Connect with us

Internacional

Desterrados en París: un drama sin fin para los inmigrantes

Publicado

on

 Desde que se reabrieron las fronteras hace algunas semanas, inmigrantes de Somalia. Afganistán, Libia, entre otros, llegaron a la capital francesa para terminar amontonados, en su mayoría, en un suburbio del que acaban de ser desalojados.

Desde París

 La primera vez se asustó y se sintió agredido, la segunda salió corriendo, la tercera y cuarta trató de recuperar sus cosas y la quinta, es decir, ayer, dejó que todo ocurriera sin intervenir. Salió de la carpa, fue hasta el bus de la policía y miró desde allí “todo ese absurdo y esa injusticia que nos seguía cortando el camino”. Idil vivió este 29 de julio su quinta evacuación por la fuerza desde que llegó a Francia proveniente de Somalia. Junto a otros 2.000 inmigrantes oriundos de Sudán, Somalia, Tchad, Etiopía o Afganistán Idil se había instalado en uno de los campamentos improvisados que los inmigrantes van montando en la periferia Norte de París hasta que la policía los desaloja y trata de reubicarlos en hoteles y gimnasios de la zona. La víspera, el Prefecto de París, Didier Lallement, les había dado un plazo de “12 horas para abandonar el lugar”. La mayoría se quedaron y a la seis de la mañana el operativo comenzó a orillas del canal Saint-Denis, en la localidad de Aubervilliers.

La situación era doblemente nociva: para los mismos inmigrantes expuestos ahora al calor y la insalubridad, y para las autoridades, interpeladas pos los vecinos debido a la suciedad y las peleas entre comunidades distintas. ”De todas formas, no sabemos ni siquiera a dónde vamos a ir a parar. Lo más esencial es que alguien nos ayude porque ya no podemos más”, cuenta Saidi, un afgano con unos cuántos meses de residencia en la calles, primero en París, luego en las afueras. La evacuación es tensa. Hay mucha gente, muchos niños en las carpas, muchos policías y militantes de las asociaciones de protección al migrante (France Terre d’Asile, Solidarité Migrants Wilson), muchos gritos y nervios y miedo e incomunicación. Un destierro sobre muchos otros destierros. Cada respiración es una bocanada de tragedia. De un lado están los buses para los hombres solos, del otro el reservado a las familias. Michel, una militante de la asociación Utopía 56 que asiste a la evacuación, anticipa la crueldad del futuro:” volverán aquí u a otro lugar. Ni ellos tienen donde ir, ni el Estado la responsabilidad y la voluntad de asumir la situación. La gran mayoría de la gente que está aquí regresará a la calle dentro de un tiempo. Es un ciclo infernal”. Michel y otros militantes de France Terre d’Asile y Solidarité Migrants Wilson se apresuran para recuperar los utensilios y las carpas. Hay más de seiscientas (representan unos 10.000 euros) y, en un par de meses cuando llegue el invierno, salvarán unas cuantas idas.

Los inmigrantes son personas muy pobres, perseguidas en sus países, torturadas también, que saltaron al Mediterráneo en un barco cualquiera desde las costas de Libia y se salvaron porque un navío humanitario las rescatóOtros, como en el caso de los afganos, emprendieron un terrorífico viaje a través de Irán, Turquía y Grecia hasta llegar a Francia. Las cosas son ahora peor que antes. La pandemia no arregló el mundo, al contrario. Robert (France Terre d’Asile), desliza una frase que hiere como un latigazo por su carga de lúcida veracidad: “esta gente está más allá de la posibilidad de que algo cambie para ella, incluso si en un mes el liberalismo o las bolsas se vienen abajo. No son ni pobres ni ricos, ni víctimas de la desigualdad de los sistemas. Son las voces del otro lado de la fractura provocada por la improvisación occidental. Siempre los dejarán solos”. Ningún barco humanitario opera ya a lo largo de las costas de Libia para socorrer a los migrantes. Los últimos dos, el Ocean-Viking y el Sea-Watch, fueron, una vez más, víctimas del ardor perverso de los guarda costas italianos. Desde que se reabrieron las fronteras hace algunas semanas, los inmigrantes, sin embargo, continúan llegando para terminar amontonados, en su mayoría, en este un suburbio del que acaban de ser desalojados. 

Las cifras son imparables: durante los dos meses del confinamiento, en las orillas del canal Saint-Denis había unas 200 personas, luego, dos meses después del fin del encierro, ya sumaban 2.300. Su viaje no empieza por mar sino por tierra, a menudo en la frontera entre Irán y Turquía o en la misma Grecia a través de la no menos terrorífica “ruta de los Balcanes” (Turquía, Grecia, Macedonia, Serbia, Croacia, Hungría). Desde allí zanjan todos los peligros que un ser humano pueda imaginar con tal de llegar a un país europeo seguro: los traficantes de personas, las autoridades turcas, las cárceles de Turquía, los robos, las violaciones, las agresiones, la corrupción de los policías de Albania, de Grecia, Croacia, Serbia o Hungría (les roban su dinero, sus pasaportes y sus teléfonos), las denuncias, los malos tratos o la persecución.

Osmane, un somalí con más de cinco años de residencia en Francia, espera tranquilo sentado en el bus. Cuenta que “los nuevos, los que llegaron hace dos meses, me dan un poco de pena. ¡Han hecho tanto, sufrido tanto para llegar hasta aquí !. Y mirá, mirá lo que les espera”. Osmane es el tango del migrante, la historia que, sin,- que sea contada, se refleja en la absorbente soledad de las miradas: en su caso huyó de Somalia para escapar de las milicias chabab, llegó a Francia, obtuvo los papeles, trabaja, pero nadie le alquila una casa, sea porque no le alcanza “sea porque no entiendo”, dice señalando a un hombre joven, conocido por todos debido a la adversidad de su historia. Es Chenar Gull Nasairi, el afgano. Pasó tres años en Alemania hasta que le negaron el asilo político. Se desplazó a Francia donde, este año, también se le negó el asilo. Aunque Gull Nasairi asegura que en Afganistán los talibanes le pusieron precio a su vida, la Corte Nacional del derecho de asilo no cree ni en su historia, ni en que sea afgano. Ya va por su tercer intento de suicidio. Hay otros ejemplos como él: les rechazan el asilo en Gran Bretaña, en Austria, en Alemania, en Francia y van así, con el correr de los años, probando de un país a otro.

Luis Barda, miembro de Médicos del Mundo, advierte que los flujos serán más importantes porque quienes estaban bloqueados por la pandemia y el cierre de las fronteras “ahora vuelven a los caminos”. Ismail y Faycal son hijos de ese flujo. Estos dos afganos estuvieron bloqueados en Serbia un par de meses y llevan apenas tres semanas en Francia. Recién ahora empiezan a entender que lo peor está por venir. Faycal cuenta con cierta desesperanza: “obtener una cita con la OFII (Office français de l’immigration et de l’intégration) para presentar un pedido de asilo es imposible”. Y hasta que no lo obtenga tampoco tendrá un estatuto, o sea, ayuda mínima. Por eso terminó a orillas del canal Saint-Denis. ”Fue una sorpresa. Después de todo lo que viví y ahora esto, la calle, las carpas, la policía, los periodistas, no sé, no sé…”.

El traqueteo y el ruido mundial que destapó la covid-19 silenció sus voces, pero su drama continúa siendo como un fino chorro de agua helada que cae sobre el rostro de mundo. Jagan Chapagain, Secretario general de la Federación Internacional de la Cruz Roja, anticipa que “el desastre económico de la pandemia y sus efectos devastadores obligarán a muchas personas a desplazarse más allá de sus fronteras. Muchos inmigrantes sentirán que, pese a los riesgos, atravesar el mar será más seguro que permanecer en sus países porque habrá, también, la posibilidad de una vacuna contra el virus”. El canal Saint-Denis recupera su fisionomía. Pero en este paseo al que vuelven los ciclistas ha quedado como un dolor cautivo, una tensión latente. Dentro de unos meses regresarán los inmigrantes, aquí o un poco más al Norte. Volverá la policía, las asociaciones, la palabra y la indiferencia. Ellos están en la frontera de todas las fronteras. Ese lugar donde se acepta la fatalidad sin hacer demasiado para detenerla.

Total Page Visits: 46 - Today Page Visits: 4
Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Se escapó una bacteria de un laboratorio en China y ya hay más de 3.000 enfermos

Publicado

on

Por

Contrajeron brucelosis y serán recompensados económicamente. Fue tras el uso de un desinfectante vencido.

Más de 3.000 personas en el noroeste de China se enfermaron de brucelosis después de que en 2019 se escapara una bacteria de una planta biofarmacéutica que produce vacunas para animales, según se confirmó en las últimas horas.

Un total de 3.245 personas dieron positivo en las pruebas a esta bacteria, una cifra establecida tras los análisis realizados desde el incidente, según las autoridades sanitarias de Lanzhou, la capital de la provincia de Gansu, que indicaron que no se produjo ninguna transmisión de humano a humano.

Un laboratorio estatal de la ciudad usó un desinfectante caducado en julio y agosto de 2019 en la producción de vacunas contra la brucelosis para animales, dijeron las autoridades el martes.

Como resultado, la esterilización fue incompleta y las bacterias todavía estaban presentes en las emisiones de gas de la compañía, la planta biofarmacéutica de Lanzhou para cría de animales.

El gas contaminado se propagó por el aire hasta el cercano Instituto de Investigación Veterinaria, donde infectó a casi 200 personas en diciembre pasado.

La Brucelosis es transmitida por el ganado o productos animales.

La Brucelosis es transmitida por el ganado o productos animales.

La brucelosis es una enfermedad transmitida por el ganado o los productos animales. Generalmente no es contagiosa entre los humanos pero puede provocar fiebres, dolor en las articulaciones y dolores de cabeza.

La Oficina de Salud de Lanzhou dijo el viernes que la bacteria suele proceder de ovejas, vacas o cerdos.

El laboratorio se había disculpado este año y se le había revocado la licencia para producir vacunas contra la brucelosis.

Los pacientes recibirán una compensación económica a partir de octubre, según las autoridades de Lanzhou.

Con información de AFP.

Total Page Visits: 46 - Today Page Visits: 4
Seguir leyendo

Coronavirus

Reino Unido advierte sobre posible retorno al aislamiento por rebrote de Covid-19

Publicado

on

Por

Es para cortar el avance del coronavirus ante una duplicación semanal de internaciones de pacientes con la enfermedad.

El Gobierno británico dijo hoy que evalúa introducir nuevas restricciones y hasta un confinamiento general en todo el Reino Unido, para cortar el avance del coronavirus ante una duplicación semanal de internaciones de pacientes con la enfermedad.

Según algunos de los principales medios locales, las restricciones podrían entrar en vigencia tan pronto como la semana que viene, ya que las hospitalizaciones por coronavirus se están duplicando cada siete u ocho días.

Entre las medidas en elaboración, figuran el cierre de bares y restaurantes o tal vez restringir los horarios y prohibir las reuniones entre amigos y familiares, aunque continuarían las clases en escuelas y se podría seguir yendo a los lugares de trabajo.

El Reino Unido es el país de Europa más castigado por la pandemia, con más de 41.700 muertes confirmadas por Covid-19.

El Gobierno anunció ayer un aumento hasta 3.395 de los casos en las 24 horas previas, una cifra que ronda los 4.000 desde hace casi una semana.

“Queremos evitar un confinamiento nacional pero estamos preparados para hacerlo si es necesario”, dijo hoy el ministro de Salud, Matt Hancock, a la BBC.

“Estamos preparados para hacer lo que sea necesario tanto para proteger vidas como para proteger la economía”, afirmó, y advirtió que se sumarán nuevas restricciones a las ya impuestas a partir de este viernes en partes del noreste de Inglaterra.

Desde este lunes, ya están prohibidas las reuniones de más de seis personas, excepto escuelas, lugares de trabajo, de culto y eventos deportivos.

Y a partir de hoy, en varias localidades del noreste de Inglaterra que suman casi 2 millones de personas, está prohibido reunirse entre diferentes hogares y todos los lugares de entretenimiento tendrán que cerrar entre las 22 y las 5.

Según consignó también la BBC, el principal asesor científico y médico del Gobierno, predijo otro brote grave de la enfermedad y pronosticó que habría un número importante de muertes a fines de octubre si no se toman más medidas.

Mientras tanto, hoy el alcalde de Londres, Sadiq Kan, le adelantó la cadena de radio LBC, que las celebraciones oficiales del 31 de diciembre por el Año Nuevo fueron canceladas y no habrá la tradicional fiesta de fuegos artificiales.

Total Page Visits: 46 - Today Page Visits: 4
Seguir leyendo

Internacional

Estados Unidos decomisó seis toneladas de cocaína y tres de marihuana en el Caribe y el Pacífico

Publicado

on

Por

La droga, de un valor estimado de 216 millones de dólares, fue puesta bajo la tutela de las autoridades en Florida, tras ser descargada en el Puerto Everglades

La Guardia Costera de EEUU decomisó unas seis toneladas de cocaína y tres de marihuana durante 12 operaciones en aguas del Caribe y el Pacífico por un valor estimado de 216 millones de dólares, informó este jueves esa institución.

La droga fue puesta bajo tutela de las autoridades en Florida, tras ser descargada en el Puerto Everglades, en el sur del estado.

La droga, “unas 12.100 libras (5.488 kilos) de cocaína y aproximadamente 5.759 libras (2.612 kilos) de marihuana”, fue decomisada por buques de Estados Unidos y el Reino Unido en el Océano Pacífico Oriental y el Mar Caribe durante un período de dos semanas, entre el 27 de agosto al 8 de septiembre, precisó la Guardia Costera.

La droga fue puesta a disposición de las autoridades en Florida, tras ser descargada en el Puerto Everglades (@USCG)La droga fue puesta a disposición de las autoridades en Florida, tras ser descargada en el Puerto Everglades (@USCG)

Esta gran cantidad de drogas incautada en tan solo 13 días muestra cuán serio es el problema”, dijo la capitana Dorothy Hernaez, comandante en jefe del buque Harriet Lane.

Este buque decomisó en tres de los operativos en el Pacífico oriental unas 3.882 libras (1.761 kilos)de cocaína y aproximadamente 2.527 (1.146 kilos) libras de marihuana, detalló la institución.

Las operaciones, señaló la Guardia Costera, forman parte de un nuevo esfuerzo contra el narcotráfico en el mar Caribe y el océano Pacífico oriental lanzado desde el pasado abril y apoyado por el Comando Sur (Southcom), responsable de las Fuerzas Armadas estadounidenses en Latinoamérica y el Caribe.

Las operaciones, señaló la Guardia Costera, forman parte de un nuevo esfuerzo contra el narcotráfico en el mar Caribe y el océano Pacífico oriental lanzado desde el pasado abril y apoyado por el Comando Sur (@USCG)Las operaciones, señaló la Guardia Costera, forman parte de un nuevo esfuerzo contra el narcotráfico en el mar Caribe y el océano Pacífico oriental lanzado desde el pasado abril y apoyado por el Comando Sur (@USCG)

La Guardia Costera señaló que la lucha contra los carteles de la droga en el mar Caribe “requiere la unidad de esfuerzo en todas las fases, desde la detección, el control y las interceptaciones, hasta el enjuiciamiento penal por parte de los socios internacionales”.

El Gobierno de Estados Unidos ordenó en abril de este año “duplicar” el número de barcos militares y soldados en las costas de Latinoamérica para luchar contra el tráfico de drogas en el este del océano Pacífico y el mar Caribe, lo que incluye a Venezuela y México.

Total Page Visits: 46 - Today Page Visits: 4
Seguir leyendo

ADT

Tendencias

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados