Connect with us

Policiales

La azafata de Aerolíneas detenida por una amenaza de bomba: cómo sigue la causa

Daniela Carbone espera regresar a su casa, ya sea con prisión domiciliaria o la excarcelación.

El Día Internacional del Tripulante de Cabina de Pasajeros se celebró el jueves 31 de mayo y a Daniela Carbone (47) la encontró de la peor manera: encerrada en un calabozo por cometer un pecado mortal para el mundo de la aviación comercial. Pero la azafata acusada de hacer una amenaza de bomba en un avión con destino a Miami, está acostumbrada a los espacios pequeños. Hace 25 años que trabaja en Aerolíneas Argentinas. Tal vez esa condición la ayude a afrontar un poco mejor el encierro en su celda de 2 metros por 2 en la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de Ezeiza, donde está detenida desde el domingo pasado.

El escándalo por los mensajes que mandó a tres integrantes de la tripulación en los que advertía que los iba a hacer “volar en mil pedazos” no la alejó de los aviones. El calabozo donde pasa los días Carbone está apenas a 200 metros de la Terminal A. Desde allí puede escuchar el ruido de las turbinas.

Según pudo saber Clarín, las condiciones de detención son “buenas”. A diferencia de una alcaidía común, en la sede de la PSA Carbone cuenta con baño privado, calefacción y asistencia médica casi personalizada. Además de contar con el privilegio de no tener que compartir el calabozo con nadie.

En ese escenario es donde la tripulante estará quizás hasta el 12 de junio, cuando vence el plazo que el juez federal N° 2 de Lomas de Zamora, Federico Villena, a cargo de la causa, tiene para resolver la situación procesal. La otra alternativa es que le den la prisión domiciliaria.

Daniela Carbone es azafata hace 25 años.Daniela Carbone es azafata hace 25 años.

El pasado martes Carbone fue al juzgado de Villena, que le tomó indagatoria pero ella se negó a declarar. Hasta entonces, estuvo incomunicada y la causa había estado bajo secreto de sumario. La defensa de Carbone está a cargo del abogado Agustín Esnal. Clarín se contactó con el letrado para preguntarle por el estado de ánimo de la azafata y saber si había mostrado algún signo de arrepentimiento. Pero, por el momento, prefirió no hacer ningún comentario.

Carbone está imputada por los delitos de “coacción agravada”, “intimidación pública” y “entorpecimiento de servicio público”. No tiene antecedentes y aunque los delitos que se le imputan pueden tener una condena de hasta seis años de prisión, es muy probable que, de ser condenada, reciba una pena excarcelable. Su abogado había presentado un pedido de excarcelación, que fue rechazado por el fiscal aunque pidió que se contemple la posibilidad de alguna medida alternativa como una prisión domiciliaria.

Si bien traía entre sus pertenencias botines, zapatillas, vino, ropa, una tablet, un celular y una notebook Mac, y hubo versiones que apuntaban a Carbone como “bagayera”, el juez no la investigará por contrabando. Es que en el expediente hasta ahora no surgió ningún indicio en la causa que justifique abrir una investigación por ese delito. Para la Justicia llevaba en su carry on objetos que cualquier persona que viaja a Miami puede traer.

Cómo sigue la investigación

En línea con el pedido de la fiscalía, Villena negó la excarcelación y ordenó la formación del incidente de prisión domiciliaria. Ahora, el juez Villena analiza las pruebas recolectadas en el expediente, principalmente los resultados finales de los peritajes de los celulares, y espera algunas diligencias.

La Policía de Seguridad Aeroportuaria, al momento de detener a la azafata Daniela Carbone.La Policía de Seguridad Aeroportuaria, al momento de detener a la azafata Daniela Carbone.

El límite que tiene el juez para definir si Carbone es procesada o no en la causa y si sigue en prisión es el lunes 12 de junio, cuando se cumplan los diez días hábiles desde el día después de la declaración indagatoria de la acusada. Entonces debe decidir si dicta el auto de procesamiento y, en tal caso, si lo acompaña de una prisión preventiva (en caso de que evalúe la existencia de riesgo de fuga o entorpecimiento de la investigación) o no (queda en libertad hasta que se inicie el juicio), el sobreseimiento o la falta mérito (cuando no hay elementos suficientes).

El incidente de prisión domiciliaria debe resolverse en los próximos días. Todavía no se realizaron los informes socioambientales, no hay un certificado de domicilio ni una persona que se haga responsable. Entre los requisitos que se necesitan para otorgarle este beneficio se enumera tener un domicilio fijo y una persona responsable.

En cuanto a los peritajes psicológicos y psiquiátricos a Carbone, hasta ahora ni el juez los dispuso ni ninguna de las partes lo solicitó.

Daniela Carbone, la azafata acusada de ser la autora de las amenazas de bomba que demoraron un vuelo de Aerolíneas Argentina.Daniela Carbone, la azafata acusada de ser la autora de las amenazas de bomba que demoraron un vuelo de Aerolíneas Argentina.

La semana que viene el juzgado federal N° 2 de Lomas de Zamora será subrogado por Ernesto Kreplak y durante esos días él estará a cargo de la causa, en lugar de Villena.

La medida de Aerolíneas Argentinas

La azafata está acusada de ser la autora de la amenaza que recibieron tanto el comandante de a bordo en su celular personal, como otros integrantes de la empresa. La llamada puso en alerta a la seguridad del aeropuerto, que implementó un operativo que demoró más de siete horas la salida del vuelo AR1304 y generó complicaciones a los 270 pasajeros que viajaban en la aeronave. Además, según consta en la causa, la compañía aérea tuvo que afrontar gastos por más de 1.200.000 dólares a raíz del episodio.

Cómo fue la amenaza

La amenaza de bomba en el avión fue el domingo 21 de mayo antes de la partida del Airbus A330 con destino a Miami, prevista para las 7.35.

De acuerdo con fuentes vinculadas con la investigación, la amenaza consistió en un audio que decía: “Decile al capitancito que le pusimos tres bombas en el Miami. Que se deje de joder con la política y chequee el avión porque van a volar en mil pedazos”.

La voz fue distorsionada, pero los investigadores pudieron establecer primero que se trataba de una mujer y, luego, identificar el origen de la comunicación, lo que llevó a la detención de la azafata el domingo 28 de mayo cuando llegó a Ezeiza en otro vuelo que venía de Miami. De la investigación surge que Carbone habría hecho la amenaza en medio de un ataque de celos al enterarse que su ex, también tripulante que cortó hace poco con ella, estaba a bordo de ese avión con su nueva pareja, una compañera de trabajo que iba como pasajera para pasar unos días juntos en Miami.

Seguir leyendo

ADT

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados