Connect with us

Ciencia

Inventaron cubitos de hielo de gelatina que no se derriten, son reutilizables y revolucionarían el medio ambiente

Publicado

on

No tienen plásticos, son compostables y antimocrobianos. Qué impacto podrían tener en mejorar la vida diaria.

Investigadores de la Universidad de California, Davis, han desarrollado un nuevo tipo de “cubitos de hielo de gelatina” sin plástico que no se derriten, son compostables y antimicrobianos. Para sus inventores, este sistema de enfriamiento podría revolucionar la forma en que los alimentos se mantienen fríos y se envían frescos sin depender del hielo o de los paquetes de enfriamiento tradicionales.

Cuando el hielo se derrite, no es reutilizable“, dijo en un comunicado Gang Sun, profesor del Departamento de Ingeniería Biológica y Agrícola. “Pensamos que podríamos hacer un llamado hielo sólido para que sirviera como medio de enfriamiento y fuera reutilizable”.

Estos cubitos de enfriamiento contienen más del 90% de agua y otros componentes para retener y estabilizar la estructura. Son suaves al tacto como un postre de gelatina y cambian de color según la temperatura.

Luxing Wang, una de las expertas que trabaja en el proyecto, cree que el nuevo descubrimiento puede cambiar la forma que que se refrigeran muchos alimentos.Luxing Wang, una de las expertas que trabaja en el proyecto, cree que el nuevo descubrimiento puede cambiar la forma que que se refrigeran muchos alimentos.

Se pueden diseñar o cortar en cualquier forma y tamaño necesarios, dijo Jiahan Zou, que trabajó en el proyecto los últimos dos años.

“Se puede usar durante 13 horas para enfriarlo, recogerlo, enjuagarlo con agua y ponerlo en el congelador para volver a congelarlo para el próximo uso”, agregó Sun. En julio se presentó una patente para el diseño y el concepto. Los investigadores esperan utilizar eventualmente residuos agrícolas reciclados o subproductos como material refrigerante.

“Queremos asegurarnos de que esto sea sostenible“, dijo Luxin Wang, profesora asociada del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Los investigadores comenzaron a trabajar en los cubos de refrigerante después de que Wang vio la cantidad de hielo que se usaba en las plantas de procesamiento de pescado y la contaminación cruzada que el agua de deshielo podría esparcirse entre los productos o por el desagüe.

La diferencia entre el derretimiento de los cubos de agua comunes y los de gelatina.La diferencia entre el derretimiento de los cubos de agua comunes y los de gelatina.

“La cantidad de hielo utilizada por estos sitios de procesamiento de pescado es enorme”, dijo Wang. “Necesitamos controlar los patógenos”, afirmó. Sun también llama la atención sobre el moho que se encuentra en las bolsas de hielo de plástico que se usan con los almuerzos escolares para los niños y que se encuentran con frecuencia en los paquetes de envío.

Las primeras pruebas han demostrado que estos cubitos pueden soportar hasta 10 kilos sin perder su forma. Se pueden reutilizar una docena de veces, solo un lavado rápido con agua o blanqueador diluido, y luego desecharse en la basura o con los desechos del jardín.

Luxin Wang observa uno de los cubos de hielo de gelatina.Luxin Wang observa uno de los cubos de hielo de gelatina.

Los cubitos de gelatina ofrecen una alternativa al hielo tradicional y podrían reducir potencialmente el consumo de agua y el impacto ambiental. También ofrecen temperaturas estables para reducir el deterioro de los alimentos y podrían ser ideales para empresas de preparación de comidas, empresas de transporte marítimo y productores de alimentos que necesitan mantener los artículos fríos. La aplicación podría reducir potencialmente el consumo de agua en la cadena de suministro de alimentos y el desperdicio de alimentos al controlar la contaminación microbiana.

La investigación se publicó en la revista Sustainable Chemistry & Engineering de la American Chemical Society.

Total Page Visits: 34 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Ciencia

Por qué algunos expertos dicen que es prematuro ‘gripalizar’ al COVID-19

Publicado

on

Por

Algunos países como España y el Reino Unido han llamado a considerar el coronavirus como una enfermedad endémica, una posición que varios especialistas consideran precipitada

Desde el comienzo de la pandemia por COVID-19, los expertos en virología aseguran que el destino ineludible del SARS-CoV-2 es terminar convirtiéndose en un virus endémico de los tantos que circulan entre los seres humanos.

La pregunta del millón es cuándo ocurrirá eso. Y mientras algunos ven en el avance sin freno de la variante Ómicron una señal de que el virus se está volviendo más débil, para otros es prematuro aún hablar del fin de la pandemia.

En este contexto, la semana pasada, el presidente del gobierno español Pedro Sánchez había afirmado en una rueda de prensa que el Ejecutivo de ese país lleva semanas trabajando en un plan para tratar al COVID-19 como una “enfermedad endémica”, y similar a la gripe, dada la baja mortalidad actual, situada en un 1% frente a las tasas del 13% registradas al inicio de la pandemia.

La divulgadora científica española Deborah García Bello, autora del reconocido blog Dimetilsulfuro, repudió este posicionamiento de Sánchez -similar al de Boris Johnson en el Reino Unido– y explicó que el COVID-19 “no es ni endémico ni estacional, así que de momento no es comparable a la gripe”.

“El COVID-19 es una pandemia. La incidencia está disparada, lo que está tensionando los sistemas de salud. Con este panorama hablar de ‘gripalizar’ al COVID-19 es una frivolidad, es una forma de banalizar la pandemia y de banalizar la gripe. Es algo que responde más a un deseo que a la evidencia científica”, aseveró García en un artículo publicado por la cadena de televisión La Sexta, donde remarcó varias ideas para explicar la actual realidad del coronavirus en el mundo: advirtió que “no se sabe si la pandemia terminará con la variante Ómicron”, que considerar endémica a una enfermedad no significa que sea menos letal o virulenta que una enfermedad pandémica, que la gripe no es una enfermedad menor y mata a miles de personas cada año, que “no es buena idea propiciar que todos se contagien” y que el COVID-19 no dejará de ser una pandemia hasta que no haya una vacunación global.

Foto ilustrativa de un niño de 9 años siendo vacunado contra el COVID-19 en San Pablo, Brasil  (REUTERS/Carla Carniel)Foto ilustrativa de un niño de 9 años siendo vacunado contra el COVID-19 en San Pablo, Brasil (REUTERS/Carla Carniel)

¿Qué significa que una enfermedad sea endémica? Según define la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, una enfermedad es “endémica” cuando “siempre se presenta en una población dentro de un área geográfica”. Por ejemplo, dice que la malaria es una enfermedad endémica en partes del sur de África, del desierto del Sáhara. La Real Academia Española, en tanto, señala que se trata de una “enfermedad que reina habitualmente, o en épocas fijas, en un país o comarca”.

Con una incidencia tan alta el virus tiene más oportunidades de mutar, así que no se puede descartar que en el futuro puedan surgir nuevas variantes capaces de eludir la inmunidad, ya sea proporcionada por vacunas o por infecciones previas con otras variantes. Para estudiar esto se está comparando la evolución de este coronavirus con otros que sí son endémicos y estacionales, los que producen resfriados comunes”, agrega García Bello.

La autora, una de las divulgadoras científicas más renombradas de España, aclara: “Además, las personas infectadas pueden propagar el virus a todos los que les rodean, sin distinción, incluyendo a los más vulnerables, como personas con sistemas inmunitarios comprometidos que no responden igual a las vacunas. Así que, participar en la fiesta de contagios no es una decisión responsable, ya que afecta a la salud y a la libertad de otras personas que no han tomado la misma decisión y es posible que tengan un nivel de riesgo más alto que los que se han prestado a ello. Hay más razones por las que la barra libre de contagios es una mala idea. Una muy importante es colapsar el sistema sanitario. Un contagio masivo por COVID-19 disparará el gasto sanitario, precipitará la escasez de tratamientos y dejará sin asistencia a miles de personas, tanto infectados por coronavirus como quienes sufren otras enfermedades, retrasando diagnósticos, operaciones, tratamientos… Además, si coincide en el tiempo con la epidemia estacional de gripe, esto provocará una crisis sanitaria épica”.

Además, explica que “gripalizar” el COVID-19 provocaría que se dejaran de contabilizar los casos tal como ocurre ahora en España y otras partes del mundo. “Implicaría no llevar una cuenta de los casos ni controlar los contagios. Solo se contabilizarían los casos graves que necesitan de ingreso hospitalario y, por supuesto, las defunciones causadas por el virus. Es decir, tratar a la COVID-19 como si ya fuese una enfermedad endémica y estacional. Esto podría aliviar la avalancha informativa, pero no aliviará la avalancha de casos que de verdad están sucediendo en la actualidad”.

De momento el aislamiento de las personas infecciosas sigue siendo necesario para evitar la propagación del virus y para proteger a los más vulnerables, y para eso es necesario hacer un seguimiento caso a caso. Es algo que las autoridades sanitarias abogan por mantener”, manifestó García Bello.

Ante las disyuntivas que presenta la actual pandemia, el coordinador del Servicio de Epidemiología Molecular de FISABIO, el investigador Fernando González-Candelas, catedrático de Genética de la Universidad de Valencia y especialista en genética de poblaciones y evolución de microorganismos, quien resalta que el término endémico “es lo mismo que pandémico pero restringido a una población concreta”.

En una entrevista con Infosalus, el experto señaló que “al decir que el virus es pandémico es porque es endémico en casi todo el mundo, y a esto se le llama pandemia”. Según él, en estos momentos el virus es endémico en casi todos los países del mundo porque en prácticamente todos los países del mundo hay circulación del SARS-CoV-2.

“No podemos decir que no vaya a cambiar más veces y no sabemos en qué sentido, si aumentando la transmisión o bien la gravedad de las infecciones o cómo”, sostienen especialistas (Efe) 
“No podemos decir que no vaya a cambiar más veces y no sabemos en qué sentido, si aumentando la transmisión o bien la gravedad de las infecciones o cómo”, sostienen especialistas (Efe)

Eso sí, González-Candelas precisó que en muchas ocasiones se interpreta que un virus es endémico diciendo que “es un virus que ya está aquí” y es como el de la gripe o el del resfriado común o cualquier otro que tenemos habitualmente infectando en nuestra población: “En este sentido es endémico porque no nos hemos librado de él y se transmite casi con libertad”.

Además, advirtió sobre un posible cambio de estrategia en el tratamiento de la enfermedad puesto que, según insiste este especialista, no sé sabe cómo se va a comportar el virus en el futuro. “No podemos decir que no vaya a cambiar más veces y no sabemos en qué sentido, si aumentando la transmisión o bien la gravedad de las infecciones o cómo”, consideró.

Por eso, este experto en genética de poblaciones y evolución de microorganismos reitera en que hay que tener “mucho cuidado” con el empleo que se haga del término “endémico” porque “se malinterpreta mucho”. El investigador de FISABIO cree además que, tal y como está la situación sanitaria en la actualidad, parece que habrá coronavirus “para mucho tiempo, una opinión que aplica estrictamente la definición de endémico”.

Por su parte, en otra entrevista con Infosalus, la doctora Esther Calvo, profesora del Grado en Medicina de UIC Barcelona, y responsable de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y directora del ámbito de asistencia médica del Hospital Universitario Mútua de Terrassa considera que es “prematura” la afirmación del presidente del Gobierno español sobre que el COVID sea una enfermedad endémica, tal y como lo es la gripe.

“El concepto de pandemia implica que se da en todo el mundo una enfermedad y con una intensidad desaforada. Una enfermedad endémica mundial es la gripe, pero la intensidad, el número de afectados es otro nivel. La diferencia entre pandemia y endemia es la intensidad o número de afectados, y todavía estamos en niveles muy altos de afectados”, sostuvo.

Hablar de endemia o epidemia o pandemia depende de la cantidad de pacientes que sufren la enfermedad (Reuters) Hablar de endemia o epidemia o pandemia depende de la cantidad de pacientes que sufren la enfermedad (Reuters)

Recuerda que la mayor parte de los virus respiratorios tienen una estacionalidad anual, como el virus respiratorio sincitial o VRS cuyo mayor número de casos se concentra entre los meses de noviembre y de diciembre (a veces hasta febrero); con la gripe entre diciembre y marzo; y con otros coronavirus entre medio.

“Hay una estacionalidad y luego una intensidad en el número de infectados. Hablar de endemia o epidemia o pandemia depende de la cantidad de pacientes que sufren la enfermedad -agregó la experta en Enfermedades Infecciosas-. La cantidad de infectados por COVID-19 es 10 veces superior a lo que se ve en los peores inviernos de gripe, lo que no hay acordeón sanitario para poder encajar este esfuerzo de atención a estos pacientes”.

Por eso, reiteró que la afirmación de Pedro Sánchez es “prematura”, y no podrá ser considerada una enfermedad endémica la infección por SARS-CoV-2 hasta que no sea una epidemia anual: “De momento vemos olas de una gran intensidad, que se producen cada dos o tres meses, y que esta no es simplemente una patología leve en la comunidad que se podría tratar de forma ambulatoria, si no que es colapso del sistema hospitalario”.

Según cita, en estos momentos el 20% de las camas de hospitalización en la mayor parte de hospitales catalanes están dedicadas a pacientes COVID. “Esto es una ola pandémica de calibre muy grande, aunque el 98% forma de la población tendrá una forma de enfermedad leve, banal, sin requerir hospitalización, pero el 1% de la población general es mucho en números absolutos”, sostuvo la doctora Calvo.

La profesora de UIC incide en que habrá que esperar a ver si después de esta ola surgen nuevas variantes del virus, cómo serán estas si aparecen, o cómo se comportará el SARS-CoV-2, en definitiva, en los próximos meses, que ya ha dado al mundo más de una sorpresa.

La gripe es una enfermedad anual, que en el peor de los momentos tiene tasas de 400 por 100.000 habitantes, y en el COVID-19 estamos en 3.000 infectados por cada 100.000 habitantes; es decir, es 10 veces superior en cuanto a número de infectados. Pero, es verdad que en estos momentos la COVID tiene una mortalidad muy inferior a la gripe, y una tasa de hospitalización inferior, pero en números absolutos son muchísimos más pacientes de los que habitualmente llegan a los hospitales con gripe. Con lo que una estrategia de gripalización sí, pero en el futuro, ahora es prematuro”, sentenció la especialista de Mútua Terrassa.

Para la OMS, “aún no es momento” de declarar el fin de la pandemia

"La endemia asume cierta estabilidad de circulación del virus a unos niveles predecibles y unas olas de transmisión epidémica conocidas y predecibles, pero, lo que vemos en este momento, entrando en 2022, no se acerca en absoluto a eso" (Reuters) “La endemia asume cierta estabilidad de circulación del virus a unos niveles predecibles y unas olas de transmisión epidémica conocidas y predecibles, pero, lo que vemos en este momento, entrando en 2022, no se acerca en absoluto a eso” (Reuters)

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya se posicionaron contra esta propuesta, no sólo de España sino también de otros países europeos, argumentando que, por el momento, “no se cumplen las condiciones para ello”.

“La endemia asume cierta estabilidad de circulación del virus a unos niveles predecibles y unas olas de transmisión epidémica conocidas y predecibles, pero, lo que vemos en este momento, entrando en 2022, no se acerca en absoluto a eso”, resaltó una portavoz del citado organismo internacional, al tiempo que recordó que “sigue habiendo una gran cantidad de incertidumbre”.

Además, en unas recientes declaraciones a Europa Press, el vicepresidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), el doctor Óscar Zurriaga censuró que se esté hablando del coronavirus SARS-CoV-2 como una endemia en este momento y como una enfermedad de tratamiento similar a la gripe.

“Es lo que todos quisiéramos. Pero en estos momentos el COVID-19 no es como el resto de enfermedades. Si se pretende decir que es como la gripe y ya está no es así. Es una pandemia y deberíamos seguir trabajando con esa vista. No estamos viendo lo mismo que en una temporada gripal estándar o incluso de las malas. No estamos viendo lo mismo no solo en casos sino también en términos de gravedad. En una temporada gripal mala podemos tener 1.500 fallecidos directos. En la COVID-19 no estamos viendo esos números, no estamos en esa situación todavía”, afirmó recientemente.

Y tras considerar que “se está hablando de endemia para no preocuparse de nada”, el especialista sentenció: “Es como si dijéramos que no nos preocupamos de la tuberculosis porque es endémica. Que sea endémica no significa que deje de ser un problema”.

Total Page Visits: 34 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Ciencia

Detectan un agujero negro que en lugar de comer estrellas, las fabrica

Publicado

on

Por

Fue detectado por el Hubble en la galaxia Henize 2-10, a 30 millones de años luz , en la constelación austral Pyxis.

A menudo retratados como monstruos destructivos que mantienen cautiva la luz, los agujeros negros también puede cumplir otras funciones en el orden del Universo, como reveló la reciente investigación del Telescopio Espacial Hubble de la NASA.

La noticia es que un agujero negro en el corazón de la galaxia enana Henize 2-10 está dando a luz estrellas en lugar de embucharlas. La hipótesis es que está contribuyendo a la tormenta de fuego de la formación de nuevas estrellas que tiene lugar en la galaxia.

La galaxia Henize 2-10 se encuentra a 30 millones de años luz de distancia, en la constelación austral Pyxis. Hace una década, provocó un debate entre los astrónomos sobre si las galaxias enanas albergaban agujeros negros proporcionales a los gigantes supermasivos que se encuentran en el corazón de las galaxias más grandes.

“A solo 30 millones de años luz de distancia, Henize 2-10 está lo suficientemente cerca como para que el Hubble pudiera capturar imágenes y evidencia espectroscópica de un flujo de salida de un agujero negro muy claramente. La sorpresa adicional fue que, en lugar de suprimir la formación de estrellas, el flujo de salida estaba provocando el nacimiento de nuevas estrellas”, dijo Zachary Schutte, estudiante graduado de Reines y autor principal del nuevo estudio.

Una extracción de la región central de la galaxia enana con estallido estelar Henize 2-10 traza un flujo de salida. Foto NASA, ESA, Zachary Schutte (XGI), Amy Reines (XGI).Una extracción de la región central de la galaxia enana con estallido estelar Henize 2-10 traza un flujo de salida. Foto NASA, ESA, Zachary Schutte (XGI), Amy Reines (XGI).

Este hallazgo tiene al pequeño Henize 2-10, que contiene solo una décima parte del número de estrellas que se encuentran en nuestra Vía Láctea, listo para desempeñar un papel importante en la resolución del misterio de dónde provienen los agujeros negros supermasivos.

“Desde el principio supe que algo inusual y especial estaba sucediendo en Henize 2-10 y ahora, el Hubble ha proporcionado una imagen muy clara de la conexión entre el agujero negro y una región vecina de formación estelar ubicada a 230 años luz del agujero negro”, dijo Amy Reines, quien es el investigador principal de las nuevas observaciones del Hubble, publicadas en la edición del 19 de enero de Nature.

Esa conexión es una salida de gas que se extiende por el espacio como un cordón umbilical hacia una brillante guardería estelar. La región ya albergaba un denso capullo de gas cuando llegó el flujo de baja velocidad.

Cúmulos de estrellas

La espectroscopia de Hubble muestra que el flujo de salida se movía a aproximadamente 1,6 millón de kilómetros por hora, que escupe el gas denso como una manguera de jardín golpeando un montón de tierra y extendiéndose. Los cúmulos de estrellas recién nacidas salpican el camino de la propagación del flujo de salida.

La galaxia Henize 2-10 se encuentra a 30 millones de años luz. Foto NASA.La galaxia Henize 2-10 se encuentra a 30 millones de años luz. Foto NASA.

Este es el efecto opuesto de lo que se ve en las galaxias más grandes, donde el material que cae hacia el agujero negro es arrastrado por los campos magnéticos circundantes, formando chorros de plasma que se mueven a una velocidad cercana a la de la luz.

Las nubes de gas atrapadas en el camino de los chorros se calentarían mucho más allá de su capacidad para enfriarse y formar estrellas. Pero con el agujero negro menos masivo en Henize 2-10 y su salida más suave, el gas se comprimió lo suficiente como para precipitar la formación de nuevas estrellas.

Desde su primer descubrimiento de emisiones distintivas de radio y rayos X en Henize 2-10, Reines pensó que probablemente provenían de un agujero negro masivo, pero no tan supermasivo como los que se ven en galaxias más grandes.

Sin embargo, otros astrónomos pensaron que era más probable que la radiación fuera emitida por un remanente de supernova, lo que sería un hecho familiar en una galaxia que está expulsando rápidamente estrellas masivas que explotan rápidamente.

Total Page Visits: 34 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

Ciencia

El coronavirus está en el aire: los 15 consejos de un experto en química ambiental para prevenirse en vacaciones

Publicado

on

Por

El científico español José Luis Jiménez, que investiga en EE.UU, sostiene que el COVID-19 es una “pandemia de interiores”. Qué hay que tener en cuenta para usar barbijos, mamparas, ventilación y filtros

Total Page Visits: 34 - Today Page Visits: 1
Seguir leyendo

ADT

Las mas vistas

Copyright © 2018 Malvinas Rock 90.7 Mhz | Todos los Derechos Reservados