Connect with us

Judiciales

Juicio político a la Corte: piden anular el testimonio del juez Alejo Ramos Padilla por “ser mentiroso, falaz y fantasioso”

El diputado de Juntos por el Cambio, Pablo Tonelli, solicitó que no se tenga en cuenta el testimonio del magistrado por haber ser “falso, temerario y especulativo” sobre las escuchas del Operativo Puf.

El diputado de Juntos por el Cambio Pablo Tonelli pidió este martes a la Comisión de Juicio Político que deseche y anule el testimonio del juez K Alejo Ramos Padilla por mendaz, inexacto, fantasioso, temerario, falso y especulativo sobre la causa del Operativo Puf y los pedidos de juicio político en su contra. El ex juez de Dolores y actual de La Plata declaró bajo juramento de decir verdad el 23 de febrero pasado a pedido de los diputados del kirchnerismo.

En una presentación, Tonelli -que fue miembro hasta el año pasado del Consejo de la Magistratura- “el testigo no declaró de manera veraz y acerca de hechos de los cuales tuviera conocimiento de manera directa y a través de sus sentidos, sino que mintió, afirmó cosas que nunca percibió ni ocurrieron, omitió dar cuenta de la totalidad de los hechos que sí conoció, incurrió en inexactitudes que denotan mala fe, especuló sobre cuestiones que obviamente no le constan, hizo suposiciones y afirmaciones sin fundamento y, para peor, me imputó conductas y criterios absolutamente falsos”, afirmó Tonelli en un documento entregado a la presidenta de la comisión, la diputada peronista Carolina Gaillard.

“Se trata de un testigo carente de idoneidad (arg. art. 456 del CPCC) cuyo testimonio dejo impugnado y solicito sea desechado. En la próxima reunión de la comisión presentaré copias completas del expediente 35/19 y su acumulado 58/19 del Consejo de la Magistratura, a fin de que su compulsa por parte de los diputados integrantes permita corroborar todo lo aquí expuesto y la mendacidad del testigo”, sostuvo.

El 23 de febrero pasado, Ramos Padilla, recordó Tonelli, afirmó que tuvo “un juicio político abierto durante dos años” lo cual “no es del todo cierto. En el caso de los magistrados inferiores, su enjuiciamiento o “juicio político” requiere de una decisión del plenario del Consejo de la Magistratura y la consiguiente intervención del Jurado de Enjuiciamiento (art. 115 de la Constitución Nacional)”.

Mirá también

En el caso particular del juez Alejo Ramos Padilla, “él estuvo sometido a una investigación, que es previa a la acusación o al enjuiciamiento, realizada por la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura (expediente 35/2019 y su acumulado 58/2019)”.

Esa investigación comenzó el 15 de marzo de 2019 y concluyó el 5 de junio de 2020, por lo que duró solo un año y tres meses.

Y la denuncia fue desestimada por la mayoría K “tanto por la comisión como por el pleno del Consejo de la Magistratura, nunca hubo acusación ni un verdadero “enjuiciamiento” o “juicio político”.

En la parte “más mendaz de su declaración, afirmó el testigo que “sobre esa base de escuchas, en las cuales yo no participé, se llevó adelante un juicio político en mi contra, el 35 del año 2019, y por las dudas traje el dictamen que dice expresamente que las causales por las cuales el doctor Tonelli impulsó el proceso a partir de una denuncia de Mahiques y de la Coalición Cívica fuero haber asistido a la Comisión de Libertad de Expresión el 13 de marzo de 2019, haber solicitado la asistencia al Programa de Verdad y Justicia y haber sido mencionado en conversaciones telefónicas que mantuvieron terceras personas”.

En primer lugar, precisó Tonelli “es falso que yo haya impulsado esa investigación o proceso y mucho más falso es que ese inexistente impulso haya tenido fundamento en las escuchas telefónicas”.

“Me tocó intervenir en ese expediente como consejero instructor, como resultado del sorteo realizado en la Comisión de Disciplina y Acusación, pero no presenté dictamen u opinión alguna de índole acusatoria y mucho menos fundado en escuchas telefónicas”, explicó Tonelli.

Luego dijo que “no conforme con esa mentira, agregó el testigo que “por esta razón se llevó adelante un juicio político en mi contra, y obviamente sé que esto tiene interés para ustedes poque además hubo una filtración de esas escuchas telefónicas -me estoy refiriendo incluso hasta los audios- en las cuales participó el señor Bonadío y el diputado Tonelli, que los entregaron al señor Bonadío sin que nadie se los pidiera””.

“Me atribuyó el testigo una supuesta participación en una también supuesta filtración de escuchas telefónicas, sin prueba alguna. La acusación no sólo es falsa sino también inusualmente grave, sobre todo al haber sido hecha sin prueba alguna que respalde semejante afirmación. Decir, se puede decir cualquier cosa, como hizo el testigo a lo largo de su declaración, pero probar las afirmaciones temerarias, como esta de la filtración, es algo muy distinto”, destacó.

“Y es evidente que no hay prueba alguna que me involucre en la supuesta filtración, que ni siquiera está acreditada y en la que nada tuve que ver si realmente hubiera existido”, subrayó.

Aseguró que “la verdad de la cuestión afirmada falsamente por el testigo es que, en mi condición de instructor del expediente 35/2019 y su acumulado 58/2019 recibí, el 24 de mayo de 2019 y sin haberlo solicitado, un oficio remitido por el juez Bonadío mediante el cual me proporcionó “material clasificado mediante la ley de inteligencia 23.520 (mod. ley 27.126) la que debe mantenerse en reserva, limitándose su acceso a la menor cantidad de personas posibles…”

Tonelli insistió en que “Ramos Padilla no estuvo ni acusado, ni sometido a “juicio político” alguno, no hubo utilización de escucha alguna y la instancia de investigación preliminar no duró tres años sino escasos quince meses”.

Más adelante, recordó que Ramos Padilla dijo que “si lo que se discute es la validez de las escuchas en un juicio político, está claro que está la «doctrina Olivetto» o la «doctrina Tonelli» que consideran que, en estos casos, son válidas las escuchas”. Otra afirmación falsa. No existe esa “doctrina Tonelli”, porque como al testigo le consta perfectamente nunca formulé un proyecto de directamente, ni propicié ni propuse la utilización de escuchas ni mucho menos las consideré válidas”.

“La mentada “doctrina” es un invento o una fantasía del testigo, además de una mentira formulada de modo reiterado bajo juramento de decir verdad”, precisó.

En otros términos, insistió “el testigo Ramos Padilla en sostener una falsedad, quizás con el propósito de inducir a error a esta comisión o a la opinión pública que sigue el presente proceso”.

Dijo más adelante el testigo que “en este pasamanos de escuchas… el día 24 de mayo de 2019, el secretario del Consejo de la Magistratura dice que recibió las grabaciones… pero él dice que, en cumplimiento de lo ordenado por el consejero Tonelli, a quien fuera dirigido el oficio y tratándose de material clasificado pone en conocimiento de todo el resto de la comisión, a las 5 o 7 de la tarde, el contenido de esas escuchas. ¿Para qué? Para que saliera el domingo en el programa de Lanata”.

Tonelli dijo que se trata de “gravísimas y falsas afirmaciones. El testigo me imputa la difusión de las escuchas que lo involucraban, para lo cual se basa en suposiciones sin el menor fundamento objetivo. La falsedad más grande consiste en afirmar que los demás consejeros no recibieron el material”.

“Lo del “pasamanos” es un invento y una temeridad del testigo. Por otro lado, el testigo me atribuye una determinada y concreta intencionalidad, sin tener el más mínimo elemento para sostener su mentira”, precisó Tonelli.

Por último, como “una muestra más de las inexactitudes y falta de fiabilidad respecto de la veracidad y buena fe con la que actuó el testigo, destacó que en un pasaje de su declaración se refirió a “los presos políticos de los pabellones C y D””, en alusión al ex ministro de Planificación Julio De Vido y otros ex funcionarios K presos.

Sin embargo, cuando se le pidieron precisiones al respecto, sostuvo que no había utilizado esa expresión: “si usted me escuchó bien, yo dije «políticos presos», pero bueno, creo fue un diputado del oficialismo el que dijo eso, pero yo dije «políticos presos» y me referí a las personas que estaban allí”. “Evidente y flagrante contradicción”, finalizó Tonelli.

Seguir leyendo

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados