Connect with us

Economia

Tarjeta de crédito: cómo dar de baja un débito automático

  • Es un derecho de todos los consumidores de productos o servicios financieros.
  • Cuáles son las ventajas y desventajas y el paso a paso del trámite online.

Muchos de los usuarios de bancos eligen el débito automático para el pago de impuestos, servicios, las cuotas del colegio y el gimnasio, entre otros. Entre sus ventajas se destaca la comodidad de no tener que recordar todos los meses las fechas de vencimientos de las boletas que se deben pagar.

De esta manera, el usuario se asegura el cumplimiento de sus obligaciones de pago y evita que le cobren intereses por pagos fuera de término. Además, no hay costo adicional por el servicio.

No obstante, también existen algunas consideraciones a tener en cuenta como el de estar siempre atento a los movimientos de la cuenta para llevar un control de lo que te están debitando.

¿Qué es un stop debit o dar de baja un débito automático de un servicio?

El stop debit consiste en detener la opción del débito automático del pago de un servicio o tarjeta de crédito.

El stop debit es un derecho otorgado a todos los consumidores de productos o servicios financieros y está establecido dentro de la comunicación A 6148 (06.01.17) del Banco Central. Es una manera de ejecutar el derecho de retracto que figura en el estatuto del Consumidor.

Los usuarios de bancos eligen el débito automático para pagar por su practicidad. Foto: ArchivoLos usuarios de bancos eligen el débito automático para pagar por su practicidad. Foto: Archivo

En otras palabras, el stop debit es una orden de “no pagar” que el cliente envía a su banco. Sin embargo hay que saber cómo pedirlo y conocer que cada banco tiene distintos tiempos de aplicación. La ley autoriza a los clientes de entidades bancarias a ordenar a su banco o a la entidad emisora de la tarjeta de crédito, el stop debit o la desafectación, suspensión o baja de un servicio en el sistema de débito automático.

Débito automático: cuáles son las ventajas y desventajas

En primer lugar, el débito automático garantiza el orden de las finanzas. Al no tener que gestionar los pagos cada mes, se disminuye considerablemente la posibilidad de entrar en mora por incumplir con la fecha de vencimiento.

En ese sentido, es importante planificar los gastos generales de modo que se cuente con crédito disponible en la tarjeta. De no ser así, los pagos no se realizarán y se correrá el riesgo de pagar intereses por mora. En algunos casos, también puede significar la suspensión de los servicios.

Otra ventaja es que permite llevar un control de los gastos mensuales, ya que figuran todos en el mismo lugar. Es una forma de pago que da seguridad. Además, se evita el traslado de efectivo.

Una tercera ventaja es el ahorro de tiempo. Al ser automático, no es necesario ocuparse de ello, recordar fechas, ni acercarse a lugares de pago o cajeros automáticos, con las filas y la demora que usualmente conllevan.

El débito automático disminuye la posibilidad de entrar en mora por incumplir con la fecha de vencimiento. Foto: Martín BonettoEl débito automático disminuye la posibilidad de entrar en mora por incumplir con la fecha de vencimiento. Foto: Martín Bonetto

Sin embargo, el débito automático también tiene algunas desventajas. Por ejemplo, desde Naranja X advierten que si no hay suficiente saldo en la cuenta al momento de realizar el débito, el pago no se efectuará y podrían generarse intereses de mora, o incluso la suspensión del servicio.

Además, si no se revisan las facturas, podría haber errores en los montos cobrados, y si no te diste cuenta, puede ser demasiado tarde.

Entonces, ¿conviene o no? Si sos de los que prioriza la comodidad, la respuesta es sí. Simplemente no deberías dejarlo librado al azar y revisar regularmente el resumen de la tarjeta o tus movimientos en el homebanking.

Esta práctica no solo sirve para detectar errores, sino también para advertir aumentos de precios y tenerlos en cuenta en la planificación y presupuesto.

Tarjeta de crédito: cómo dar de baja un débito automático

Uno de los casos más usados es cuándo se cancela alguna suscripción a algún servicio y éste se sigue cobrando. En lugar de depender de la empresa para que cancele los débitos automáticos, se puede optar por hacer un stop debit.

En caso de querer dar de baja un débito automático de la tarjeta de crédito, hay dos opciones. La primera es gestionarlo directamente con la empresa prestadora del servicio. La segunda opción es contactarse con compañía de la marca de la tarjeta (Visa, MasterCard, American Express) y solicitarlo.

A modo de ejemplo, a continuación hay un detalle de cómo dar de baja el débito automático de un servicio que está adherido a una tarjeta de crédito de la empresa Visa:

  1. Para dar de baja un débito automático hay que ingresar a Visa Home con DNIusuario y contraseña.
  2. Lo primero es chequear los débitos automáticos. Para ello hay que ir a “Consultar”, luego “Débitos Automáticos” y de ahí a “Detalle de Débitos Automáticos”.
  3. Es conveniente anotar el nombre del establecimiento y en número que figura a su derecha.
  4. Una vez que ya se cuenta con la información se puede realizar la baja del débito automático. Ir a “Servicios”, luego a “Centro de Atención”, de ahí a “Tema” y a “Débitos Automáticos”; “Sub Tema”, “Baja o stop debit”.
  5. Finalmente para dar de baja el débito automático se necesitará la información que se anotó en el punto 3.

LN

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados