han surgido cada vez más publicaciones en revistas científicas que alertan acerca de la posibilidad de complicaciones cardiacas en pacientes afectados por el coronavirus”. “En una reciente revisión de la revista Circulation, se señala que el COVID-19 se divide en tres fases distintivasla primera, también llamada de ‘infección precoz’, se caracteriza por una gran proliferación viral, con una duración de hasta cinco días -precisó el experto-. Luego, puede sobrevenir la segunda etapa o ‘fase pulmonar’, donde lo característico es la aparición de una neumonía. Si no existe una mejoría del paciente en esta etapa, el COVID-19 puede convertirse en una enfermedad severa a crítica, con la capacidad de producir un daño en el corazón como consecuencia de una inflamación llamada miocarditis, ya sea por infiltración directa del virus en sus paredes, o en forma indirecta por mecanismos inmunológicos alterados, que generan una respuesta inflamatoria en el miocardio”.

Aun en pacientes que han cursado su COVID-19 en domicilio, puede existir la posibilidad de algún tipo de afectación cardiaca, por lo que recomendamos la consulta clínica cardiológica (Shutterstock)Aun en pacientes que han cursado su COVID-19 en domicilio, puede existir la posibilidad de algún tipo de afectación cardiaca, por lo que recomendamos la consulta clínica cardiológica (Shutterstock)

Según Boskis, “este cuadro puede darse más frecuentemente en la tercera etapa de la enfermedad, llamada de ‘hiperinflamación’, con la posibilidad de llevar al enfermo a una Insuficiencia cardiaca y también a la agresión viral de otros órganos, como el riñón, hígado o sistema nervioso central”.

Sin embargo, un estudio recientemente publicado en JAMA, reportó que el SARS-CoV-2 también sería capaz de producir alteraciones en las paredes del corazón aun en pacientes con COVID positivo de grado leve a moderado, como lo demuestran investigadores alemanes, que efectuaron una resonancia cardiaca a cien paciente recuperados, encontrando en un 78% de los mismos ,alteraciones en las paredes del corazón independientemente del grado de severidad.

Otras afecciones del sistema cardiovascular también han sido reportadas en pacientes portadores de COVID-19, tanto en China, Europa o los Estados Unidos, como la aparición de arritmias cardiacas, formación de trombos en los vasos sanguíneos, insuficiencia coronaria o infartos de miocardio.

– ¿Es necesario realizar una consulta cardiológica luego de haber tenido Covid+?

– La evidencia actual nos dice que puede existir lesión miocárdica y miocarditis en pacientes con infección por COVID-19 que han sido hospitalizados en un rango que va del 12 al 30%.

Aun en pacientes que han cursado su COVID-19 en domicilio, puede existir la posibilidad de algún tipo de afectación cardiaca, por lo que recomendamos la consulta clínica cardiológica en forma rutinaria con el fin de evaluar el estado del sistema cardiovascular.

– ¿Cuánto tiempo debo esperar para realizarla?

– No existe un consenso aún del momento óptimo, por lo que cada profesional es el responsable de determinar cuándo es necesaria la consulta y ella estará adecuada a cada caso clínico en particular. Sin embargo, si bien no es lo mismo un caso leve a moderado, que un caso severo o crítico, considero que es razonable no dejar pasar más de tres a cuatro semanas luego del alta, para realizar el chequeo médico clínico cardiológico. Este lapso puede variar en el caso que haya síntomas que requieran una atención anticipada.

– ¿Cuáles son los estudios que se recomiendan?

– Inicialmente, más allá de una consulta clínica cardiológica, recomiendo la realización de un electrocardiograma y si es posible, completar con un eco doppler cardíaco color. Esto permite evaluar la salud del corazón, incluyendo si existen arritmias o trastornos en las paredes del mismo.

Si estuviese indicado, se pueden realizar otros estudios de imágenes tales como una resonancia cardiaca o una prueba de esfuerzo o eco estrés en el caso de un deportista.

La utilización de cada método diagnóstico se ajustará a cada caso en particular y es decisión del médico cardiólogo de cabecera. Se están realizando estudios de registro en varios centros, incluido el nuestro, para determinar la mejor utilización de los recursos en un contexto de costo/beneficio.

– ¿Queda algún tipo de afección en pacientes cardíacos tras haber superado el contagio de COVID-19?

– Es muy temprano aún para determinar si existen secuelas a largo plazo. A medida que se vayan estudiando los cientos de miles de pacientes recuperados en Argentina, y millones en el mundo, se podrá tener una idea certera de las secuelas cardíacas a largo plazo, si es que estas existen.

Total Page Visits: 35 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Coronavirus

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva pide que se vuelva a una fase de aislamiento más estricta

Publicado

on

Por

A una semana de la dura carta y la reunión con el presidente Alberto Fernández, el doctor Arnaldo Dubin advirtió que hay peligro cierto de un desastre sanitario si continúa la flexibilización de la cuarentena

El pedido de auxilio era en realidad un grito a toda la sociedad y también al Gobierno. Los médicos que atienden a las personas en las terapias intensivas, que padecen una forma moderada o grave de COVID-19 se vieron muchas veces desbordados en los últimos días con la carga previa de arduo trabajo y cansancio acumulado por la pandemia y por el incremento de contagios e internaciones ocurridas recientemente.

Por eso, el primer día de septiembre, escribieron una carta desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) en la que alertaban del colapso en la atención médica que estaban viviendo.

“Sentimos que no podemos más. Observamos en las calles cada vez más gente que quiere disfrutar, que reclama sus derechos, que se siente bien por ahora. ¿Qué pasará con ellos y sus familiares mañana? ¡Ojalá que no se transformen en uno de nuestros pacientes que, con fuerzas, trataremos de arrebatarle a la muerte!”, afirmaron los médicos, enfermeros, kinesiólogos y otros miembros de la comunidad de terapia intensiva en la cruda misiva.

Personal médico realiza controles a pacientes con COVID-19 en una unidad de terapia intensiva en un hospital de la provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Personal médico realiza controles a pacientes con COVID-19 en una unidad de terapia intensiva en un hospital de la provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Al otro día, varios de sus miembros, encabezados por el doctor Arnaldo Dubin fueron recibidos por el presidente Alberto Fernández en la Residencia de Olivos donde se mostraron preocupados por el colapso que está viviendo el sistema sanitario en varias regiones del país, incluida la ciudad de Buenos Aires.

Los contagios están aumentando y la enfermedad se está dispersando en el país. En el AMBA la situación sigue siendo muy grave. Algunos sostienen que estamos en una meseta y eso da tranquilidad. Pero nosotros no estamos de acuerdo con eso. Es una meseta con muchos casos y hay un riesgo de saturación del sistema sanitario. Estamos particularmente preocupados por la situación en las terapias intensivas, que antes de la pandemia ya era compleja. La pandemia no solamente desnudó las carencias estructurales y agravó la situación. Tenemos una sobrecarga de trabajo enorme, como jamás ocurrió antes. Estamos agotados físicamente, exhaustos en los psicológico. Comentemos errores, nos enfermamos. Hay compañeros fallecidos. Los resultados en terapias intensivas no son los mismos. La letalidad está aumentando, aún con valores mejores al resto del mundo”, manifestó a Dubin a la salida de la reunión.

Hoy, una semana después de aquel encuentro, Dubin volvió a manifestarse al pedir desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva que se vuelva a una fase de aislamiento más estricta porque “las proyecciones matemáticas de coronavirus en el país son aterradoras”.

“La Argentina tiene una letalidad baja comparada con otros países que tienen sistemas de salud muy desarrollados, como es el caso de Reino Unido. Es decir, tenemos muchos menos decesos en relación a la cantidad de contagiados. Sin embargo, la letalidad está aumentando y esto tiene que ver con lo que está pasando en la terapia intensiva y la escasez de médicos especializados. Eramos pocos antes de la pandemia y la enfermedad agudizó este problema”, explicó Dubin.

Rodolfo Velazquez, quien padece coronavirus (COVID-19), descansa en su cama de terapia intensiva en el hospital Dr. Alberto Antranik Eurnekian, en Ezeiza, en los suburbios de Buenos Aires, Argentina. August 21, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

Rodolfo Velazquez, quien padece coronavirus (COVID-19), descansa en su cama de terapia intensiva en el hospital Dr. Alberto Antranik Eurnekian, en Ezeiza, en los suburbios de Buenos Aires, Argentina. August 21, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

Estamos exhaustos, estamos propensos a cometer errores, y la enfermedad ha diezmado nuestras filas. Nuestro compromiso es ineludible, pero somos humanos y tenemos límites”, afirmó en declaraciones a Radio Provincia.

“Vemos con preocupación lo que ha pasado durante estos últimos días. Vimos que la gente se aglomeraba en bares y café sin guardar distancias y sin elementos de protección. Cuestiones bizarras, como el festejo en el Cerro Chapelco, o las manifestaciones en el Obelisco quemando barbijos. Esto se va a acompañar con un aumento de casos. Y esto no sé si lo vamos a poder afrontar en las terapias intensivas”, aseguró y denunció que algunos sectores “insisten en que la situación epidemiológica está controlada, que se flexibilice la circulación y que no haya controles, pero esto tendrá un valor muy determinante en el comportamiento de la población”.

El médico explicó que si bien en terapia intensiva los profesionales están preparados para los peores escenarios, “esos discursos no ayudan porque estamos frente a riesgos significativos”. “Hay peligro cierto de desastre sanitario”, remarcó y afirmó que “las proyecciones matemáticas son aterradoras”.

Un médico revisó el estado de salud de un paciente con COVID-19 en el Pabellón de Terapia Intensiva (Foto: Cuartoscuro)Un médico revisó el estado de salud de un paciente con COVID-19 en el Pabellón de Terapia Intensiva (Foto: Cuartoscuro)

“Yo no soy epidemiologo o sanitarista, soy profesor e investigador e intensivista y mi enfoque puede ser recortado. Pero estoy alertando un colapso de la terapia intensiva y no veo otra posibilidad que hacer más estricta las medidas de aislamiento, que es lo único que se puede hacer”, afirmó. También explicó que “los intensivistas somos una especie en extinción. Y eso no se puede comprar, no se puede fabricar”.

Terapias intensivas llenas

“En 20 provincias se registra un aumento de la ocupación de camas en el último mes y muchas de ellas están casi al 100 por ciento como Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Jujuy” con el agravante de “una merma de intensivistas” para la atención, indicó la secretaria de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, (SATI) Rosa Reina.

“Antes de la pandemia había 1.800 intensivistas en todo el país y que ahora son muchos menos ya que algunos fallecieron por el mismo coronavirus y no se puede incrementar el número porque se trata de una especialidad que requiere una formación profesional de cuatro años”, agregó. Por su parte, Célica Irrazábal, médica de terapia intensiva del Hospital de Clínicas de la Ciudad de Buenos Aires, precisó que “hace mucho” que los profesionales del área son “pocos” y remarcó que, “cuando se da este síndrome de acorralamiento de camas, lo sufrimos siempre”.”Aumentó entre cinco y seis veces la cantidad de camas pero no los intensivistas. En el Clínicas se multiplicó por siete la cantidad de camas, pero dado el aumento de contagios era un milagro tener una cama libre, aunque siempre pudimos dar respuesta a la demanda”, destacó Irrazábal.

Según datos del Ministerio de Salud, el total de camas de terapia intensiva en toda la Argentina es de 11.500: 3757 en la provincia de Buenos Aires y 2000 en la Capital Federal (400 públicas y 1600 privadas).

Total Page Visits: 35 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

ADT

Tendencias

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados