Connect with us

Policiales

“La ahorcaron y la arrastraron”: cómo fue el ataque de los rugbiers franceses a una joven en un hotel de lujo de Mendoza

La abogada de la mujer que los acusó por abuso sexual relató cómo fue la agresión. El principal acusado es el capitán del equipo.

El abogado de los detenidos dijo que su versión es “totalmente opuesta”. El jueves serán trasladados a Mendoza.

Los detalles de la declaración judicial de la joven de 30 años que denunció por abuso sexual a dos jugadores de la selección francesa de rugby son escabrosos.

El ataque sexual ocurrió dentro de la habitación del hotel Diplomatic de la ciudad de Mendoza, donde se alojaban los dos jugadores Oscar Jegou (20) y Hugo Auradou (21).

“Le pegaron una piña en la cara, la ahorcaron, la abusaron, la orinaron y la arrastraron por el suelo”, contó en detalle Natacha Romano, la abogada de la denunciante.

La joven conoció a los rugbiers en un boliche de la ciudad de Mendoza, en la madrugada del domingo, dónde algunos integrantes del equipo habían ido a festejar el triunfo frente a los Pumas.

Según su declaración, el capitán del equipo galo, Jegou, la invitó a tomar un trago, ella dijo que a los pocos minutos se sintió mareada. Luego le pidió que lo acompañe hasta el hotel.

Así detuvieron a los dos rugbiers de la selección de Francia acusados de abuso sexual.

Contó la mujer que entró en la habitación solo con Jegou y que 40 minutos después se sumó Auradou. “Al llegar al hotel y sin mediar palabras, el principal agresor, que está identificado como O.J., comete el primer acto de abuso sexual”, según la declaración.

“A los 40 minutos ingresa en la habitación el segundo rugbier, Auradou. Quien le abre la puerta es Oscar, la víctima no estaba en conocimiento de que iba a entrar. Y de inmediato esta persona comienza a abusarla, lo hacen los dos al mismo tiempo”, describió la abogada de la denunciante.

“Ella declara que entró en shock. Que el primer atacante intentó ahorcarla y que lo mismo hizo el segundo”, dijo la abogada. Y agregó Romano: “Es evidente que tenían el mismo modo de actuar y agredir a la víctima”.

La denuncia fue hecha el domingo por la tarde, frente a oficiales de Justicia en una comisaría de la ciudad de Mendoza. La declaración fue acompañada con estudios forenses que evidenciaban heridas, rasguños y moretones en el cuerpo de la mujer.

“La salvajada fue en el hotel. Recibió una piña en un ojo, golpes en la cabeza y un intento de ahorcamiento. Cuando ingresa el segundo hombre, la arrastra por el pasillo de la habitación, donde la abusa sexualmente el segundo”, reiteró la abogada.

De acuerdo con el relato de la víctima, cuando intenta escaparse de la habitación, el capitán del equipo no la dejaba. La abogada dijo que hay privación ilegítima de la libertad, porque la mujer intentó dejar cinco veces la habitación, pidió auxilio y nadie respondió.

Al final, dijo que pudo abandonar el hotel cuando los dos jugadores se quedaron dormidos. En el hotel nadie oyó ni escuchó nada, según las primeras declaraciones al personal.

Como pruebas, la defensa cuenta con más de 20 fotos que corroboran las lesiones físicas en el Cuerpo Médico Forense. La víctima declaró a las pocas horas del ataque cuando los rugbiers ya habían abandonado el hotel y se habían trasladado en avión a Buenos Aires.

La defensa de los rugbiers

Este miércoles por la tarde llegó a Mendoza el abogado defensor de los rugbiers franceses, el penalista Rafel Cúneo Libarona, hermano del ministro de Justicia de la Nación, Mariano Cúneo Libarona.

A la espera de la imputación formal, que ocurrirá cuando los dos jugadores lleguen el jueves a Mendoza, el abogado dijo que presentará pruebas que aportan una versión distinta de lo que ha sido denunciado.

“Hablé con los dos jugadores franceses y es una versión absolutamente opuesta a la que sostuvo la denunciante. Le creo a ellos”, aseguró Cúneo Libarona.

El abogado contó que presentarán un escrito de pruebas ante la fiscalía de Delitos Sexuales de Mendoza. “Se trata de pruebas testimoniales. Vamos a ofrecer varios testigos y vamos a pedir medidas de prueba informativas y periciales”, adelantó.

El defensor no quiso adelantar cuál es la versión de los rugbiers, que contradice la denuncia porque dijo que “primero quiero tener acceso al expediente y no quiero habla primero en los medios sino ante la Justicia”.

Recordó que el derecho penal requiere de pruebas: “Todo lo que uno acusa, en cualquier caso, lo tiene que probar y todo lo que uno como defensor sostiene hay que probarlo también”, destacó.

En una declaración posterior con el Canal 7 de Mendoza, el penalista detalló: “Son al menos 20 medidas de pruebas de mucho calibre, que pueden cambiar el rumbo de la investigación”.

La investigación

El mismo domingo a la tarde, despues de tomar conocimiento de la denuncia, un oficial de Justicia y dos policías pidieron en la recepción del hotel de lujo de la capital mendocina el registro de los dos acusados.

Comprobaron que Auradou y Jegou compartieron habitación desde el jueves 4 al domingo 7 de julio, el lapso que estuvo el seleccionado conocido como Les Bleus, que disputó el sábado por la tarde un amistoso contra Los Pumas.

Los policías se llevaron las imágenes de las cámaras de seguridad del lobby y los pasillos del hotel, que muestran a la mujer ingresando y saliendo del hotel. No pudieron requisar la habitación donde supuestamente ocurrió el abuso sexual porque cuando llegaron ya habían pasado 6 horas y había sido limpiada y las sábanas llevadas al lavadero, para que ingresaran los nuevos huéspedes.

Los jugadores denunciados fueron detenidos el lunes en Buenos Aires, donde la delegación francesa había hecho escala previo a continuar su gira por Uruguay. Mañana jueves serán trasladados a Mendoza.

“El hecho se dio en la madrugada del domingo y fue denunciado a las seis o siete de la tarde. La declaración fue larga y extensa, y se corresponde con las constataciones del Cuerpo Médico Forense. Hay elementos contundentes“, detalló la fiscal.

“Además del abuso, estamos hablando de una mujer que fue brutalmente golpeada. Los dos sujetos participaron de una golpiza brutal. Ella está muy mal, muy golpeada; físicamente deteriorada“, dijo Chaler.

Al arribar a la capital mendocina, los rugbiers deberán trasladarse al Polo Judicial de calle Boulogne Sur Mer, junto a la cárcel de Almafuerte, para que la fiscal Cecilia Vignart, quien ha tomado el caso durante la feria judicial, pueda comunicarles la imputación.

Los rugbiers franceses serán imputados del delito de abuso sexual gravado por acceso carnal y por la participación de dos o más personas.

De un delito similar fueron acusados cuatro jugadores de la Primera de Vélez, tras un partido que jugaron en Tucumán, en marzo. Una joven los denunció por haber sido víctima de un ataque sexual en una habitación del hotel Hilton.

A los otros tres se les dictó la prisión domiciliaria por lo que debieron quedarse en Tucumán y recién el 6 de junio la Justicia se les concedió la libertad bajo ciertas condiciones. Los acusados deberán fijar un domicilio en Buenos Aires, presentarse mensualmente en los Tribunales de Tucumán y no podrán abandonar el país sin autorización judicial.

SC – MG

Seguir leyendo

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados