Connect with us

Policiales

Detuvieron al hijo de la jubilada de 91 años asesinada en San Isidro

El hombre fue quien dijo haber descubierto el crimen, llamó a la Policía y denunció el robo de alhajas. En su domicilio encontraron dinero y pertenencias de su madre.

El hijo de la jubilada de 91 años asesinada el miércoles último en su casa de la localidad bonaerense de Las Lomas de San Isidro fue detenido en las últimas horas acusado de ser el autor del crimen.

El hombre, identificado como Aldo Di Paolo, de 65 años, fue quien dijo haber descubierto el crimen, llamó a la Policía y denunció el faltante de una serie de alhajas y del celular de su madre María Cristina De Vincenti (91), quien apareció muerta con un cuchillo clavado en el cuello.

Fuentes de la investigación revelaron a la agencia de noticias Télam que uno de los elementos que complicó a Di Paolo fue que los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) y de la policía de San Isidro que trabajaron el caso establecieron que entre el sábado y el lunes pasado la única persona que había entrado al domicilio de De Vincenti había sido su hijo.

El momento de la detención de Di Paolo. El denunció la muerte de su madre.El momento de la detención de Di Paolo. El denunció la muerte de su madre.

Incluso, se estableció que el lunes por la tarde, cuando Di Paolo se retiró de la casa de su madre, lo hizo con una bolsa.

En el allanamiento realizado en el domicilio de Di Paolo, en la calle Herrera al 800 de Las Lomas, la Policía secuestró 3.000 dólares, 900.000 pesos, una tablet, una notebook, dos teléfonos celulares y un almohadón con aparentes manchas de sangre.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que ante estos elementos y una serie de contradicciones que se detectaron en su relato, la fiscal de la causa, Carolina Asprella, dispuso ayer la detención de Di Paolo como sospechoso de homicidio agravado por el vínculo, un delito que prevé como única pena la prisión perpetua.

El crimen

El ahora detenido fue quien el miércoles pasado, alrededor de las 20.30, llamó a la Policía para denunciar que había encontrado asesinada a su madre en la casa de ella, situada en Avellaneda al 1300, en el barrio Las Lomas del partido de San Isidro, en el norte del conurbano bonaerense.

En ese momento, el hombre explicó que había ido a la casa de su madre porque ella -que vivía sola y se movilizaba en una silla de ruedas– no le contestaba los llamados telefónicos.

Cuando el personal policial arribó al lugar, constató que la mujer había sido asesinada. El cuerpo estaba tirado en el suelo del comedor cocina de la vivienda, con un cuchillo clavado en el cuello.

Di Paolo también le indicó a la Policía que el dormitorio de su madre estaba algo revuelto, y que el o los asesinos habían robado una serie de alhajas y el teléfono celular de la víctima.

Por la escena del crimen, la primera hipótesis apuntó a un homicidio en ocasión de robo cometido por alguien que había logrado ingresar a la casa. Si bien no se habían detectado puertas o ventanas forzadas, algunos vecinos declararon que la mujer solía dejar la puerta abierta para salir a tomar aire.

Luego de que la autopsia estableció que De Vincenti murió por la lesión del arma blanca en el cuello que le generó hemorragia y shock hipovolémico, la fiscal Asprella investigó en paralelo la versión del hijo y tras una serie de tareas investigativas y de contradicciones detectadas, dispuso el allanamiento de la vivienda de Di Paolo y su detención.

“Básicamente el trabajo que hizo la DDI con las cámaras y otros datos que contradijeron el testimonio del hijo terminaron de transformarlo en el principal sospechoso. Y si bien restan pericias y escucharlo en su declaración indagatoria, el allanamiento en su casa robustece nuestras sospechas“, dijo a Télam una fuente judicial.

Di Paolo quedó detenido en la sede de la DDI San Isidro, desde donde en las próximas horas podría ser trasladado a los tribunales de San Isidro para que la fiscal Asprella lo indague.

Seguir leyendo

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados