Connect with us

Policiales

Pidieron la detención de un sacerdote acusado de abusar de una alumna de un colegio

Publicado

on

Raúl Anatoly Sidders era docente y sacerdote del Colegio San Vicente de Paúl de la ciudad de La Plata

La fiscalía penal de La Plata solicitó este jueves la detención de un sacerdote que se desempeñaba como docente y confesor en un colegio privado de la capital bonaerense acusado de abusar sexualmente de una alumna del establecimiento.

Raúl Anatoly Sidders fue docente y sacerdote del colegio platense San Vicente de Paúl y en mayo último fue trasladado a Misiones, donde aguarda ser nombrado capellán del Escuadrón XIII de Gendarmería Nacional en Puerto Iguazú.

El sacerdote es investigado por el fiscal Álvaro Garganta, quien este jueves pidió la detención del cura por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de realización doblemente agravado contra una mujer que denunció haber sido abusada por el sacerdote entre el 2004 y el 2008, cuando la víctima tenía entre 11 y 14 años y asistía a dicho establecimiento.

De acuerdo a lo que consta en el pedido de detención del sacerdote, al que accedió Télam, el sacerdote abusó de la menor que en ese entonces tenía 11 años “a quien hacía colocar sus manos en los bolsillos de la sotana y sentir su pene erecto. Situaciones que acaecía en el patio de la institución y durante los recreos que provocaron un grave daño en la salud mental de la niña”.

“Asimismo y en las habituales ocasiones en las que le recibía el sacramento de confesión corrompió a la menor mediante explicaciones personalísimas sobre cómo masturbarse, realizar sexo oral y mantener relaciones sexuales con acceso carnal con su novio”, precisó el fiscal en su escrito.

Álvaro Garganta remarcó que la medida coercitiva se solicita por la elevada pena en abstracto y porque su zona de residencia es fronteriza, advirtiendo entonces que hay “elementos suficientes para sostener el riesgo de fuga del mismo en caso de ser hallado culpable” el sacerdote Sidders.

La mujer que hizo la denuncia contó que el cura empezó a acosarla a los 11 años. “En invierno, delante de todos, me hacía poner mis manos en los bolsillos de su sotana porque decía que yo tenía las manos frías, y me hacía sentir su erección”, relató la joven a Prensa Obrera.

Además relató que el sacerdote, durante la confesión, “me preguntaba si sabía masturbarme y como le decía que no, me explicó con sus dedos, sin tocarme, cómo tenía que hacer. Me sugirió que lo hiciera pensando en él y que en la próxima confesión le contara cómo me había sentido”.

Cabe destacar que veinte días atrás, el Tribunal de Casación Penal bonaerense declaró prescripta la causa en la que se investigaba a otros dos sacerdotes y a un profesor de informática por abusos sexuales y corrupción de menores hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de La Plata.

Los investigados eran los curas Nicola Corradi, detenido en Mendoza por delitos similares cometidos en el Próvolo de esa provincia; Eliseo Primati, quien fue localizado en un asilo en Italia y cuya extradición se había pedido; y José Brítez, profesor de informática del Instituto Próvolo, ubicado en las calles 25 y 47 de la ciudad de La Plata.

Según la investigación fiscal penal, los tres hombres abusaron de al menos 5 niños hipoacúsicos internados en ese establecimiento a los que además golpeaban, imponían fuertes penitencias sometían a servidumbre.

La medida fue resuelta por la Sala Tercera del Tribunal de Casación Penal, al afirmar que “en el presente caso no opera la exclusión de prescripción”.

En el fallo, que lleva la firma de los jueces Víctor Violini y Ricardo Borinsky, el Tribunal aludió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos cuando aseguró que en los delitos comunes, “como ocurre en el presente, la prescripción es una garantía que debe ser observada debidamente” y recordó que los hechos que se investigaron ocurrieron entre 1982 y 1991.

La Sala se expidió así ante un hábeas corpus presentado por la defensa de Brítez. Una fuente judicial precisó que “queda la vía recursiva por parte del fiscal de Casación para ir ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense” y apelar la prescripción de la causa, que en la práctica desvincula a los acusados de los hechos investigados.

Total Page Visits: 57 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Pelea y muerte en un torneo de fútbol: asesinaron a golpes al padre de un jugador en Tortuguitas

Publicado

on

Por

De la pelea participaron futbolistas y espectadores del partido. Hay cuatro detenidos.

El padre de un futbolista que participaba de un torneo de la localidad bonaerense de Tortuguitas fue asesinado a golpes y patadas durante una pelea que se originó tras una jugada durante uno de los partidos.

El episodio ocurrió el domingo en un predio de canchas de futbol de alquiler ubicado en la calle José Hernández al 3400, en la mencionada localidad perteneciente al partido de Malvinas Argentinas. Por el crimen fueron detenidos cuatro sospechosos, entre ellos una mujer que también se hallaba como espectadora y, según se cree, participó de la pelea.

Según las fuentes, el personal de Grupo Táctico Operativo (GTO) de la comisaría 4ta. de Tortuguitas, conjuntamente con personal del Comando de Patrullas de Malvinas Argentinas, llegaron al predio “La Tortuga” alertados por una llamada al teléfono de emergencias 911. Al arribar al complejo, donde se desarrollaba un torneo organizado por el dueño del complejo, hallaron a una persona sin signos vitales.

El complejo "La Tortuga", donde fue asesinado a golpes Juan Mateo Noriega.

El complejo “La Tortuga”, donde fue asesinado a golpes Juan Mateo Noriega.

Los incidentes se registraron tras una jugada en el partido que disputaban “La Serrano” y “Deportivo Nogués” que derivó en una pelea entre los futbolistas, a la que se sumaron espectadores.

Aparentemente, en medio de esa pelea, el padre de uno de los futbolistas, identificado por la policía como Juan Mateo Noriega (63), fue atacado a golpes y quedó desvanecido en medio de la cancha.

De acuerdo al relato del entrenador de “La Serrano”, el partido se jugaba “normalmente” hasta los últimos “dos o tres minutos”. Entonces comenzaron los incidentes: “Ellos estaban un poco ofuscados porque estaban perdiendo y en una disputa de una pelota en un lateral empezaron los forcejeos y después los golpes de puño”.

La víctima intervino para defender a su hijo. Pero los agresores empezaron a golpearlo “por todos lados” y, una vez caído al piso, “le pegaron un par de patadas en la cabeza”.

“Nosotros lo estábamos reanimando y nos seguían agrediendo. No los podíamos detener”, dijo Marcelo, el entrenador de “La Serrano”, que también es enfermero.

Tres de las cuatro personas que fueron detenidas por el ataque.

Tres de las cuatro personas que fueron detenidas por el ataque.

La víctima empezó a convulsionar. El entrenador y otra persona le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP). “Llegó un momento que no tenía pulso y no pudimos hacer nada”, lamentó Marcelo. “El hombre se murió en mis brazos, no pude hacer nada”.

Según los testigos, la ambulancia tardó más de veinte minutos en llegar al complejo de canchas.

En base a los testimonios y las tareas investigativas de campo, los policías detuvieron a cuatro sospechosos, dos hombres y una mujer identificados como Carlos Ezequiel Romero (29), Sebastián Osmar Soria (35), Lucas Nahuel Lopez (21) y Mónica Celina Romero (33).

Los sospechosos quedaron a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 18 de Malvinas Argentinas, a cargo de Carlos Hermello, quien los indagará en las próximas horas acusados del delito de “homicidio en riña”.

Fuentes de la comuna de Malvinas Argentinas aseguraron que el predio donde se desarrollaba el torneo quedó clausurado, mientras se analizan las habilitaciones y las medidas de seguridad para el desarrollo de la actividad.

Total Page Visits: 57 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Policiales

Encontraron a Morena Gastañaga, la adolescente de 13 años que había desaparecido en La Plata

Publicado

on

Por

La Policía Bonaerense la halló en Rafael Castillo, sana y salva

Morena Gastañaga, la adolescente de 13 años que había desaparecido hacía dos días en la ciudad de La Plata, fue encontrada sana y salva este jueves. La Policía Bonaerense la halló en la localidad de Rafael Castillo, en La Matanza.

Según informaron fuentes policiales a Infobae, la chica estaba acompañada por Brian C., un joven de 19 años. Tras ser localizada, fue trasladada a la dependencia en San Justo de la DDI de La Matanza, que trabajó en colaboración con la DDI de La Plata. Su familia fue notificada y se dirigió de inmediato a ese lugar.

Morena fue trasladada a la DDI de La Matanza, en la localidad de San JustoMorena fue trasladada a la DDI de La Matanza, en la localidad de San Justo

Los voceros agregaron que los investigadores llegaron a dar con el paradero de la menor por medio del rastreo de los movimientos de una tarjeta SUBE, que a su vez coincidían con los desplazamientos del joven que estaba junto a ella. De acuerdo a las fuentes, Brian C. había sido identificado por una amiga de Morena que sabía que ambos se conocían previamente.

Por el caso se inició una investigación con intervención de la fiscal Virginia Bravo, a cargo de la Unidad Fiscal Nº 7 de La Plata. El joven de 19 años quedó detenido y mañana será indagado, sospechado por el delito de sustracción de menores. Por su parte, la chica será sometida a una revisación médica.

Brian C. quedó detenido y mañana será indagado por la fiscal del casoBrian C. quedó detenido y mañana será indagado por la fiscal del caso

La adolescente había desaparecido durante la tarde el martes pasado. Desde entonces no volvió a su domicilio, ubicado en las calles 136 y 511 de la localidad de Hernández, y su familia no sabía más de ella.

Su madre, Mariana Portal, contó que se había comunicado con ella a través de WhatsApp a las 13:15 del martes. Morena se conectó a dicha aplicación por última vez a las 15:15 de ese mismo día. Cuando la mujer volvió a su casa cerca de las 16, su hija ya no estaba.

Una de las pistas que siguieron los investigadores fue el recorrido que la joven hizo con su tarjeta SUBE, que indica que se activó a las 15:15 en la estación de Gonnet del tren Roca, a las 16:44 en Plaza Constitución y a las 23:17 en la línea de colectivos 174, más precisamente en el interno 614.

En medio de la búsqueda, dos remiseros de La Plata se habían contactado con la familia de la menor y aseguraron haberla visto. “Hay dos choferes que se comunicaron con nosotros y la Policía al ver la foto, y nos dijeron que andaba junto a otra chica, aparentemente de su misma edad”, contó Melina, tía de Morena.

Los dos mencionaron recorridos en distintos horarios. “Uno de los hombres que dijo verla trabaja en una remisería de la zona cerca de 137 y 523. Él sostiene que las llevó y se bajaron en la esquina de 28 y 485”, explicó la mujer. “En el caso del otro remisero, dice estar seguro de que llevó a Morena, y otra joven, hasta la zona de 35 y 137”, detalló la tía de la adolescente.

La chica se encontraba junto a un joven que será investigado por el delito de sustracción de menorLa chica se encontraba junto a un joven que será investigado por el delito de sustracción de menor

También surge de la denuncia que Morena se habría llevado unos 1.500 pesos, producto de sus ahorros, al salir de su casa, pero dejó el cargador del celular y sus auriculares. Según manifestaron familiares y vecinos, la desaparición de Morena causó sorpresa, ya que dicen que mantiene una buena relación con su madre.

En la búsqueda trabajaron en conjunto la DDI La Plata, la DDI Matanza y efectivos del Comando Patrullas de Rafael Castillo y La Plata, además de la Policía Departamental de Seguridad platense. También colaboró la Policía de la Ciudad por medio del relevamiento de cámaras de seguridad.

Total Page Visits: 57 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Policiales

Quién es el empresario gastronómico acusado de violar a una empleada en un balneario de Pinamar

Publicado

on

Por

Claudio Tinari tiene 44 años y también fue denunciado por otra chica, a quien le ofreció plata para tener sexo con otras personas. Lo acusan, además, de tener “secuestrados” a los empleados.

Una empleada de su restaurante lo denunció por abuso sexual y fue la llave para descifrar el perfil violento de un personaje que para el afuera daba una imagen de amiguero y extrovertido, especialmente en el ambiente del rugby (deporte que practica y donde es muy conocido), pero puertas adentro era un “monstruo”.

Ese primer testimonio derrumbó todo lo que supuestamente era Claudio Alberto Tinari (44), un empresario de Morón que para esta temporada de verano había obtenido la concesión del parador del balneario Botavara Club de Mar, en avenida costanera y calle Poseidón, Pinamar.

La mujer, de unos 30 años, se presentó en la Comisaría de la Mujer de esa ciudad el 6 de enero. Allí dio todos los detalles de lo que había sufrido el 22 de diciembre, apenas unos días después de haber llegado a la costa para sumarse al resto de los empleados que Tinari había contratado para la temporada. Unas diez personas, aproximadamente.

La detención Tinari en la misma casa que alquila para sus empleados.

La detención Tinari en la misma casa que alquila para sus empleados.

Primero fueron alojados en un hotel y luego todos pasaron a una casa que Tinari había alquilado durante enero y febrero. El ataque a la mujer se dio, según su relato, en una de las habitaciones del Hotel Trinidad, en Del Cangrejo al 1300. Tras la denuncia, un chequeo médico constató “lesiones compatibles con un abuso sexual con acceso carnal”.

Inmediatamente el fiscal Juan Pablo Calderón, a cargo de la UFI 4 de Pinamar, solicitó tres allanamientos y pidió la detención del acusado, que se concretó este lunes. Los agentes fueron al balneario, a la casa que Tinari había alquilado para sus empleados (en Enrique Shaw al 3000, donde lo detuvieron) y a la que se había alquilado para él y su pareja. Participaron de los operativos personal de la Comisaria de la Mujer de Pinamar y del Servicio Externo de Ostende y Pinamar.

Este martes, Tinari se negó declarar ante el fiscal Calderón en la causa por “abuso sexual con acceso carnal”, pero el escenario que afronta es más complejo. Luego de la denuncia de la mujer abusada, otros empleados del empresario se animaron y contaron la secuencia de maltratos a los que eran sometidos.

“Los audios y los mensajes de texto que aportaron a la causa son aberrantes, tremendos. Insultos y amenazas de todo tipo”, le confiaron a Clarín fuentes con acceso a la causa que se abrió en otro carril diferente a la del ataque sexual.

Los jóvenes contratados relataron una situación de “secuestro” y “encierro” por parte de Tinari, que los tenía retenidos en esa casa y los amenazaba todo el tiempo. “Si los dejo salir se van de joda, salen de noche, y acá vinieron a laburar”, decía uno de los mensajes de voz aportados por uno de los mozos, además de insultos de todo tipo en cada contacto que hacían con el empresario.

Esa acusación se suma a otra, gravísima. Otra de sus empleadas contó que Tinari le ofreció dinero a cambio de tener sexo con clientes del balneario. “Les sugería que podían irse con conocidos de él a pasar el día a Cariló, para estar con ellos”, detalló un vocero de la causa.

Tinari también es conocido en el ambiente del rugby.

Tinari también es conocido en el ambiente del rugby.

Por esa suma de acusaciones, Tinari también enfrenta ahora una investigación impulsada por el fiscal de Madariaga Walter Mercuri, quien caratuló al expediente como “tentativa de explotación del ejercicio económico de la prostitución y trata laboral”. Una causa que de avanzar pasaría al fuero federal, por el tipo de delito. Tras dos allanamientos ordenados por Mercuri se incautó dos computadoras personales, un celular y varias hojas de un cuadernillo con registros y constancias de puño y letra de la situación laboral de empleados, además de documentación de interés para la causa.

Testigos declararon que el imputado también tenía una relación violenta con su pareja, a quien amenazó varias veces de echarla del balneario, y era habitual verlo drogado o alcoholizado.

No termina allí el prontuario de Tinari. Cuando los investigadores fueron a buscar sus antecedentes encontraron que tiene una pena de 8 años de prisión en suspenso por el delito de “exhibiciones obscenas agravadas y daño” en la justicia de Morón: Tinari fue descubierto mostrando sus genitales en la puerta de un jardín de infantes.

Total Page Visits: 57 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

ADT

Las mas vistas

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados