Connect with us

Medio Ambiente

La Tierra perdió más del 70% de la fauna silvestre desde 1970

Publicado

on

Las zonas tropicales del continente americano son las más perjudicadas por este flagelo provocado por la indiscriminada actividad humana contra la naturaleza.

La Tierra perdió más de dos tercios de los vertebrados en menos de 50 años y las zonas tropicales de América Central y del Sur son las más afectadas, con un desplome del 94%, según un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

La actividad humana que genera la sociedad de consumo degradó además tres cuartas partes de las tierras y el 40% de los océanos, agrega el informe, citado por la agencia de noticias AFP.

La deforestación y la expansión agrícola son claves para explicar la desaparición del 68% de los vertebrados entre 1970 y 2016, indica la 13ª edición del Índice Planeta Vivo.

El informe, elaborado cada dos años por WWF International en colaboración con la Zoological Society de Londres, alerta además del riesgo de futuras pandemias, a medida que el hombre extiende su presencia y entra en contacto con animales salvajes.

“Durante treinta años, hemos estado siguiendo esta caída (de la biodiversidad), que se acelera. Seguimos yendo en la dirección equivocada”, dijo a la AFP el director general de WWF, Marco Lambertini. “En 2016, documentamos una disminución del 60%, ahora de 70%”, un lapso que representa “un abrir y cerrar de ojos comparado con los millones de años que llevan viviendo muchas especies en el planeta”, agregó.

La principal causa de esta pérdida de biodiversidad es la modificación de las tierras, especialmente cuando la industria convierte los bosques en granjas o explotaciones agrícolas, destruyendo el hábitat de los animales salvajes. A ello, se suman las especies invasivas y la contaminación, agrega el informe.

En total, un tercio de la superficie terrestre y tres cuartas partes de los recursos de agua dulce se dedican ahora a producir alimentos. En los océanos, el 75% de las reservas de peces también están sobreexplotadas.

Así, en las zonas tropicales de América Central y del Sur, la pérdida es casi absoluta, del 94%, especialmente para los anfibios, reptiles y peces, debido a un “cóctel” de factores, como la sobreexplotación y el desarrollo de la energía hidroeléctrica, que “impacta de forma severa las poblaciones” de peces y se prevé suponga “una mayor amenaza en el futuro”.

La investigación, publicada en la revista Nature, sostiene que reducir el derroche alimentario y favorecer dietas más sanas y más favorables para el medioambiente podría “doblegar la curva” de esta degradación. Si se combinara con un esfuerzo radical de conservación, estas medidas podrían evitar más de dos terceras partes de las futuras pérdidas de biodiversidad, indicaron sus autores.

Total Page Visits: 31 - Today Page Visits: 2
Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

Los glaciares que se derriten y llenan lagos inestables

Publicado

on

Por

Un relevamiento de los lagos glaciales del mundo muestra que hay más de los que había antes, y su volumen de agua está creciendo.

Los lagos glaciales, casi congelados y a menudo con un tono azul de otro mundo, se forman a medida que los glaciares se derriten y retroceden.

Estos lagos son una fuente de agua potable y de riego para muchas comunidades. Pero pueden volverse mortales en un instante cuando las rocas que los mantienen en su lugar se desplazan y envían torrentes de agua que corren río abajo.

Ahora, los investigadores han compilado la primera base de datos mundial de lagos glaciales y han encontrado que su volumen ha aumentado casi un 50% en las últimas décadas.

Ese crecimiento, impulsado en gran medida por el cambio climático, significa que es probable que esas inundaciones ocurran con mayor frecuencia, concluyó el equipo en un documento publicado el lunes en Nature Climate Change.

Un canal de salida controlado para ajustar los niveles de agua en el Lago Imja, cerca del Monte Everest en Nepal.Foto Prakash Mathema/Agence France-Presse - Getty Images.

Un canal de salida controlado para ajustar los niveles de agua en el Lago Imja, cerca del Monte Everest en Nepal.Foto Prakash Mathema/Agence France-Presse – Getty Images.

Dan Shugar, geomorfólogo de la Universidad de Calgary, y sus colegas no se propusieron realizar un censo mundial de los lagos glaciales. Originalmente habían planeado concentrarse sólo en unas pocas docenas concentradas en el Himalaya y las cordilleras vecinas del este y sur de Asia.

Pero cuando el equipo terminó de escribir los programas de computadora para identificar automáticamente y delinear el agua en imágenes satelitales, se dieron cuenta de que podían ampliar fácilmente su estudio para incluir la mayoría de los lagos glaciales del mundo.

“No fue un salto mucho mayor”, dijo Shugar.

Los investigadores recogieron más de 250.000 imágenes Landsat de la superficie de la Tierra y las introdujeron en el motor de Google Earth, una plataforma para analizar grandes conjuntos de datos de las ciencias de la Tierra, para armar el inventario de lagos glaciales más completo hasta la fecha.

“Hicimos un mapa de casi todo el mundo”, dijo Shugar.

Este estudio demuestra las capacidades de la computación en nube, dijo David Rounce, un glaciólogo de la Universidad Carnegie Mellon que no participó en la investigación.

“Ser capaz de agitarse a través de más de 200.000 imágenes es realmente notable”, dijo Rounce.

La cobertura mundial también permite detectar patrones a gran escala y diferencias regionales que otros estudios podrían pasar por alto, dijo Kristen Cook, geóloga del Centro Alemán de Investigación en Geociencias del GFZ, que tampoco formó parte del equipo de investigación.

Shugar y sus colaboradores midieron cómo evolucionaron el número y el tamaño de los lagos glaciales desde 1990 hasta 2018.

El equipo encontró que el número de lagos aumentó a más de 14.300 de aproximadamente 9.400, un aumento de más del 50%.

El volumen de agua de los lagos también tendió a hincharse con el tiempo, con un aumento de alrededor del 50%.

Los lagos de altas latitudes exhibieron el crecimiento más rápido, según los investigadores. Eso tiene sentido, propusieron Shugar y sus colegas, porque el cambio climático está calentando el Ártico más rápido que otras partes del mundo.

Todo este crecimiento es preocupante, sugieren Shugar y los miembros de su equipo de investigación, porque los lagos glaciales, por su propia naturaleza, pueden suponer un peligro significativo para las comunidades que viven río abajo.

Algunos lagos glaciales se encuentran en depresiones en forma de cuenco bordeadas por morrenas glaciares, los escombros rocosos a menudo inestables que deja un glaciar en retroceso.

Cuando la morrena se derrumba, el agua de los lagos glaciares puede dirigirse hacia abajo en una inundación en arrebato.

Estos acontecimientos, que se han producido desde Nepal a Perú y a Islandia, pueden ser devastadores.

“Son una amenaza muy real en muchas partes del mundo”, dijo Shugar.

Algunos países han hecho importantes inversiones para mitigar el riesgo de tales inundaciones.

En 2016, las autoridades nepalesas bajaron el nivel del agua en el lago Imja, un lago glaciar cerca del Monte Everest, en más de 11 pies.

Este censo mundial puede ayudar a identificar otros lagos que necesitan ser monitoreados o remediados, dijo Shugar.

“Esperamos que permita a los gobiernos ver dónde podrían estar los puntos calientes de los lagos glaciales que crecen en el futuro”, dijo.

Total Page Visits: 31 - Today Page Visits: 2
Seguir leyendo

Medio Ambiente

Groenlandia registró una pérdida récord de capa de hielo en 2019: 1 millón de toneladas por minuto

Publicado

on

Por

Los datos señalan que solo en julio del año pasado se registró una pérdida de unas 223 gigatoneladas y en el conjunto de 2019 fue de 532, un descenso “sin precedentes” en el periodo 1948-2019. El derretimiento es uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar

Groenlandia sufrió el año pasado una pérdida anual de masa de hielo cifrada en unas 532 gigatoneladas, lo que supone un 15 % más que lo registrado en 2012 y revierte la tendencia de menor pérdida observada en el periodo 2017-2018, según un estudio que publica este jueves la revista Communications Earth & Environment.

La capa de hielo de Groenlandia es uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar y se asocia con unos 0,76 milímetros por año, del total de unos 3,5 milímetros anuales de aumento medio entre de 2005 a 2017, recuerda la revista del grupo Nature.

Un equipo de expertos encabezado por Ingo Sasgen, del Instituto alemán Alfred Wegener de Investigación Polar y Marina, usó datos de 2013 a 2019 procedentes de las misiones espaciales GRACE (Experimento Climático y de Recuperación de la Gravedad) y GRACE-FO para cuantificar la pérdida de masa de hielo.

El glaciar Helheim cerca de Tasiilaq (REUTERS/Lucas Jackson/archivo)El glaciar Helheim cerca de Tasiilaq (REUTERS/Lucas Jackson/archivo)

Los datos señalan que solo en julio del año pasado se registró una pérdida de la capa de hielo de unas 223 gigatoneladas y en el conjunto de 2019 fue de 532, un descenso “sin precedentes” en el periodo 1948-2019.

Se trata de 1 millón de toneladas de hielo por minuto en 2019.

Este récord rompe la tendencia de los dos años previos, cuando el nivel de fusión fue “anormalmente bajo” y la pérdida de hielo fue un 58 % menos que el promedio de 2003 a 2018.

El equipo atribuye ese menor nivel a dos veranos anormalmente fríos en el oeste de Groenlandia y a la cantidad de nevadas en otoño e invierno en el este del territorio.

Sin embargo, en el verano de 2019, las condiciones se invirtieron en gran medida, con el dominio de las condiciones anticiclónicas sobre la capa de hielo y el avance de masas de aire cálido de latitud media hacia el noroeste Groenlandia, lo que se combinó con bajos niveles de nevadas.

A pesar de la desaceleración registrada en 2017 y 2018 y la gran variabilidad de un año a otro, la rápida pérdida en 2019 indica que la capa de hielo de Groenlandia “ha permanecido en una trayectoria de creciente pérdida de masa desde finales de los años 90 en respuesta al calentamiento del Ártico”, escriben los autores.

Entre 2003 y 2016, la capa de hielo de Groenlandia fue uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar, ya que perdió cerca de 255 gigatoneladas de hielo por año.

Total Page Visits: 31 - Today Page Visits: 2
Seguir leyendo

Medio Ambiente

El Caballito de Mar patagónico está en peligro de extinción

Publicado

on

Por

Habita en las aguas de la bahía de la localidad rionegrina de San Antonio Oeste. Está en peligro de extinción a causa del comportamiento humano que desarrolla procesos industriales, pesqueros y turísticos en el área natural protegida que también contiene a Las Grutas y El Puerto del Este.

El Hippocampus Patagonicus, más conocido desde 2004 como Caballito de Mar Patagónico y que habita en las aguas de la bahía de la localidad rionegrina de San Antonio Oeste, se encuentra en peligro de extinción a causa del comportamiento humano que desarrolla procesos industriales, pesqueros y turísticos en el área natural protegida que también contiene a Las Grutas y El Puerto del Este.

El director de ambiente de la municipalidad de San Antonio Oeste, Diego Luzzato, dijo a Télam que “el primer individuo de la especie descrito para la ciencia venía de allí, pero luego descubrimos que tiene una distribución territorial bastante más amplia e incluso llega hasta Brasil”.

En ese país había sido clasificado como otra especie, “pero tuvieron que cambiarle el nombre porque es la misma que tenemos nosotros y eso implicó mucho trabajo en ecología y en trabajos de conservación en la bahía”.

Ese es un lugar muy particular por sus características geográficas, “las amplias mareas que allí se despliegan permiten el desarrollo de un ecosistema bastante distinto al de la parte externa, que posee características propias de la Patagonia”, aclaró el ex investigador del Conicet.

En esa zona la población de caballitos de mar está siendo cada vez más afectada por la presión del comportamiento humano con “el desarrollo de procesos industriales por parte de la empresa Alcadis de la Patagonia (Alpat), las empresas pesqueras que muchas veces arrojan residuos al agua, la urbanización que desplaza áreas naturales y la visitas de turistas que se dio durante los últimos años”, precisó Luzzato.

Todo eso hace que el hábitat de estos animales se vaya desplazando, y que la población de la especie disminuya de manera alarmante, según estimó, “durante los últimos diez años se redujo en un 90%”.

Para el municipal, “el primer factor que afecta la existencia del caballito es la pesca, porque no es como cualquier pez al que se le puede diagramar una estrategia de pesca, cuando se levanta uno ya no quedan más, entonces la densidad poblacional disminuye automáticamente”.

Según explicó, al caballito se lo puede encontrar durante las mareas bajas cuando el agua llega a los tobillos, en cambio en otros lugares del norte se los encuentra a unos 20 o 30 metros de profundidad.

La distribución territorial es desde la Bahía de San Antonio hasta Río de Janeiro, y las principales características físicas es que tienen la cabeza a 90° respecto del cuerpo, y la cola es una modificación de la aleta caudal de los peces comunes, con la que se sujeta a los sustratos.

“Tienen roles sexuales intercambiados, el macho es el que recibe los huevos, sufre un embarazo y tiene un parto, luego de un cortejo que suele iniciar en septiembre, durar varios días hasta que la hembra le transfiere los huevos a una bolsa especial de su cuerpo, y allí los embriones comienzan a desarrollarse y crecer hasta unos 7 milímetros”, precisó.

El período de gestación dura unos 20 días y pueden nacer hasta mil embriones, pero el promedio es de unos 300 que en su mayoría son consumidos por otros organismos, por lo que la probabilidad de que uno llegue a ser adulto es muy baja, pueden llegar a crecer hasta unos 18 centímetros a lo largo de unos 4 o 5 años de vida.

Otro problema es que al ser tan grandes y habitar aguas poco profundas, tienen pocas probabilidades de camuflarse y son más visibles para la gente que suele recorrer la zona.

En la costumbre local se los saca del agua y una vez que el caballito de mar muere, se seca al sol para que conserve el aspecto y se los integra a alguna artesanía, en el mercado son más apreciados y valiosos, llama mucho la atención a los turistas.

El municipio local durante el último verano lo declaró “Monumento Natural”, la máxima categoría de conservación que puede tener una especie animal.

Y desde la provincia desde hace pocos días se lo está protegiendo, mediante un proyecto ingresado por los legisladores Marilin Gemignani y Facundo Montesino Odarda, al parlamento rionegrino.

Lo importante de esa iniciativa es que se lo saca de categoría de pez y se lo pasa a la órbita de fauna, con lo que se logra una protección más efectiva.

La recomendación para todas las personas “es que si alguien se encuentra con un caballito de mar, no lo moleste y sólo lo mire desde lejos y nada más, porque todo lo demás está prohibido y penado”, remarcó Luzzato.

Los caballitos de mar, durante todo el año están en la bahía, y en invierno buscan un poco más de profundidad en el área natural protegida que abarca Las Grutas, San Antonio y el Puerto del Este.

Total Page Visits: 31 - Today Page Visits: 2
Seguir leyendo

ADT

Tendencias

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados