Connect with us

Salud

Infecciones de transmisión sexual, en alza: los signos más comunes y qué incluye la prevención combinada

  • La mayoría desarrolla manifestaciones dermatológicas en algún momento de su evolución, advierten desde la SAD.

Superada la emergencia por la pandemia de COVID-19, se estima que las infecciones de transmisión sexual (ITS) volverán a la senda ascendente que transitaban hasta la irrupción de la crisis sanitaria.

La sífilis es un caso testigo. Desde 2010, la tasa de incidencia a nivel nacional creció de modo sostenido: los casos se cuadruplicaron entre 2013 y 2018 y alcanzaron su pico en 2019. En 2020 se produjo una caída pronunciada y en 2021 comenzó a marcarse un ascenso.

“Las proyecciones de los registros para 2022 permiten suponer que para el año 2023 la tendencia se acercará a los números pre-pandémicos“, advierte el Boletín N° 39 Respuesta al VIH y las ITS en la Argentina.

La mayoría de las ITS desarrollarán manifestaciones dermatológicas en algún momento de su evolución, advierten desde la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), que lleva adelante esta semana su 2° Campaña de Información y Concientización ITS, consideradas un problema de salud a escala global.

La iniciativa lanzada el lunes, en el marco del Día Mundial de la Salud Sexual, se extenderá hasta el viernes. Estimula la “estrategia de prevención combinada” y la consulta temprana, dado que algunas ITS son fácilmente curables, si se detectan y se tratan a tiempo, lo que evita consecuencias graves para la salud.

Qué son las infecciones de transmisión sexual

Las ITS, como su nombre lo indica, son infecciones que pasan de una persona a otra durante una relación sexual (vaginal, anal u oral), aún sin penetración, a través de sangre, semen, fluido vaginal.

También se pueden transmitir en forma vertical (durante el embarazo o el parto). Algunas, como la sífilis, atraviesan la placenta e infectan al bebé mientras está en el útero, otras como la gonorrea, clamidia y herpes genital pueden ser transmitidas al bebé cuando pasa por el canal vaginal durante el nacimiento.

Las infecciones pueden ser producidas por virus, bacterias y parásitos. Las más frecuentes son: sífilis, gonorrea, clamidia, el Virus del Papiloma Humano (VPH), herpes genital, tricomoniasis, Hepatitis B y C y el VIH.

Afectan a todas las personas: varones y mujeres, de cualquier edad y orientación sexual. Es importante saber que no generan inmunidad una vez contraídas, por lo cual una persona puede adquirir reiteradas veces una misma infección.

¿Por qué aumentan los casos de ITS?

Los especialistas que integan el comité coordinador de la campaña, enumeran una serie de factores que estarían contribuyendo al incremento de casos en los últimos años, entre ellos: el aumento de las prácticas de riesgo, como el uso de aplicaciones para citas, el consumo de drogas legales e ilegales y, especialmente, la reducción de las medidas de protección durante las relaciones sexuales.

“Este cambio de tendencias coincidió con la mejoría en el pronóstico de las personas con VIH tras la introducción del tratamiento antiretroviral de gran actividad (TARGA), que parece haber llevado a una cierta relajación en las medidas de prevención”, sumó Viviana Leiro, jefa del servicio de Dermatología del Hospital Muñiz Viviana Leiro, secretaria científica de la SAD y asesora del grupo de ITS.

¿Cuáles son los signos y síntomas de las ITS?

Aunque las ITS no siempre se presentan con síntomas, los más frecuentes son:

  • Lastimaduras en la zona genital, anal u oral con o sin dolor
  • Secreciones de pus en los genitales (vagina y pene) o en el ano
  • Ardor al orinar.
  • Flujo genital u anal diferente al habitual.
  • Manchas en la piel.
  • Verrugas en los genitales (vagina y pene) o en el ano.
  • Inflamación de ganglios.

Ante cualquiera de esos signos o síntomas es importante hacer una consulta a un profesional de la salud, destacan desde la SAD.

Cómo se detectan las ITS

Las ITS pueden no dar síntomas, sobre todo en las mujeres. Por eso, en ocasiones solo se detectan en el examen ginecológico, urológico, proctológico o con estudios de laboratorio.

“Hacerse pruebas es la única forma de saber con seguridad si alguien tiene una ITS o no. Hacerse exámenes periódicos también protege, permite saber con seguridad si se tiene una ITS o no y recibir el tratamiento adecuado para mantenerse saludable y evitar contagiar a otras personas”, subrayan desde la SAD.

Asimismo, destacan que es importante comunicar a la pareja el diagnóstico de una ITS. Y, en caso de embarazo, es importante que ambos progenitores se realicen los análisis.

Sífilis, gonorrea, clamidia

El Boletín N° 39 Respuesta al VIH y las ITS en la Argentina hace foco en tres de las ITS bacterianas más frecuentes en Argentina y el mundo: sífilis, gonorrea y clamidia.

“Los grupos etarios más jóvenes, entre 15 y 24 años, continúan presentando los valores más altos y los mayores crecimientos tanto en notificación como en positividad, salvo en el caso del VIH (donde las edades son más elevadas)”, destaca el documento.

“Si bien se observa una preponderancia en la notificación de mujeres, esto obedece en parte a la distribución de las infecciones y en parte a su mejor acceso al diagnóstico y atención, por lo que es fundamental promover estrategias que mejoren el acceso de los varones al sistema de salud.”

Qué es la sífilis

La sífilis es una infección producida por la bacteria Treponema pallidum (TP), que se transmite fundamentalmente por contacto sexual y vertical (durante el embarazo o el parto). Su evolución se divide en varias etapas: primaria, secundaria, serológica o latente y terciaria.

Una pequeña llaga o úlcera llamada chancro es su primera manifestación. Suele aparecer en la boca, el ano, el pene o la vagina. “En general es indolora y se cura sola, por lo que a veces el paciente no consulta -o consulta y lo diagnostican mal-, no hace el tratamiento correcto y la enfermedad avanza, por más que las lesiones se vayan. Aún sin síntomas, en esta etapa la infección se transmite”, explica Leiro.

El chancro es la primera manifestación de la sífilis.El chancro es la primera manifestación de la sífilis.

A través del torrente sanguíneo los treponemas pueden diseminarse por todo el cuerpo, lo que da inicio a la etapa más “florida” de la infección, la secundaria, denominada “la gran simuladora” porque puede presentarse de las formas más variadas, con aparición de manchas distribuidas en distintas zonas del cuerpo, frecuentemente en palmas de las manos y planta de los pies, mucosas de boca y genitales. También con verrugas en los genitales (vagina y pene) o en el ano; caída del cabello e inflamación de los ganglios y hasta faringitis, entre otras manifestaciones.

Si no se trata la infección, las lesiones -en el caso de que las haya- desaparecen espontáneamente y la infección permanece “dormida” durante un buen tiempo, sólo detectable a través de pruebas de laboratorio.

Varios años después sobreviene la etapa terciaria, cuyos síntomas pueden incluir dificultad de movimiento de brazos y piernas, parálisis, entumecimiento, ceguera y enfermedades del corazón. De uno a cuatro pacientes no tratados pueden padecer neurosífilis en cualquiera de las etapas de la enfermedad.

“En caso de sífilis congénita puede haber muerte fetal o el recién nacido nacer gravemente enfermo o muerto”, advierten desde la SAD.

Qué es la gonorrea

La gonorrea es causada por la bacteria Gonococo. Es una infección muy común, especialmente en jóvenes de 15 a 24 años. Puede causar infecciones en los genitales, el recto y la garganta.

En varones puede producir dolor o ardor al orinar, secreción de color blanco, amarillo o verde del pene, dolor o inflamación en los testículos (aunque esto es menos común). En las mujeres, además de los síntomas urinarios, aumento de la secreción vaginal y sangrado vaginal entre períodos. También puede presentarse de forma asintomática.

Qué es la clamidia

Es causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Los síntomas, en caso de presentarse, son similares a los de la gonorrea (dolor y ardor al orinar, secreciones genitales).

¿Cómo se tratan las ITS?

La mayoría de estas infecciones son tratables, y muchas de ellas pueden curarse si se detectan a tiempo. “No las curan los remedios caseros ni los que fueron recetados a un conocido o familiar”, advierte Leiro.

Otras, como el herpes simple y el VIH se pueden tratar, controlar y convertirse en infecciones crónicas.

“Existen programas que cubren el tratamiento gratuito de muchas de las ITS. Los tratamientos en general son de corta duración, eficaces y permiten interrumpir la cadena de contagios.”

¿Cómo se previenen?

La mayoría de las ITS se pueden prevenir usando preservativo o campo de látex desde el comienzo y durante toda la relación sexual y en todas las relaciones sexuales incluido el sexo oral.

“El preservativo es el único método anticonceptivo que previene las ITS, el único que pueden utilizar los varones con pene y que no provoca ningún efecto secundario sobre el cuerpo femenino o masculino. Con un preservativo masculino se puede fabricar el campo de látex, para el sexo oral”, enfatiza la SAD.

Asimismo, el Calendario Nacional de Vacunación incluye la vacuna contra la Hepatitis B para toda la población y contra el VPH la vacuna es gratuita y obligatoria para niñas y niños a los 11 años de edad.

Estrategia de prevención combinada

El enfoque actual promueve la estrategia de prevención combinada, un enfoque de respuesta al VIH y otras ITS que se propone por un lado garantizar la oferta integral de servicios adecuados a la realidad de cada persona y por el otro contribuir a realizar transformaciones político-estructurales, como la reducción del estigma.

La estrategia de prevención combinada incluye la promoción del uso de preservativos y campo de látex, la realización de testeos en forma periódica y la profilaxis previa (PEP) y posterior a una potencial exposición al VIH (PrEP).

La entrega de profilácticos y lubricantes, los testeos para ITS, el acceso a PEP y PrEP, están garantizados en forma gratuita por la Ley 27.675 de Respuesta Integral al VIH, Hepatitis virales, Tuberculosis e ITS.

La norma también contempla el asesoramiento sobre, reducción de riesgo, la ESI (Educación Sexual Integral) y la realización de campañas para reducir el estigma y la discriminación de las personas que viven con VIH y otras ITS o se encuentran más expuestas a la infección por sus prácticas y sus condicionantes estructurales.

Seguir leyendo

ADT

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados