Connect with us

Salud

“Me tiembla el párpado”: por qué se dispararon las consultas por mioquimia y qué riesgos puede tener

Los oftalmólogos coinciden en que es una causa de consulta cada vez más frecuente. En qué casos es motivo de preocupación.

Es intermitente. Dura apenas segundos. Es raro que dure un minuto. El síntoma puede aparecer 2 o 3 días seguidos. Y se va en un abrir y cerrar de ojos como para llegar a asustar demasiado.

Pero en las consultas oftalmológicas cada vez se escucha más: “Me tiembla el párpado” o “Me titila el ojo”Pasa hasta en las guardias.

“Se está viendo más. Antes era muy de vez en cuando. Me pasó que lleguen dos en una noche por esto“, cuenta la jefa de residentes de Oftalmología del Hospital Austral.

“Hace cuatro años venían a la guardia asustados, porque no entendían qué tenían, y no era tan frecuente. Ahora casi todos los días en el consultorio, sin que les importe mucho la situación, te comentan que les late el párpado”, dice uno de sus residentes.

Mioquimias es el nombre técnico de estos “sorpresivos” espasmos de párpado. Las contracciones musculares se dan más en el inferior que en el móvil, casi siempre sucede en un solo ojo, y muy pocas veces escapan de ser algo totalmente benigno.

El estrés, tomar demasiado café, el consumo de alcohol, la falta de sueño reparador y el uso excesivo de pantallas son las causas que están haciendo temblar los párpados en Argentina.

“En el 99% de los casos de estas contracciones rápidas, involuntarias y repetitivas, no se encuentra nada”, explica a Clarín Rodolfo Vigo, jefe de Oftalmología de ese hospital de Pilar.

"Me titila el ojo", es una de las consultas que se escuchan cada vez más frecuencia en las consultas oftalmológicas. Foto Shutterstock“Me titila el ojo”, es una de las consultas que se escuchan cada vez más frecuencia en las consultas oftalmológicas. Foto Shutterstock

“Cuando persisten, son siempre en el mismo lugar y también se contrae el labio o si el temblor el bilateral, ya no es algo benigno. Derivamos a un especialista en Neurología”, aclara Vigo sobre el 1% restante.

Sí, son muy distintos y poco habituales los blefaroespasmos o hemiespasmo facial, “que pueden hacer que el ojo se cierre, o casi y luego vuelva a abrirse, afectando la funcionalidad visual. Atendemos a muchos camioneros que les pasa, los tratamos con botox, para inmovilizar y evitar esa acción repetitiva en el párpado y el efecto les dura cuatro meses”.

Si se corren todas estas excepcionalidades, la mayor prevalencia en las consultas que tengan que ver con algo que suceda en el párpado, sobre todo en personas adultas, es por esos temblores o latidos que no son graves.

“No tengo un estudio estadístico, pero sí es probable que estén mencionando ese síntoma más seguido“, coincide Nicolás Fernández Meijide, jefe de Córnea y Cirugía Refractiva del Hospital Italiano. Pero esto, dice, tiene la menor relevancia para la salud ocular: “Es más molesto para la persona que para el ojo”.

La exposición a las pantallas puede ser una de las razones de los latidos en los ojos. Foto Getty ImagesLa exposición a las pantallas puede ser una de las razones de los latidos en los ojos. Foto Getty Images

​¿Por qué tiembla sólo un párpado? Porque la contracción se produce en el músculo que está alrededor del ojo. No en el nervio que controla el reflejo de parpadear, que envía el mismo mensaje a ambos ojos simultáneamente.

Hay casos en los que los espasmos pueden durar horas y hasta semanas. Pero, de nuevo, son aislados frente a la mayoría que, como cuenta Vigo, “lo sintió o siente alguna que otra vez”. Otro punto de alerta para ir a la consulta es que el ojo que parpadea se ponga rojo, arenoso o duela.

Los expertos en oftalmología consultados por Clarín no pueden asegurar que sea un efecto ligado directamente a la pandemia ni a la pospandemia, pero no dudan de que la situación de crisis sostenida del país suba el estrés -recordar también el consumo de cafeína, el mal sueño, el uso de pantallas y el alcohol- y provoque este parpadeo.

¿Qué hacer para que el párpado no tiemble?

“Primero, relajarse. Después, reducir la cafeína, también el mate, no fumar, tomar menos alcohol. También es recomendable hidratarse los ojos con gotitas, sobre todo si se usa la computadora o el celular, porque al parpadear menos ese ojo se seca. El parpadeo es como un parabrisas que lleva la lágrima a todo el ojo“, detalla Vigo, que también es especialista en cirugía plástica de párpados, órbita y vías lagrimales.

El ojo seco es otro posible factor que predispone a las mioquimias. También puede pasar por una irritación ocular por el uso de lentes de contacto. Pero, si hay que enumerar causas, la primera es el estrés. La segunda es la falta de descanso y la tercera es el café (que, si son más de dos pocillos al día, provoca que los músculos se tensen).

“Cuando preguntan por esto y está todo bien después del control, propongo a los pacientes que hagan yoga, meditación, una actividad que no exija a los ojos y permita bajar el ritmo“, dice el médico.

Más allá de que las mioquimias no revisten mayor riesgo y no requieren en sí un tratamiento, toda afección ocular es más evitable si se cumple con la consulta oftalmológica anual.

“Salvo los pacientes con patologías ya diagnosticadas o quienes tienen diabetes y requieren un control más exhaustivo por ser los ojos un órgano muy sensible en ese caso, ir al oftalmólogo una vez al año está perfecto. Y cuando vengan, aunque sea para hacerse anteojos nuevos, está muy bien que nos cuenten si tienen cualquier síntoma“, cierra.

Seguir leyendo

ADT

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados